Temas de salud

Noviembre de 2021

¿Cuándo deben dejar de conducir los adultos mayores?

Ilustración de un adulto mayor bajándose de un autobús

Tal vez haya obtenido su licencia de conducir el día en que cumplió 16 años. Para cuando se jubile, es posible que haya conducido todos los días durante más de medio siglo. Pero, para algunas personas, llega un momento durante el proceso de envejecimiento en el cual conducir se vuelve peligroso.

“En general, los conductores mayores son seguros”, dice la Dra. Marian Betz, experta en envejecimiento saludable de la Universidad de Colorado, Anschutz Medical Campus. “Tienden a conducir más lentamente que los conductores jóvenes y tienen mucha experiencia”.

Pero algunos problemas de salud comunes de la edad pueden hacer que estar detrás del volante sea más peligroso. El dolor de articulaciones y la debilidad de los músculos pueden hacer que sea más difícil maniobrar o frenar de forma segura. Las enfermedades de la vista y algunas medicaciones pueden provocar problemas de visión. La pérdida de la audición puede mitigar el sonido de las bocinas o sirenas. Y los cambios cognitivo, incluso los leves, podrían afectar la toma de decisiones rápida detrás del volante.

La decisión de dejar de conducir puede ser un desafío emocional para los adultos mayores, dice Betz. “Muchas personas ven a sus autos como un símbolo de independencia. Abandonar el privilegio de conducir puede sentirse como una pérdida real”.

Las personas suelen depender de los autos para que los lleven y los traigan a las actividades que disfrutan o para ver a las personas que quieren. Por ello, dejar de conducir puede llevarlos al aislamiento. Es por eso que es importante tener un plan alternativo de transporte.

“No queremos que los adultos mayores se aíslen y se encierren”, dice Betz. “Queremos que las personas estén conectadas emocional y socialmente, así como también que puedan salir y ejercitarse”.

Sentirse desconectados puede hacer que su salud empeore. Algunos estudios demostraron que la soledad y el aislamiento social se relacionan con mayores riesgos de problemas de salud. Esto incluye las enfermedades cardíacas, la depresión y el deterioro cognitivo.

Hay muchas alternativas para transportarse además de conducir. Algunas áreas ofrecen servicios de autobús o taxis gratuitos o de bajo costo para adultos mayores. Algunas comunidades ofrecen el servicio de compartir el vehículo, o de hacer viajes programados a tiendas o al médico. Compartir el vehículo también puede ser una opción. La Agencia de Envejecimiento de su área local puede ayudarlo a encontrar estos servicios. Llame al 1-800-677-1116 o visite eldercare.acl.gov para obtener más información.

Betz y sus colegas actualmente están probando una herramienta en línea para ayudar a los adultos mayores y sus familias a tomar decisiones sobre conducir.

“No le vamos a decir a la gente ‘Tiene que parar’”, explica Betz. Pero desean que las personas se sientan cómodas y empoderadas cuando decidan dejar de conducir. “Eso hace que la decisión sea más fácil de tomar”, dice Betz.

En este último tiempo, también surgieron algunas opciones para realizar tareas sin salir de casa. La entrega a domicilio de las compras, las consultas de telemedicina y las horas de socializar en línea pueden reducir la necesidad de conducir todos los días.

Las opciones en línea no pueden, y no deben, reemplazar todo, dice Betz. “Pero algunas de estas cosas son buenas soluciones para que las personas reduzcan su necesidad de conducir”.

Si se está preguntando si es el momento de que usted o alguien más deje de conducir, consulte el recuadro Elecciones sabias para descubrirlo.

Enlaces

Referencias

Información relativa

Obtenga más información

Elecciones sabias

¿Es momento de dejar de conducir?

Si su respuesta a alguna de las preguntas a continuación es “Sí”, quizás sea momento de considerar la opción de dejar de conducir:

  • ¿Otros conductores suelen tocarle la bocina?
  • ¿Ha tenido accidentes, aunque hayan sido solo “raspones”?
  • ¿A veces se pierde, aún en calles que conoce?
  • ¿Le parece que aparecen autos o personas caminando de la nada?
  • ¿Se distrae mientras conduce?
  • ¿Alguien le dijo que le preocupaba que usted condujera?
  • ¿Le resulta difícil mantenerse en su carril?
  • ¿Le resulta difícil mover sus pies entre el acelerador y el freno o se los confunde?
Actualizada en Diciembre de 2021