Temas de salud

Junio de 2010

Coma mejor y manténgase activo

Ilustración del sol rodeado de productos frescos, equipo de protección solar y personas que se divierten al aire libre.

La escuela terminó. El trabajo está más tranquilo. Y el clima más cálido ofrece muchas oportunidades nuevas para mejorar su salud: un montón de productos locales frescos y más opciones para actividades al aire libre. A continuación, le mostramos cómo aprovechar al máximo los meses de verano.

“Cuando hace buen tiempo, hay más oportunidades para salir al aire libre y divertirse con su familia e incorporar el ejercicio en la vida cotidiana”, señala la doctora Susan Yanovski, codirectora de la Oficina de Investigación de la Obesidad en el Instituto Nacional de la Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón de Institutos Nacionales de la Salud (NIH).

“El verano es un buen momento para salir y aumentar la actividad, si se hace de manera segura”, agrega la doctora Marie A. Bernard, subdirectora del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de NIH.

Las opciones son prácticamente infinitas. Puede tomar paseos nocturnos por el vecindario. Puede inscribir a los niños en programas deportivos en la comunidad local o en un centro de recreación. Puede ir a nadar con su familia, andar en bicicleta o caminar por el parque. Puede organizar un partido de softball o fútbol familiar.

Solo asegúrese de hacerlo con un poco de precaución. El calor es el mayor peligro en los meses de verano. Estar caliente por mucho tiempo puede causar muchas enfermedades, algunas de las cuales pueden ser mortales. Las personas mayores corren un riesgo particularmente alto de hipertermia, ya que la capacidad del cuerpo para responder al calor del verano puede volverse menos eficiente con los años.

Esté atento a los signos de advertencia de hipertermia, que incluyen dolor de cabeza, náuseas, mareos, espasmos musculares y fatiga. Si sospecha que alguien padece hipertermia, retire a esa persona del sol y colóquela en un lugar fresco. Ofrézcale líquidos, preferiblemente agua. Inste a la persona a acostarse y descansar en el lugar más fresco que encuentre. Aliente a la persona a ducharse, bañarse, o aplicarse una esponja con agua fría.

Los golpes de calor son una forma especialmente peligrosa de hipertermia. Pueden ser mortales, por lo que en caso de experimentar uno, debe obtener ayuda médica de inmediato. Una persona con golpe de calor tiene una temperatura corporal superior a los 104° F y síntomas tales como confusión, combatividad, comportamiento extraño, desmayo, tambaleo, aumento del pulso, piel enrojecida, falta de sudoración o incluso un coma.

Para evitar la hipertermia, evite hacer ejercicio o realizar muchas actividades extenuantes al calor del mediodía. Y asegúrese de beber muchos líquidos.

Otro peligro proviene del sol de verano. “Es una época del año en la que la intensidad del sol es mayor”, señala Anne M. Hartman del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) del NIH. La exposición a los rayos ultravioletas (UV) (rayos invisibles que son parte de la energía que proviene del sol y fuentes artificiales como las lámparas solares y las camas de bronceado) está fuertemente asociada con el cáncer de piel.

“Se diagnostican más de 1 millón de casos nuevos de cáncer de piel en los EE. UU. cada año, lo que supera por lo menos a los cinco cánceres principales del sistema corporal combinados, y posiblemente a todos los demás cánceres combinados”, advierte Hartman. “Tanto los rayos UVB, que penetran en la piel, como los rayos UVA, que penetran con mayor profundidad a través de las dos capas de la piel, e incluso un poco más allá, causan diversos tipos de daños en la piel y los ojos, incluido el cáncer de piel”.

Para protegerse de los rayos UV, el doctor Frank Perna de NCI recomienda lo siguiente: “póngase una camisa, use protector solar, colóquese un sombrero y no se olvide de las gafas de sol”.

Póngase ropa protectora. Elija camisas con mangas largas y pantalones largos para proteger su cuerpo del sol tanto como sea posible. Muchas telas modernas son ligeras y transpirables y protegen la piel del sol. “Una buena regla es que si puede ver a través de la ropa, los rayos UV pueden atravesarla y no le proporcionará una protección óptima”, observa Perna. Algunas prendas ahora están marcadas con un “Factor de protección ultravioleta” o “UPF”. El UPF mide la cantidad de radiación UV que puede penetrar a través de la tela. Por ejemplo, un UPF de 50 significa que solo permite que 1/50, es decir, el 2 %, de los rayos UV pasen a través de la tela.

Póngase protector solar. El protector solar puede ayudar a prevenir el cáncer de piel, aunque la protección solar no puede reemplazar el hecho de evitar el sol durante las horas pico, permanecer a la sombra y usar ropa protectora. Busque protector solar con un factor de protección solar (FPS) de al menos 15. Aquellos con un FPS de 30 o más proporcionarán una mayor protección.

En este momento, lamentablemente, el FPS solo mide la protección contra los rayos UVB. “Dado que tanto los rayos UVA como los UVB causan daño a la piel, debe utiliza un protector solar de amplio espectro, uno que contenga ingredientes para proteger contra los rayos UVA y UVB”, recomienda Hartman. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. ha propuesto un conjunto de regulaciones para calificar la protección UVA. Por ahora, esas etiquetas de productos deberían mencionar al menos la protección UVA.

Póngase un sombrero. “No todos los sombreros protegen por igual”, señala Hartman. “Elija sombreros que sean de ala ancha para dar sombra a las orejas, el cuello y la cara”.

Y finalmente, no se olvide de las gafas de sol. La etiqueta debe decir que las lentes bloquean al menos el 99 % de la radiación UVA y UVB.

Ahora que ya está cubierto, puede salir y hacer actividad.

No olvide que el clima más cálido también trae oportunidades para tener una alimentación más saludable. “Creo que es más fácil comer de manera saludable durante el verano”, señala Yanovski. “Cuando hace calor, una ensalada sabe muy bien. Es fácil hacer una ensalada con un poco de pollo o pescado a la parrilla, y frutas y verduras frescas”.

Hay más frutas y verduras cultivadas localmente. “Puede divertirse probando sabrosos vegetales y frutas estacionales”, agrega.

A algunas personas les resulta difícil comer bien durante los pícnics y barbacoas de verano. “Muchos de los platos de acompañamiento, como la ensalada de papas y ensalada de col, pueden tener una gran carga de grasas y calorías”, advierte Yanovski. “Lo que puede hacer es llevar su propio acompañamiento y preparar una ensalada de frutas frescas o algunas verduras cortadas con un poco de hummus”.

“Y aléjese de la mesa para no caer en la tentación de comer cosas que debería evitar”, agrega.

Otra cosa para tener en cuenta con respecto al calor es que debe mantener los alimentos frescos para evitar intoxicaciones alimentarias. Los microbios pueden crecer rápidamente en alimentos que se dejan fuera del refrigerador por mucho tiempo.

Con un poco de planificación, puede disfrutar de las oportunidades que trae el verano y evitar los riesgos para la salud.

Enlaces

Información relativa

Obtenga más información

en

View this article in English:
Fun Summer Days: Eating Better, Getting Active

Elecciones sabias

Hábitos de verano saludables

  • Salga cuando el sol y el calor disminuyen al hacer actividades temprano por la mañana o bien tarde.
  • Use ropa protectora, como sombreros de ala ancha, camisas de manga larga y pantalones largos o faldas, para bloquear los rayos dañinos del sol.
  • Use protector solar que bloquee los rayos UVA y UVB con un factor de protección solar (SPF) de al menos 15, preferiblemente 30, y vuelva a aplicar con frecuencia.
  • Use gafas de sol que bloqueen los rayos UVA y UVB.
  • Trate de mantenerse en la sombra cuando esté al aire libre durante la luz solar máxima.
  • Vaya a un gimnasio con aire acondicionado, haga entrenamientos en el agua o use un video de ejercicios en casa.
  • Beba mucha agua antes, durante y después del ejercicio.
  • Aproveche las frutas y verduras de temporada en su mercado local de agricultores o cultive las suyas propias.
  • Mejore el sabor y la nutrición de sus comidas con hierbas frescas de jardín.

Definiciones

  • Hipertermia:(CDC)
    Es el término general para designar las enfermedades relacionadas con el calor.
  • Cáncer de piel:
    Una enfermedad en la que se forman células irregulares (cancerosas) en los tejidos de la piel.
Actualizada en Junio de 2019