Temas de salud

Noviembre de 2020

Manejar el estrés y desarrollar la resiliencia

Foto de una madre escuchando a su hija adolescente mientras está sentada en el sofa

Es difícil evitar el estrés. El trabajo, el dinero, los acontecimientos actuales y las complicaciones de la vida cotidiana son solo algunas de las cosas que pueden causar estrés. El estrés crónico o a largo plazo se relaciona con varias condiciones de salud como enfermedades cardíacas, presión arterial alta, diabetes, depresión y ansiedad.

Es importante aprender a manejar el estrés para no sentirse abrumado. El primer paso es reconocer las señales de su cuerpo. Estas pueden incluir dolores de cabeza, falta de concentración o sensación de nerviosismo. Una vez que identifique estos signos, trabaje para contrarrestar sus efectos. Algunas personas se benefician de hacer respiraciones profundas, salir a caminar o escribir sus pensamientos.

Sea lo que sea que funcione para usted, haga de cuidarse a sí mismo parte de su rutina diaria. Trabaje a tiempo para hacer ejercicio, comer alimentos saludables y dormir bien. Esto lo ayudará a ser más resiliente ante el estrés de la vida.

Los expertos también recomiendan mantenerse conectado socialmente. Estar en contacto con familiares y amigos puede combatir el estrés y la depresión. Los chats de video y otras tecnologías hacen que mantenerse en contacto sea más fácil que nunca.

Si puede, intente también ver los problemas de otra manera. Los expertos llaman a esto “replanteamiento”. ¿Atrapado en el tráfico? Puede ser una oportunidad para disfrutar de un poco de música o ponerse al día con un pódcast. Practique replantear la situación y es probable que mejore en esta tarea con el tiempo.

Por último, si el estrés está afectando su bienestar, hable con un profesional de la salud. Puede ayudarlo a atravesar momentos de estrés severo. Encuentre más consejos.

Enlaces

Información relativa

Obtenga más información

Actualizada en Noviembre de 2020