Temas de salud

en inglés

Noviembre 2015

Mantenga su piel sana

Proteger su exterior

Ilustración de una mujer poniéndose loción en el rostro

Las personas dicen que la belleza es superficial como la piel, que lo que importa es lo que está "adentro". Sin duda que nuestro interior es importante, pero la piel es la primera capa de defensa contra el mundo exterior. La piel también puede darnos pistas importantes sobre la salud general. Aprenda a cuidar bien de su piel, para que su piel siga cuidándolo bien a usted. 

La piel protege el cuerpo de muchas maneras. "La piel proporciona una barrera que protege al cuerpo de la invasión de bacterias y otros posibles riesgos ambientales que pueden ser peligrosos para la salud humana", dice la Dra. Heidi Kong, Dermatólogo de los NIH.

La piel también cumple otras funciones. Contiene terminaciones nerviosas que le permiten sentir cuándo un objeto está muy caliente o afilado, para que usted pueda alejarse con rapidez. Las glándulas sudoríparas y los pequeñas vasos sanguíneos en la piel ayudan a controlar la temperatura corporal. Y las células de la piel convierten la luz solar en vitamina D, que es importante para la salud de los huesos.

La piel también puede alertar sobre un problema de salud. Un sarpullido rojo y urticante podría indicar alergias o infecciones, y una erupción roja en forma de "mariposa" podrían indicar la presencia de lupus. Un color amarillento podría indicar una enfermedad hepática. Y lunares oscuros o inusuales podrían ser una señal de cáncer de piel. Preste atención a los cambios inesperados en su piel y hable con su médico si tiene alguna inquietud.

La piel puede volverse demasiado seca si no bebe suficiente líquido o pasa demasiado tiempo en lugares soleados o secos. "Si bien lavarse las manos es importante para una buena higiene, lavárselas demasiado también puede resecar la piel", dice Kong, en especial si se las lava con agua caliente y jabones fuertes. Para tratar la piel seca, use cremas o lociones humectantes, y cuando se bañe y se lave las manos use agua tibia en vez de caliente. También puede probar utilizar un humidificador para mantener el aire de su casa menos seco.

El sol también puede dañar su piel. La luz solar contiene radiación ultravioleta (UV) que provoca quemaduras y hace que la piel envejezca con más rapidez, lo que provoca la aparición de más arrugas a medida que envejece. "Hay una estrecha relación entre la exposición a los rayos UV y el cáncer de piel", agrega Kong. Por lo tanto, proteja su piel del sol. Use sombrero y otra ropa protectora, pantalla solar con factor de protección solar (SFP por sus siglas en inglés) 30 como mínimo, y limite el tiempo que pasa bajo el sol en las últimas horas de la mañana y las primeras horas de la tarde, cuando el sol está más fuerte.

Muchos investigadores de la piel como Kong estudian el microbioma de la piel —las bacterias y otros organismos microscópicos que viven en la piel. Algunos de estos microbios pueden ser útiles. La evidencia sugiere que mejoran el sistema inmunitario del organismo, el encargado de combatir las infecciones, y que ayudan a mantenerse sano. "Pero hay algunas enfermedades cutáneas que se sabe están asociadas a determinados microbios", dice Kong. "Estamos tratando de entender de qué manera estos microbios difieren en las personas sanas y en las personas con enfermedades de la piel". En el largo plazo, los científicos desean encontrar maneras de proteger los microbios buenos para la piel y, al mismo tiempo, reducir los microbios dañinos.

En la casilla "Elecciones inteligentes" encontrará consejos para mantener su piel sana. 

Definiciones

Dermatólogo - Médico con capacitación especial en enfermedades que afectan la piel, el cabello y las uñas.

Decisiones Inteligentes

Consejos para una piel sana

  • Lávese. Báñese con agua tibia —no caliente—, y use jabones suaves, que no irriten la piel; lávese con delicadeza, sin frotar.
  • Bloquee el daño solar. Evite una exposición intensa al sol, use pantalla solar y use ropa protectora.
  • No use camas de bronceado o lámparas solares. Estas emiten las mismas radiaciones UV dañinas que el sol.
  • Evite la piel seca. Beba abundante agua y use cremas o lociones hidratantes suaves.
  • Reduzca el estrés. El estrés puede dañar la piel y otros sistemas del cuerpo.
  • Duerma lo suficiente. Los expertos recomiendan aproximadamente 9 horas de sueño para los adolescentes y 7-8 horas para los adultos.
  • Hágase oír. Hable con su médico si observa cualquier cambio extraño en su piel, como una erupción o un lunar que cambia de tamaño o color.
Actualizada en Noviembre de 2017