Temas de salud

Diciembre de 2020

Comprensión del trastorno obsesivo-compulsivo

Ilustración de un hombre que se siente angustiado mientras se lava las manos

Es común preocuparse por cosas como los gérmenes o verificar dos veces que la estufa esté apagada. Sin embargo, para las personas con trastorno obsesivo compulsivo (TOC), estos pensamientos y comportamientos son tan graves que interfieren con la vida diaria.

El TOC es una afección de salud mental que causa pensamientos repetidos no deseados, llamados obsesiones. Esto puede desencadenar compulsiones: la necesidad de hacer cosas una y otra vez para lidiar con los pensamientos perturbadores. No es necesario tener ambos para tener TOC.

Muchas personas con TOC tienen miedo a los gérmenes o la contaminación. Esto puede llevar a pensamientos obsesivos acerca de que las cosas están "sucias". Algunas personas pueden sentir la necesidad de que las cosas sean simétricas o estén en perfecto orden. Las preocupaciones sobre el daño a usted mismo o a otros también son comunes. En algunos casos, estos pensamientos no deseados pueden ser violentos o perturbadores.

"Una obsesión es un pensamiento intrusivo y angustioso que, por lo general, niños o adultos con TOC son capaces de reconocer como un miedo que no tiene mucho sentido", explica la Dra. Kate Fitzgerald, experta en TOC de la Universidad de Michigan. "Pero estos pensamientos intrusivos tienden a causarles mucha ansiedad".

Las personas con TOC pueden desarrollar rituales destinados a aliviar su ansiedad a causa de los pensamientos. Esto podría involucrar comportamientos como lavarse las manos o limpiar en exceso, arreglar las cosas en un orden determinado o contar compulsivamente.

Muchos de nosotros somos un poco "obsesivos". Entonces, ¿cuándo es motivo de preocupación? La mayor señal es si estos pensamientos o hábitos dificultan su desempeño en su vida diaria, explica Fitzgerald.

Esto puede significar problemas con la familia, el trabajo o la escuela. Dedicar más de una hora al día a pensamientos o comportamientos puede indicar un problema. Vea el cuadro de Decisiones inteligentes para obtener más señales y síntomas.

Es posible que haya escuchado a alguien decir que tiene un “TOC” sobre la limpieza u organización. Pero el TOC es un trastorno debilitante.

“Esos términos simplemente están ahí fuera en la cultura popular sin reconocer que el verdadero TOC puede paralizar a las personas”, señala Fitzgerald. "Hay personas que no pueden trabajar, no pueden ir a la escuela, no pueden funcionar debido a la enfermedad".

Las personas generalmente desarrollan síntomas de TOC cuando son niños o adultos jóvenes. La mayoría de las personas son diagnosticadas alrededor de los 19 años. Sin embargo, la aparición del TOC en la niñez a menudo ocurre a los ocho o nueve años.

Los científicos no están seguros sobre la causa del TOC. Sin embargo, es probable que la genética desempeñe un papel. Las personas con un padre o un hermano con TOC tienen un mayor riesgo de desarrollar ellas mismas el trastorno.

El TOC generalmente se trata con medicamentos antidepresivos y psicoterapia. Una de las formas más comunes de psicoterapia para el TOC consiste en exponer a las personas a sus desencadenantes. Luego, los terapeutas ayudan a las personas a superar sus pensamientos o acciones compulsivas. Esta forma de terapia se llama prevención de exposición y respuesta.

Aunque la psicoterapia ayuda a muchas personas con TOC, no es eficaz para todos. Fitzgerald y su equipo están tratando de aprender más sobre el tipo de persona que responde a la psicoterapia. Sus estudios sugieren que las personas con ciertos patrones de actividad cerebral tienen más probabilidades de beneficiarse. Algún día, los escáneres cerebrales u otras pruebas podrían ayudar a que las personas con TOC reciban el mejor tratamiento.

Enlaces

Referencias

Información relativa

Obtenga más información

Elecciones sabias

¿Padezco un TOC?

Todo el mundo verifica dos veces las cosas en algunas ocasiones. Pero una persona con TOC generalmente padece lo siguiente:

  • No puede controlar sus pensamientos o comportamientos, incluso después de reconocer que son excesivos.
  • Dedica al menos una hora al día a estos pensamientos o comportamientos.
  • No siente placer al realizar los comportamientos o rituales, aunque pueden brindarle un breve alivio de la ansiedad.
  • Experimenta problemas importantes en su vida diaria debido a estos pensamientos o comportamientos.
Actualizada en Julio de 2021