Temas de salud

La red respaldada por los NIH está estudiando 25,000 embarazos

Aspectos destacados del artículo

  • La Red de Unidades de Medicina Materno-Fetal (Maternal-Fetal Medicine Units, MFMU) financiada por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD) lanzó un gran estudio sobre el COVID-19 en el embarazo y tiene resultados preliminares.
  • A la mayoría de las mujeres embarazadas que contraen COVID-19 les va bien, pero la enfermedad aumenta el riesgo de problemas en el embarazo.
  • Lea la historia de una mujer que contrajo el COVID-19 durante su embarazo.

Andrea Castellon* y su esposo estaban emocionados en septiembre de 2020 cuando se enteraron de que ella estaba esperando un bebé. Pero luego se dieron cuenta de que Andrea estaría pasando por el embarazo, el trabajo de parto y el parto, y una estadía en el hospital durante la pandemia de COVID-19. La familia estaba teniendo cuidado de mantenerse a salvo, pero sabían lo peligrosa que podía ser la enfermedad.

Un hombre amoroso abrazando a su esposa embarazada desde atrás.

Andrea y Julio Castellon pueden respirar mejor ahora que Andrea se ha recuperado de el COVID-19. Esperan con ansias el nacimiento de su hija en la primavera del 2021. Foto cortesía de los Castellon.

A pesar de sus precauciones, en febrero de 2021, su niña de 2 años fue diagnosticada con COVID-19.
“Cuando nuestra hija se despertó una mañana con fiebre y luego dio positivo para COVID-19, supe que era solo cuestión de días antes de que me contagiara”, recordó Andrea.

Su hija se recuperó rápidamente, pero, en efecto, Andrea comenzó a mostrar síntomas: fiebre, dolor en los músculos, dolor de cabeza, tos seca, pulso acelerado, falta de sentido del olfato. Estar enferma de COVID-19 era malo, pero estaba más preocupada por su embarazo.

“Fue aterrador”, dijo Andrea. “Mucha gente se estaba enfermando y muriendo. Ahora yo tenía la enfermedad”. El propio padre de Andrea había muerto de COVID-19 en Ecuador solo dos semanas antes de que ella se enfermara.

Para empeorar las cosas, estaban todas las incógnitas.

“Nadie, ni siquiera mi partera o mi médico, sabía cómo el COVID-19 afecta el embarazo”, contó Andrea. “Estábamos muy estresados y deseábamos tener información confiable sobre los riesgos para las mujeres embarazadas y sus bebés”.

Un estudio respaldado por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver está recopilando la información que necesitan las personas embarazadas y sus médicos. El estudio de Evaluaciones de investigación gestacional para COVID-19 (Gestational Research Assessments for COVID-19, GRAVID) está estudiando los efectos del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, durante el embarazo y justo después de él.

“Nadie, ni siquiera mi partera o mi médico, sabía cómo el COVID-19 afecta el embarazo. Estábamos muy estresados y deseábamos tener información confiable sobre los riesgos para las mujeres embarazadas y sus bebés”. — Andrea Castellon

Poder en números

¿Cuántas mujeres embarazadas contraen COVID-19? ¿Algunas mujeres tienen mayor riesgo de contraer una enfermedad grave durante el embarazo? ¿Está bien omitir las visitas al consultorio para la atención prenatal? ¿Puede el virus afectar al feto?

El estudio GRAVID tiene como objetivo responder estas preguntas y más. Torri Metz, Doctor en Medicina y, Magíster en Ciencias de la Universidad de Utah Health, en Salt Lake City, y Rebecca Clifton, Ph.D., de la Escuela de Salud Pública del Instituto Milken de la Universidad George Washington, en Washington, D.C., están dirigiendo el estudio.

“Cuando nos dimos cuenta de que realmente no sabíamos cómo el COVID-19 afecta a las personas embarazadas y los recién nacidos, pensamos en aprovechar el poder de la Red de Unidades de Medicina Materno-Fetal (MFMU) para realizar un estudio en los Estados Unidos”, afirmó la Dra. Metz. Los estudios de la Red MFMU han mejorado la atención durante el embarazo desde la fundación de la Red en 1986.

La Dra. Metz es una de los 12 investigadores principales de la Red MFMU y la Dra. Clifton dirige el centro de coordinación de datos de la Red. Con el apoyo del NICHD desde hace mucho tiempo, la Red MFMU ya contaba con sistemas y científicos para realizar grandes estudios. Los investigadores de la Red no tardaron mucho en lanzar el estudio GRAVID.

Un mapa que muestra los sitios de inscripción de la Red MFMU.

La Red MFMU incluye 36 sitios hospitalarios afiliados a 12 centros de investigación. Los sitios están inscribiendo a mujeres de diversos orígenes en el estudio GRAVID. Mapa cortesía de Rebecca Clifton, Ph.D., Escuela de Salud Pública del Instituto Milken de la Universidad George Washington.

Para el estudio GRAVID principal, los investigadores de la Red MFMU están analizando los registros médicos de más de 25,000 mujeres que dieron a luz en 2019 y 2020 en cualquiera de los hospitales de la Red MFMU. El estudio incluye a todas las mujeres que obtuvieron resultados positivos en las pruebas de SARS-CoV-2, más un grupo de comparación de personas seleccionadas al azar que obtuvieron resultados negativos.

Los científicos están estudiando la gravedad de el COVID-19 en personas embarazadas y rastreando el número de complicaciones en el embarazo y las cesáreas. Además, los investigadores están evaluando si dar a luz durante la pandemia, independientemente del estado respecto del COVID-19, se asocia con problemas relacionados con el embarazo o con la muerte. También verifican si los recién nacidos dan positivo en las pruebas del virus.

La Dra. Metz anticipa que los resultados del estudio GRAVID principal se publicarán en algún momento de 2021.

¿Qué han aprendido los científicos hasta ahora?

Para obtener algunas respuestas rápidas sobre los efectos del SARS-CoV-2 en el embarazo, la Dra. Metz dirigió un subproyecto que se centró en 1,200 mujeres embarazadas que dieron a luz en hospitales que participan en la Red MFMU y dieron positivo por COVID-19 entre el 1 de marzo y el 31 de julio de 2020.

“Sentimos que era muy importante hacer este estudio más pequeño para que pudiéramos poner los datos en mano-s de las personas embarazadas y sus médicos rápidamente”, dijo la Dra. Metz.

Los resultados del subproyecto se publicaron en la revista Obstetrics & Gynecology en abril de 2021.

“La buena noticia es que casi la mitad de los 1,200 pacientes con pruebas positivas por COVID-19 nunca tuvieron ningún síntoma y el 40% solo tuvo síntomas leves o moderados”, afirmó la Dra. Metz. “También aprendimos que las pacientes que tenían una enfermedad más leve no tenían un mayor riesgo de presentar complicaciones durante el embarazo. Además, descubrimos que el virus no suele pasar de la madre al feto”.

Desafortunadamente, alrededor del 12% de las mujeres experimentaron síntomas graves de COVID-19 y cuatro mujeres (0,3% del grupo) murieron. Las mujeres mayores tendían a estar más enfermas, al igual que las mujeres que tenían un índice de masa corporal más alto u otras afecciones médicas, como asma o presión arterial alta. Las mujeres con COVID-19 grave tenían un alto riesgo de presentar problemas relacionados con el embarazo, como preeclampsia y eclampsia y parto prematuro. Los bebés nacidos de mujeres con enfermedades graves tenían más probabilidades de ser pequeños y necesitar cuidados intensivos. Los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades muestran que es más probable que las pacientes embarazadas necesiten tratamiento en una unidad de cuidados intensivos y un tubo de respiración cuando contraen el SARS-CoV-2 que las mujeres que no están embarazadas.
La principal lección del subproyecto es clara: las mujeres embarazadas deben tener cuidado para evitar contraer COVID-19.

“Los hallazgos del estudio GRAVID tienen el potencial de moldear la atención del embarazo ahora y durante futuras pandemias”. — Diana W. Bianchi, Doctor en Medicina

Tratamiento de el COVID-19 durante el embarazo: un gran signo de interrogación

Andrea conoció de primera mano las incertidumbres de tratar el COVID-19 en mujeres embarazadas cuando desarrolló una enfermedad grave que la llevó al hospital durante cuatro días.

“Mis pulmones no funcionaban bien porque tenía neumonía”, contó. “Necesitaba antibióticos y tratamientos con esteroides”. No necesitó un respirador, pero sí oxigenoterapia durante un mes. Ella y su médico hablaron sobre tratamientos para el COVID-19 como remdesivir y plasma inmune, pero había poca información sobre su uso en pacientes embarazadas.

Los investigadores del estudio GRAVID están recopilando datos sobre la seguridad de los tratamientos para el COVID-19 durante el embarazo. El estudio también aborda preguntas sobre los cambios en la práctica médica debido a la pandemia.

“Al principio de la pandemia, muchos médicos redujeron las visitas al consultorio y confiaron en las visitas de telesalud para reducir la probabilidad de exposición”, manifestó la Dra. Metz. “El estudio GRAVID está recopilando datos para saber si estos cambios están afectando los resultados de los embarazos”.

Tener menos visitas en persona para la atención prenatal fue una fuente de estrés para Andrea y su esposo.

“Debido a la pandemia, las visitas al consultorio fueron limitadas”, manifestó Andrea. “Luego, después de que tuve COVID-19, realmente queríamos asegurarnos de que el bebé estaba bien después de que volví a casa del hospital, pero no pude ir a las instalaciones médicas por un tiempo”.

Es posible que los resultados del estudio GRAVID influyan en las decisiones sobre la atención prenatal durante las pandemias, según la directora del NICHD, Diana W. Bianchi, Doctor en Medicina.

“Los hallazgos del estudio GRAVID tienen el potencial de moldear la atención del embarazo ahora y durante futuras pandemias”, afirmó la Dra. Bianchi. “Para algunas mujeres, el COVID-19 grave puede provocar complicaciones importantes para las madres y los bebés. Al identificar los factores que pueden aumentar el riesgo de contraer una enfermedad grave, tenemos la oportunidad de identificar embarazos de alto riesgo y prevenir complicaciones”.

Los controles de salud de seguimiento han demostrado que el embarazo de Andrea parecía no verse afectado por el COVID-19.

“Espero que algunas respuestas de la investigación pueda ayudar a otras familias a evitar el estrés y las incertidumbres que enfrentamos”, dijo Andrea.

Recursos relacionados

Más sobre el estudio GRAVID
Información sobre el estudio GRAVID y cómo usted o alguien que conoce puede participar.

Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver
Investigación del NICHD sobre el COVID-19 para personas embarazadas y niños.

Fuentes

Centers for Disease Control and Prevention. (2021, March 12). Risk for COVID-19 infection, hospitalization, and death by race/ethnicity. Retrieved April 16, 2021, from https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/covid-data/investigations-discovery/hospitalization-death-by-race-ethnicity.html

Metz, T. D., Clifton, R. G., Hughes, B. L., Sandoval, G., Saade, G. R., Grobman, W. A., Manuck, T. A., Miodovnik, M., Sowles, A., Clark, K., Gyamfi-Bannerman, C., Mendez-Figueroa, H., Sehdev, H. M., Rouse, D. J., Tita, A., Bailit, J., Costantine, M. M., Simhan, H. N., Macones, G. A., & Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development (NICHD) Maternal-Fetal Medicine Units (MFMU) Network (2021). Disease severity and perinatal outcomes of pregnant patients with coronavirus disease 2019 (COVID-19). Obstetrics & Gynecology, 137(4), 571–580. https://doi.org/10.1097/AOG.0000000000004339

Rasmussen, S. A., Kelley, C. F., Horton, J. P., & Jamieson, D. J. (2021). Coronavirus disease 2019 (COVID-19) vaccines and pregnancy: What obstetricians need to know. Obstetrics & Gynecology, 137(3), 408–414. https://doi.org/10.1097/AOG.0000000000004290

George Washington University. (2020). Maternal-Fetal Medicine Units Network. Retrieved April 12, 2021, from https://mfmunetwork.bsc.gwu.edu/PublicBSC/MFMU/MFMUPublic/

Wastnedge, E., Reynolds, R. M., van Boeckel, S. R., Stock, S. J., Denison, F. C., Maybin, J. A., & Critchley, H. (2021). Pregnancy and COVID-19. Physiological Reviews, 101(1), 303–318. https://doi.org/10.1152/physrev.00024.2020

Zambrano, L. D., Ellington, S., Strid, P., Galang, R. R., Oduyebo, T., Tong, V. T., Woodworth, K. R., Nahabedian, J. F., 3rd, Azziz-Baumgartner, E., Gilboa, S. M., Meaney-Delman, D., & CDC COVID-19 Response Pregnancy and Infant Linked Outcomes Team (2020). Update: Characteristics of symptomatic women of reproductive age with laboratory-confirmed SARS-CoV-2 infection by pregnancy status — United States, January 22–October 3, 2020. MMWR Morbidity and Mortality Weekly Report, 69(44), 1641–1647. https://doi.org/10.15585/mmwr.mm6944e3

*Andrea compartió su historia para ayudar a otros. Sus datos no están incluidos en el estudio GRAVID.

Pregúntele a Carla

Búsqueda de información de salud confiable

Un dibujo de Carla.

Actualizada en Octubre de 2021