Temas de salud

Diciembre 2014

Cuando le duele la espalda:

No permita que el dolor de espalda lo deje de espaldas

¿Le duele la espalda? Bienvenido al club. En cualquier período de 3 meses, aproximadamente 1 de cada 4 adultos estadounidenses tiene al menos un día de dolor de espalda, principalmente la zona lumbar.

Ilustración de los huesos de la columna.La espalda es una estructura complicada. Su centro es la espina dorsal, formada por 33 huesos llamados vértebras, apiladas en una columna. Los nervios de la médula espinal pasan por un túnel en el centro de estos huesos. Los discos esponjosos que hay entre las vértebras actúan como almohadillas. Los ligamentos y los tendones mantienen todo unido.

Hay muchas cosas que pueden andar mal en la columna. Un tirón en un músculo o un problema con un disco o un hueso pueden causar dolor. El dolor de espalda también puede aparecer debido a una fractura o un tumor. Muchas veces, sin embargo, es imposible saber por qué le duele la espalda.

“Rara vez encontramos la causa exacta", dice el Dr. Gunnar Andersson, cirujano ortopédico del Centro Médico de la Universidad Rush en Chicago. "Siempre y cuando continúe siendo solo dolor de espalda, en general no nos preocupa demasiado".

Su espalda cambia de manera natural a medida que envejece. Los discos se deterioran y podría desarrollar artritis en las articulaciones pequeñas de la espalda. Esos cambios podrían aparecer en una exploración por imágenes de resonancia magnética (MRI por sus siglas en inglés) u otras técnicas de imagenología. Pero esos cambios en la espalda también se observan en muchas personas que no sufren de dolor de espalda. Por lo tanto, es difícil saber si los cambios son, de hecho, la causa del dolor.

Las personas obesas tienen más probabilidad de sufrir dolor en la parte baja de la espalda, al igual que los fumadores. El dolor de espalda es más común en las personas que no se ejercitan mucho o en personas mayormente inactivas pero que hacen ejercicio de forma ocasional e intensa.

La buena noticia es que los dolores de espalda, en la mayoría de los casos, desaparecen por sí solos. Cuando se tiene un dolor de espalda nuevo, Andersson suele recomendar tomar analgésicos de venta libre y evitar las actividades que impliquen un esfuerzo para la espalda —levantar y transportar pesos, agacharse y doblarse hacia los costados. "Luego, espere a que el problema desaparezca, lo que en la mayoría de las personas ocurre en el transcurso de unas pocas semanas", dice.

Pero en algunas personas, el dolor continúa. Si le duele la espalda la mayor parte del tiempo durante más de 3 meses, usted tiene dolor de espalda crónico.

Cómo abordan los médicos el dolor crónico depende de la fuente del dolor. Algunos dolores de espalda crónicos requieren atención médica prolongada. Si el dolor se debe a una fractura o a un tumor, estos problemas se pueden tratar. La cirugía puede ayudar si el dolor es causado por una rotura (hernia) de disco u otros problemas como la estenosis espinal (estrechamiento de la columna vertebral, que ejerce presión sobre los nervios) o espondilolistesis degenerativa (cuando una vértebra se desliza encima de otra). Pero la cirugía no es la mejor opción para todos.

Para muchas personas, incluso el dolor crónico finalmente cede sin cirugía. Lo más importante, dice Andersson, es no permitir que el dolor tome el control. Las investigaciones han mostrado que los pacientes que permanecen activos se sienten mejor. Solo asegúrese de evitar las actividades que puedan forzar la espalda. "Es importante no sucumbir al dolor y tener miedo de moverse", dice Andersson. "Qué tipo de actividad realice no importa mucho, siempre y cuando permanezca activo". 

Referencia: The SPORT Value Compass: Do the Extra Costs of Undergoing Spine Surgery Produce Better Health Benefits?  Weinstein JN, Tosteson AN, Tosteson TD, Lurie JD, et al. Med Care. 2014 Dec;52(12):1055-63. doi: 10.1097/MLR.0000000000000250. PMID:25334052

Definiciones

Ortopédico - Relacionado con los huesos, las articulaciones y el movimiento del cuerpo.

Decisiones Inteligentes

Para una espalda más sana

  • Manténgase activo y con un peso saludable.
  • Haga estiramiento antes del ejercicio y de cualquier actividad física vigorosa.
  • No se encorve cuando esté de pie o sentado.
  • Asegúrese de que su superficie de trabajo esté a una altura cómoda para usted.
  • Utilice calzado cómodo, con taco bajo.
  • Si debe levantar algo pesado, no se incline; en cambio, mantenga la espalda derecha, doble las rodillas y levante el peso centrando el esfuerzo en las piernas y las caderas.
  • Hable con un profesional de la salud para asegurarse de que está consumiendo suficiente calcio y vitamina D.
  • No fume.
Actualizada en Diciembre de 2016