Recursos de salud
Pregunta a Carla

Estoy embarazada y me han diagnosticado diabetes gestacional. ¿Cómo puedo controlarla?

Durante el embarazo, algunas mujeres desarrollan niveles altos de azúcar en sangre. Esta afección se conoce como diabetes gestacional. La diabetes gestacional generalmente se desarrolla entre las semanas 24 y 28 del embarazo. Por lo general, desaparece después de dar a luz, pero puede afectar la salud de su bebé y aumentar el riesgo de contraer diabetes tipo 2 más adelante.

¿Cuáles son los signos y síntomas?

Para la mayoría de las mujeres, la diabetes gestacional no causa signos o síntomas notables. Algunas mujeres embarazadas notan signos sutiles de diabetes gestacional. Tener la boca seca, que puede ir de la mano con el aumento de la sed, y la micción más frecuente son posibles síntomas.

Los síntomas son similares a los de otras formas de diabetes y también son síntomas comunes en todas las mujeres embarazadas, por lo que los signos pueden pasarse por alto si algo está mal. Es por eso que su médico debe examinarla, generalmente entre las 24 y 28 semanas de embarazo.

Problemas de diabetes gestacional en el embarazo

El azúcar en sangre mal controlado en una mujer con diabetes gestacional puede ocasionar problemas tanto a la embarazada como al bebé, tales como un bebé de gran tamaño, con lo cual puede verse obligada a realizarse una cesárea, y presión arterial alta (conocida como preeclampsia).

La buena noticia es que puede tomar medidas para que usted y su bebé se mantengan saludables. A continuación, hay algunos consejos del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK) que puede tomar para ayudar a controlar la diabetes gestacional:

  1. Coma alimentos saludables
    Coma alimentos saludables y siga un plan de alimentación diseñado para personas con diabetes. Su equipo de atención médica la ayudará a crear un plan de alimentación saludable con opciones de alimentos que sean buenos para usted y su bebé. El plan la ayudará a saber qué alimentos comer, así como cuánto y cuándo comer. La elección de alimentos, las cantidades y el tiempo son importantes para mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de su rango objetivo.

  2. Haga ejercicio regularmente
    El ejercicio es otra forma de mantener el azúcar en sangre bajo control. Ayuda a equilibrar la ingesta de alimentos. Después de consultar con su médico, puede hacer ejercicio regularmente durante y después del embarazo. Haga al menos 30 minutos de actividad física de intensidad moderada al menos cinco días a la semana. Esto puede ser una actividad como caminar rápido, nadar o jugar activamente con sus hijos.

  3. Controle el nivel de azúcar en sangre con frecuencia
    Debido a que el embarazo hace que la necesidad de energía del cuerpo cambie, los niveles de azúcar en sangre pueden cambiar con mucha rapidez. Controle su nivel de azúcar en sangre con frecuencia, según las indicaciones de su médico.

  4. Tome insulina si es necesario
    Si seguir su plan de alimentación y estar físicamente activa no son suficiente para mantener sus niveles de glucosa en sangre dentro de su rango objetivo, es posible que necesite insulina. Si su médico le ordena insulina, tómela según las indicaciones para ayudar a mantener bajo control el azúcar en sangre.

Para obtener más información sobre el manejo de la diabetes gestacional, consulte los siguientes enlaces:

Información relativa

Leer más preguntas a Carla

Búsqueda de información de salud confiable

Con tanta información de salud disponible en el Internet, buscar respuestas en línea puede ser abrumador. Cada mes, Carla responderá a una pregunta frecuente y le proporcionará recursos que le ayudarán a navegar a través de la información de salud a su disposición en los NIH.

Leer más

Actualizada en Agosto de 2020