Temas de salud

Julio 2017

Guijarros en la cañería

Eliminar los cálculos renales

Ilustración de un cálculo renal en el tracto urinario.¿Alguna vez oyó decir que eliminar un cálculo renal (piedra en el riñón) es más doloroso que dar a luz? Cada año, más de 1 millón de personas en los Estados Unidos corre a la sala de emergencias debido al dolor causado por un cálculo renal.

Los cálculos renales son trozos de material duro, parecidos a los guijarros, que se forman en uno o ambos riñones. Su formación se debe a niveles altos de determinados minerales en la orina.

El tamaño de los cálculos varía, desde cristales minúsculos que solo se pueden ver en el microscopio hasta piedras que pueden medir más de una pulgada de ancho. Los cálculos pequeños pueden ser eliminados del cuerpo sin siquiera notarlo. Pero si son más grandes no tendrá la misma suerte. Los cálculos más grandes que la goma de un lápiz pueden quedar atorados en el tracto urinario, y esto realmente puede causar mucho dolor.

Todos corremos cierto riesgo de desarrollar cálculos renales. "Es una enfermedad muy común", dice el Dr. Ziya Kirkali, urólogo de los NIH. "Una de cada 11 personas en los Estados Unidos padece esta enfermedad".

Los cálculos renales pueden aparecer a cualquier edad, pero son más frecuentes en la mediana edad (40 a 70 años). De las personas que desarrollan un cálculo, la mitad tendrá al menos uno más en el futuro.

"Es probable que una de las principales razones por las que se forman los cálculos sea la deshidratación", dice Kirkali. Cuando la orina está demasiado concentrada, se pueden acumular minerales y formar cálculos. "No puedo enfatizar suficiente la importancia de beber abundante agua, porque es la manera más efectiva de prevenir la formación de cálculos renales".

En los meses más calurosos del año se corre más riesgo de deshidratarse. "Por ello, es realmente importante beber más de lo que se suele beber durante los días o meses más frescos", dice Kirkali.

Para detectar los cálculos renales, el médico podría indicarle análisis de laboratorio o pruebas con imágenes. Los análisis de laboratorio buscan sangre, signos de infección, minerales (como el calcio) y cálculos en la orina. Los análisis de sangre también pueden detectar niveles altos de determinados minerales. "Aproximadamente el 80% de los cálculos está formados por oxalato de calcio", dice Kirkali. Saber de qué están hechos puede ayudar a determinar el tratamiento a seguir.

El tratamiento depende también del tamaño y la ubicación del cálculo. Las exploraciones por tomografía computarizada y las radiografías pueden ayudar al médico a determinar la ubicación y estimar el tamaño de un cálculo renal. Dependiendo de lo que descubra el médico, podría recetarle medicamentos y recomendarle que tome mucho líquido. O podría tener que someterse a un procedimiento para romper o remover el cálculo renal.

Hay diferentes procedimientos para romper o remover los cálculos renales. Un método emite ondas de choque desde afuera del cuerpo para romper el cálculo. Otra estrategia implica insertar una herramienta en el cuerpo, ya sea a través del tracto urinario o directamente en el riñón mediante una cirugía. Una vez localizado el cálculo, se puede romper en pedazos más pequeños.

Cuando tuvo un cálculo renal, tiene más probabilidad de tener otro. Científicos apoyados por los NIH estudian maneras de evitar la reaparición de los cálculos renales.

"Siempre le decimos a nuestros pacientes que beban más liquido, pero no es tan fácil realmente aumentar la ingesta", dice Kirkali. Un nuevo estudio pone a prueba un método para alentara a las personas a beber más líquido cada día. Otros estudios financiados por los NIH tratan de descubrir por qué algunas personas parecerían correr más riesgo de desarrollar cálculos renales. Algunos analizan cómo detectar y tratar mejor los cálculos.

No espere a que el dolor de los cálculos renales lo envíe a la sala de emergencias. ¡Manténgase hidratado! Pero si desarrolla alguno de los síntomas que figuran en el cuadro "Elecciones inteligentes", consulte a su médico de inmediato.

Elecciones inteligentes

Indicios de un cálculo renal

Si tiene alguno de estos síntomas, consulte a un proveedor de cuidados de la salud:

  • Dolores agudos y fuertes en la espalda, el costado, la parte baja del abdomen o la ingle
  • problemas con las habilidades matemáticas
  • Náuseas y vómitos
  • Sangre en la orina, que hace que luzca rosada, roja o marrón
  • Necesidad constante de vaciar la vejiga
  • Dolor al orinar
  • Dificultad para orinar
Actualizada en Julio de 2017