Temas de salud

La nueva Iniciativa PASC analizará los síntomas a largo plazo del COVID-19

Aspectos destacados del artículo

  • Muchas personas se recuperan rápidamente del COVID-19, pero algunas no.
  • Los NIH lanzaron una nueva iniciativa para estudiar los síntomas a largo plazo.
  • Los objetivos de la investigación incluyen encontrar mejores tratamientos.

Chimére Smith sintió sus primeros síntomas de COVID-19 un domingo por la mañana en marzo de 2020. “Casi sentí que podía sentir el virus entrando en mi cuerpo”, dijo. Comenzó con un cosquilleo en la garganta. “A medida que avanzaba el día, empecé a sentirme cada vez peor”. El cosquilleo se convirtió en dolor de garganta. “No me sentía como yo misma”, afirmó. “No me he sentido como yo desde el 22 de marzo de 2020”.

Durante los siguientes días, aparecieron nuevos síntomas: dificultad para respirar, dolor de columna, mareos, dificultad para pensar. Al final de la semana, Smith estaba abrumada por la fatiga. Y siguieron apareciendo más síntomas. A fines de abril, perdió la mayor parte de la visión de su ojo izquierdo. Para el verano, tenía que estar sola en una habitación, en la oscuridad, porque no podía soportar la luz. “Ni siquiera podía pensar lo suficiente o concentrarme lo suficiente para tener conversaciones con la gente”, comentó.

Una mujer sonriendo.

Chimére Smith celebraba su 37.º cumpleaños, un año antes de enfermarse. Foto cortesía de Chimére Smith.

Muchas personas se recuperan rápidamente del COVID-19. Pero algunos, como Smith, no lo hacen. Para algunas personas, los síntomas pueden continuar meses después de la recuperación y pueden afectar múltiples órganos. Juntos, estos efectos a largo plazo del COVID-19 se denominan “COVID prolongada”, los cuales son incluidos bajo el concepto de secuelas posagudas de la infección por SARS-CoV-2 (Post-Acute Sequelae SARS-CoV-2 infection, PASC). Algunos pacientes se refieren a sí mismos como “transportistas de larga distancia”, porque son personas con COVID-19 persistente.

En febrero de 2021, los NIH lanzaron la Iniciativa PASC con el fin de reunir a investigadores y a médicos para estudiar cómo prevenir y tratar los síntomas y los efectos a largo plazo de la infección por SARS-CoV-2. La iniciativa respalda la investigación para recopilar datos de personas que han tenido COVID-19, con y sin síntomas a largo plazo, y compararlos con personas que quizás nunca hayan estado infectadas por el SARS-CoV-2. La cohorte incluirá tanto a niños como a adultos y enfatizará la diversidad para asegurar que los hallazgos se apliquen a las comunidades que han sido más afectadas por el COVID-19. El objetivo es encontrar formas de prevenir y tratar estos síntomas a largo plazo.

Exploración de una nueva enfermedad

Al igual que con cualquier enfermedad nueva, hay muchas preguntas sin respuesta sobre el COVID prolongada, afirmó Michael Saag, Doctor en Medicina, médico e investigador de enfermedades infecciosas en la Universidad de Alabama en Birmingham. “Esta es una frontera. No tenemos idea de lo que hay a la vuelta de la esquina”, comentó Saag. “Como investigadores, nuestro objetivo es definir nuestro objeto metódicamente, estudiarlo, comprenderlo y luego desarrollar tratamientos que podamos probar y ver si funcionan”.

Una de las preguntas es cómo definir exactamente las PASC.

En diciembre de 2020, el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas realizó un taller virtual sobre las secuelas posagudas del COVID-19 para resumir lo que se sabía sobre las PASC e identificar brechas clave en el conocimiento. Saag presidió una sesión en ese taller y Smith fue parte de un panel de personas que compartieron sus experiencias con el COVID prolongada.

Mujer con mascarilla recibiendo un electroencefalograma.

Chimére Smith ha realizado una variedad de pruebas para monitorear sus síntomas de COVID prolongada, incluido este electroencefalograma, que mide la actividad eléctrica del cerebro. Foto cortesía de Chimére Smith.

Además, un grupo denominado Investigación Dirigida por Pacientes Para el COVID-19, que lleva a cabo una investigación sobre los síntomas a largo plazo del COVID-19, definió el COVID prolongada en una publicación de diciembre como “una colección de síntomas que se desarrollan durante o después de un caso sospechoso o confirmado de COVID-19, y que continúan por más de 28 días”. Descubrieron que algunos de los síntomas más comunes eran fatiga, síntomas que empeoraban después de la actividad física o mental, dificultad para respirar, dificultad para dormir y “confusión mental”; es decir, dificultad para pensar con claridad.

La pregunta más importante, según Saag, es qué está sucediendo en el cuerpo que causa los problemas a largo plazo. Sospecha que el SARS-CoV-2 de alguna manera perturba al sistema inmunitario, que, en lugar de disminuir su intensidad de trabajo, como lo haría normalmente después de ganar una batalla con un virus, sigue luchando contra nada.

El propio Saag contrajo COVID-19 en marzo de 2020, solo unos días después de que la Organización Mundial de la Salud declarara que el COVID-19 era una pandemia. Perdió los sentidos del olfato y el gusto y gran parte de su audición, y estuvo fatigado durante meses. Aunque sus sentidos del olfato y el gusto finalmente regresaron, todavía necesita audífonos un año después.

El objetivo de la investigación financiada por los NIH a través de la Iniciativa PASC es encontrar mejores tratamientos para las PASC. Por ahora, los médicos pueden abordar los diversos síntomas y validar las preocupaciones de los pacientes. “Una de las principales cosas que hacemos ahora, y que brinda una buena cantidad de consuelo a las personas, es al menos reconocer que el problema es real”, dijo Saag. “No es su imaginación”.

Camino a la mejora

Smith no obtuvo ese nivel de apoyo. Durante meses, luchó con sus síntomas y buscó ayuda médica. “Me rechazaron, no me escucharon, no me respetaron, no me honraron y no me oyeron”.

Smith sintió que su raza era un factor importante en su tratamiento. “Me habían enseñado a ser amable y respetar a todas las personas y, como mujer de raza negra, a mantener la cabeza gacha y trabajar muy duro. 'Tendrás un asiento en la mesa porque no causarás un escándalo’”, dijo. “Pero eso no estaba salvando mi vida’”. Finalmente, se dio cuenta de que tenía que probar un nuevo enfoque. “Tuve que enojarme; tuve que volverme muy implacable sobre mí y mi cuidado”. Se conectó con políticos locales, quienes investigaron su caso y consiguieron que los médicos la tomaran en serio. La cirugía de cataratas le devolvió la visión y, al administrar cuidadosamente su energía, ha llegado a un punto en el que puede volver a funcionar.

Con un buen trabajo y seguro médico, Smith se sintió relativamente privilegiada. Ahora quiere ayudar a las personas que tienen aún más problemas para recorrer el sistema de salud, como los padres de los niños, en su mayoría de bajos ingresos, en sus clases en una escuela secundaria de la ciudad de Baltimore. Está escribiendo una solicitud para una subvención destinada a su iglesia en el noroeste de Baltimore (se refiere a su vecindario como “el barrio”) con el fin de que se convierta en un centro para educar a las personas sobre el COVID prolongada y sobre cómo pueden ayudarse a sí mismos.

Antes de enfermarse, Smith estaba enseñando una unidad sobre “El sueño de una noche de verano” de Shakespeare. Su último recuerdo en el aula es de un acalorado debate sobre si Hermia debería ir en contra de la voluntad de su padre para tener una relación con Lisandro. “Querían que ella se escapara con la persona con la que realmente quería estar”, dijo Smith. Los observadores de la junta estatal de educación estaban en su clase esa semana. “Mis niños estaban muy entusiasmados”.

Ahora no sabe si alguna vez estará lo suficientemente sana como para volver al trabajo. “Me emociono; posiblemente, esa fue la última semana para mí en mi carrera”, afirmó. “Si tiene que terminar, estoy muy feliz de que haya terminado de esa manera”.

Recursos

Lea sobre la Iniciativa PASC
Obtenga más información sobre la nueva iniciativa de los NIH para estudiar el COVID prolongada.

Lanzamiento de la Iniciativa PASC
Lea el anuncio del director de los NIH sobre esta nueva iniciativa.

Efectos a largo plazo de el COVID-19
Obtenga más información sobre los efectos a largo plazo del virus en la salud en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

en

View this article in English:
When COVID-19 Symptoms Linger

Pregúntele a Carla

Búsqueda de información de salud confiable

Un dibujo de Carla.

Actualizada en Octubre de 2021