Temas de salud

Febrero de 2016

Centrarse en la fibromialgia

Una enfermedad dolorosa y desconcertante

Es probable que haya oído hablar de la fibromialgia pero que no sepa de qué se trata. La fibromialgia es una enfermedad caracterizada por dolor a largo plazo (crónico) que afecta a 5 millones o más de estadounidenses de 18 años o más. Por razones desconocidas, la mayoría de las personas diagnosticadas con fibromialgia son mujeres, si bien los hombres y los niños también pueden verse afectados. Las personas con determinados trastornos, como la artritis reumatoide o el lupus, también pueden desarrollar fibromialgia, lo que podría afectar el curso de su enfermedad y el tratamiento.

Ilustración de una mujer que luce cansada e infeliz tocándose las sienes.

La fibromialgia puede tener un fuerte impacto en la salud, el bienestar general y la calidad de vida. "Las personas con fibromialgia sufren un dolor diario fuerte, que se extiende por todo el cuerpo", dice la Dra. Leslie Crofford, investigadora apoyada por los NIH de la Universidad de Vanderbilt. "El dolor suele ir acompañado de una fatiga debilitante, sueño no reparador y problemas con el razonamiento y la memoria."   

Las personas con fibromialgia suelen consultar a varios médicos antes de recibir finalmente un diagnóstico. Los síntomas principales, dolor y fatiga, se superponen con los de muchas otras enfermedades, lo que puede complicar el diagnóstico.

"Para complicar las cosas aún más, no hay análisis de sangre o radiografías anormales en las personas con este trastorno", dice Crofford. Sin pruebas de diagnóstico específicas, algunos médicos pueden cuestionar si el dolor de un paciente es real. "Incluso los amigos, familiares y compañeros de trabajo pueden tener dificultad para entender los síntomas de la persona", dice Crofford.

Un médico familiarizado con la fibromialgia puede dar un diagnóstico a partir de los criterios establecidos por el Colegio Americano de Reumatología. Los síntomas para un diagnóstico incluyen antecedentes de dolor en zonas extendidas del cuerpo que dura más de 3 meses y otros síntomas como la fatiga. Para establecer el diagnóstico, los médicos tienen en cuenta la cantidad de áreas del cuerpo en las que el paciente sintió dolor en la última semana, y también deben descartar otras causas de enfermedad.

No se entienden por completo las causas de la fibromialgia. Hay muchos factores que pueden contribuir. "Sabemos que las personas con fibromialgia presentan cambios en la comunicación entre el cuerpo y el cerebro", dice Crofford. Estos cambios podrían llevar a que el cerebro interprete como dolorosas determinadas sensaciones que suelen no molestar a personas sin el trastorno.

Los investigadores descubrieron varios genes que podrían afectar el riesgo de una persona de desarrollar fibromialgia. Las situaciones estresantes de la vida también podrían tener un rol en su aparición.

La fibromialgia no es una enfermedad progresiva, por lo que no empeora con el tiempo y podría incluso mejorar. Nunca es mortal, y no dañará las articulaciones, los músculos o los órganos internos.

Los medicamentos podrían ayudar a mejorar algunos —pero no todos— los síntomas de la fibromialgia. "Los tratamientos farmacológicos por sí mismos no provocan la remisión o la cura de la fibromialgia", dice Crofford. "Hemos aprendido que el ejercicio podría ser igual de efectivo o más que los medicamentos. Además, las terapias como el tai chi, el yoga y la terapia cognitivo-conductual también pueden ayudar a reducir los síntomas".

Las personas con fibromialgia con frecuencia obtienen los mejores resultados cuanto el tratamiento incluye múltiples terapias. "Es sumamente importante que los proveedores de cuidados de la salud ayuden a los pacientes a entender la fibromialgia y les brinden información realista sobre los tratamientos, con énfasis en hacer ejercicios y realizar otras terapias físicas junto con el uso de los medicamentos", dice Crofford. 

Crofford y sus colegas están explorando si un tratamiento llamado estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS por sus siglas en inglés) puede ayudar a las personas con fibromialgia a ejercitarse con más comodidad y a reducir el dolor. Ella y otros equipos financiados por los NIH también están buscando marcadores de la fibromialgia en la sangre que luego podrían servir para desarrollar tratamientos más específicos y efectivos.

Referencias

Effect of transcutaneous electrical nerve stimulation on pain, function, and quality of life in fibromyalgia: a double-blind randomized clinical trial. Noehren B, Dailey DL, Rakel BA, et al. Phys Ther. 2015 Jan;95(1):129-40. doi: 10.2522/ptj.20140218. Epub 2014 Sep 11. PMID: 25212518.

New insights into the benefits of exercise for muscle health in patients with idiopathic inflammatory myositis. Alemo Munters L, Alexanderson H, Crofford LJ, Lundberg IE.Curr Rheumatol Rep. 2014 Jul;16(7):429. doi: 10.1007/s11926-014-0429-4. Review. PMID: 24879535.

Elecciones sabias

Cómo sentirse mejor si tiene fibromialgia

  • Duerma lo suficiente. Una buena noche de descanso puede ayudar a aliviar el dolor y la fatiga. Analice con su médico cualquier problema que tenga con el sueño.
  • Haga ejercicio. Las investigaciones han mostrado que el ejercicio regular es uno de los tratamientos más efectivos para la fibromialgia.
  • Pruebe un enfoque de salud complementario. Las técnicas como el tai chi, chi kung, yoga, masajes y acupuntura pueden ayudar a aliviar algunos síntomas.
  • Considere tomar medicamentos. Consulte a sus proveedores de cuidados de la salud sobre los medicamentos aprobados para tratar la fibromialgia.
Actualizada en Abril de 2017