Temas de salud

Enero 2015

Detección precoz del glaucoma para proteger la visión

El glaucoma es un grupo de enfermedades que dañan el nervio óptico del ojo, el cual transmite las señales visuales del ojo al cerebro. Si no se trata, el glaucoma puede provocar pérdida de la visión o ceguera. Pero muchas personas con glaucoma incipiente no tienen síntomas. Para el momento en que se los diagnostica, tal vez ya hayan observado cambios en la visión lateral o periférica.

"Los estudios muestran que al menos la mitad de las personas con glaucoma no sabe que tiene esta enfermedad ocular que podría causar ceguera", dice el Dr. Paul Sieving, director del Instituto Nacional del Ojo (NEI por sus siglas en inglés) de los NIH. "La buena noticia es que el glaucoma se puede detectar en las primeras etapas gracias a un examen completo del ojo con dilatación de la pupila".

Con la detección precoz, el glaucoma se puede controlar con medicamentos o cirugía. El tratamiento temprano puede proteger los ojos de una pérdida de visión grave.

Cualquiera puede tener glaucoma, pero algunas personas corren más riesgo. Los grupos de riesgo incluyen a los afroamericanos de 40 años o más; todas las personas mayores de 60 años, en especial los hispanos/latinos; y las personas con antecedentes familiares de la enfermedad.

Si corre más riesgo, asegúrese de hacerse un examen completo con dilatación de la pupila cada 1 a 2 años. Y aliente a sus familiares a que también lo hagan.

Para más información, consejos para encontrar un profesional de la salud ocular o asistencia financiera para el cuidado de los ojos, visite www.nei.nih.gov/glaucoma/espanol.

Actualizada en Julio de 2017