Temas de salud

Mayo 2017

Cuide el sonido de su voz

Cómo prevenir y evitar los trastornos de la voz

Ilustración de un hombre bebiendo una botella de agua mientras hace una presentación.Ya sea al hablar por teléfono, charlar con compañeros de trabajo o incluso al divertirse en una noche de karaoke, su voz lo ayuda a conectarse con otros. Funciona como un reflejo de su personalidad, su estado de ánimo y su salud. Los expertos estiman que casi 18 millones de adultos estadounidenses tienen trastornos de la voz. Usted puede tomar medidas para mantener su voz sana y evitar problemas.

De muchas maneras, su voz es tan única como su huella digital. Se produce en la garganta mediante 2 bandas de tejido muscular llamadas cuerdas vocales (o pliegues vocales) que se encuentran en la parte superior de la tráquea. Las cuerdas vocales se encuentran en la laringe, llamada comúnmente caja de la voz.

Cuando usted habla, las cuerdas se juntan mientras el aire de los pulmones pasa a través de ellas. El aire que pasa a través de las cuerdas vocales las hace vibrar. Las vibraciones producen ondas sonoras que viajan a través de la garganta, la nariz y la boca. El tamaño y la forma de estas estructuras determinan el timbre, el volumen y el tono de su voz. Es por esto que la voz de cada persona suena tan diferente.

"La voz de cada persona le da un significado adicional a sus palabras", dice la Dra. Lana Shekim, experta en voz y habla de los NIH. Ya sea que esté feliz, decepcionado o afligido, su voz le ayuda a transmitir sus emociones a otras personas, con o sin palabras. Incluso antes de empezar a hablar, los bebés pueden hacer vocalizaciones de alegría o aflicción para comunicarse con las personas que los cuidan.

Las personas que dependen de sus voces para trabajar, como los maestros, los abogados, los cantantes y los políticos, corren riesgo de usar su voz más de lo que deberían. El uso excesivo y el mal uso de la voz, como gritar, animar a su equipo de deporte favorito o hablar por encima de ruidos de fondo fuertes puede forzar sus cuerdas vocales. Es mejor evitar estas actividades. Alguna vez posiblemente se haya despertado con una voz ronca luego de ir a un concierto o un evento deportivo. Aclararse la garganta con frecuencia; una garganta dolorida e irritada; un tono de voz más grave; o una súbita incapacidad para alcanzar las notas más agudas al cantar también son signos de una voz poco sana.

"Con frecuencia protegemos un instrumento musical, por ejemplo un violín, guardándolo con cuidado en una caja de madera cubierta con terciopelo suave", dice Shekim. "Pero no pensamos en proteger nuestra voz de la misma manera. Lo cierto es que podemos comprar un violín nuevo, pero no podemos comprarnos una nueva laringe".

Es importante identificar y evitar los comportamientos que podrían dañar nuestra voz. Por ejemplo, en vez de hablar fuerte cuando se dirige a grupo grande, considere utilizar un micrófono. Los días en que su voz suene rasposa o ronca, cuídesela tratando de no forzarla o utilizarla demasiado. Elija un restaurante tranquilo cuando se reúna a comer con amigos.

"Al momento de cuidar la salud de su voz, siempre recuerde que lo que es bueno para su bienestar es bueno para su voz", agrega Shekim. Beber abundante agua y utilizar menos la voz puede ayudar a aliviar la ronquera causada por el mal uso o el uso excesivo de la voz.

Si bien muchos trastornos de la voz pueden ser el resultado de un mal uso o del uso excesivo, otros trastornos pueden estar relacionados con una enfermedad. Los trastornos de la voz pueden ser el resultado de tumores en las cuerdas vocales, reflujo gastroesofágico, cáncer de cabeza o cuello, problemas neurológicos u otras causas.

Si cree que tiene un problema en la voz, hable con su proveedor de cuidados de la salud. Él/ella podría recomendare que vea a un especialista, como un otorrinolaringólogo (especialista en oídos, nariz y garganta) o un patólogo del habla y el lenguaje, para ayudar a diagnosticar y tratar los problemas en la voz.

Elecciones inteligentes

Manténgase hidratado para evitar problemas de la voz.

  • Beba de 6 a 8 vasos de agua por día. Esto ayuda a mantener humectadas y sanas las cuerdas vocales.
  • Limite la ingesta de cafeína o bebidas alcohólicas. Estas bebidas pueden deshidratar su cuerpo y hacer que las cuerdas vocales y la laringe se sequen.
  • No fume y evite el humo de segunda mano. Fumar cigarrillos puede irritar las cuerdas vocales
Actualizada en Junio de 2017