Temas de salud

Agusto de 2018

Cambio de la mediana edad de una mujer

Ilustración de la mujer despierta en la cama con el marido y el gato

Durante la mediana edad, los períodos menstruales de una mujer se vuelven cada vez más distantes. En algún momento, se detienen por completo; y ya no puede quedar embarazada.

Esto se debe a que los ovarios ya no liberan óvulos ni producen hormonas, como los estrógenos. Después de 12 meses sin un período, una mujer puede decir que ha pasado por la menopausia.

En los años previos a la menopausia, las mujeres pueden experimentar períodos menstruales salteados e impredecibles. Esta fase se llama transición de la mediana edad, perimenopausia o cambio de vida. Algunas mujeres atraviesan la transición más rápido que otras. Dura entre 1 y 10 años.

Transición de la mediana edad

Por lo general, la menopausia ocurre entre los 45 y los 55 años. Esto significa que las mujeres pueden esperar períodos menos frecuentes y otros síntomas en algún momento alrededor de los 40 años. Pero es diferente para cada mujer. No hay una prueba de laboratorio para predecir cuándo comenzará o qué tan fácil será.

Junto con períodos impredecibles, una mujer puede tener otros síntomas, tanto físicos como emocionales. Los sofocos, el mal sueño y los cambios de humor son comunes. Algunas mujeres tienen sequedad vaginal, aumento de peso y adelgazamiento del cabello. La densidad ósea también puede comenzar a disminuir.

"La mayoría de las personas no tienen síntomas severos. La mayoría de las personas tiene síntomas leves o menos frecuentes" afirma la Dra. Hadine Joffe, investigadora de la menopausia y psiquiatra apoyada por los NIH (Institutos Nacionales de la Salud) del Brigham and Women's Hospital.

Los NIH está financiando estudios que analizan cómo aliviar los síntomas de la menopausia. Hay medicamentos y cambios en el estilo de vida que pueden ayudar.

"No hay dos personas que pasen por la menopausia exactamente de la misma manera", explica la Dra. Chhanda Dutta, quien supervisa la investigación del envejecimiento clínico en los NIH. "Diferentes mujeres pasan por la menopausia con diferentes tipos de síntomas, y estamos tratando de darles opciones sobre cómo pueden manejarlos".

Olas de calor

Los sofocos son un síntoma común durante la transición de la mediana edad. Muchas mujeres las tienen durante varios años después de la menopausia. Algunas experimentan sofocos durante 10 años o más.

Un sofoco ligero se siente como estar avergonzada, dice Joffe. "Hay una sensación de ola de calor que sube a la cabeza y el pecho, y a veces se ven coloradas, se sienten acaloradas y luego desaparece".

Un sofoco no tan ligero puede hacer que su piel se vea muy roja. Su cabeza, cuello y pecho pueden calentarse y sudar.

"Es particularmente perturbador por la noche", dice Joffe. "Las mujeres se despiertan, se sienten muy acaloradas y sudorosas, y tienen un sueño extraño e interrumpido".

Los estudios respaldados por los NIH han encontrado algunos medicamentos que reducen los sofocos.

El tratamiento más eficaz aprobado por la FDA es la terapia con

"Si se implementan las hormonas en dosis bajas. Algunas mujeres reciben estrógenos, o estrógenos con otra hormona, la progestina. Las mujeres toman terapia hormonal por el menor tiempo posible.

No todas las mujeres pueden tomar terapia hormonal. Otra opción es un antidepresivo que está aprobado por la FDA para el tratamiento de los sofocos moderados a severos.

Un médico puede ayudar a determinar qué medicamento podría funcionar mejor. Vea el cuadro de Decisiones inteligentes para conocer otras formas de evitar los sofocos.

Noches inquietas

Durante la mediana edad, las mujeres pueden comenzar a tener problemas para dormir debido a los cambios en los niveles hormonales. Los sofocos y los sudores nocturnos también pueden hacer que las mujeres se despierten.

"En las personas que tienen sofocos por la noche, su sueño se ve interrumpido durante toda la noche. Es como una onda de irritación del sueño durante toda la noche", dice Joffe. Como consecuencia, las mujeres pueden sentirse cansadas al día siguiente.

Los medicamentos que ayudan con los sofocos, además, pueden ayudar a aliviar los problemas del sueño. Pero otras cosas pueden ayudar, también.

Si un sofoco u otra cosa la despierta, evite mirar un reloj. "Es mucho más fácil volver a dormirse si no se sabe qué hora es", aconseja Joffe.

También opina que hay que evitar dar vueltas y vueltas. Si se despierta, salga de la cama brevemente para leer y luego vuelva a la cama para volver a dormir.

El ejercicio también puede ayudar a que las mujeres duerman mejor por la noche. Además, lo mejor es evitar la cafeína y el alcohol durante varias horas antes de acostarse. Ambos pueden interrumpir el sueño.

Para las mujeres que les cuesta conciliar el sueño, la respiración relajada puede ayudar. Poco a poco respire por la nariz. Con una mano debajo de las costillas, sienta que su estómago empuja su mano. Lentamente exhale por la boca. Puede hacer esto por varios minutos para relajarse.

Estados de ánimo fluctuantes

Durante la perimenopausia, muchas mujeres se vuelven irritables o se sienten malhumoradas. Algunas pueden sentirse tristes y ansiosas, e incapaces de disfrutar de las cosas tanto como solían hacerlo.

Si una mujer tiene estos síntomas día tras día durante al menos 2 semanas, puede estar lidiando con una depresión clínica. "Existe un riesgo de depresión de dos a tres veces durante la perimenopausia", dice el psiquiatra e investigador de los NIH, el Dr. Peter J. Schmidt.

Aunque la mayoría de las mujeres no tienen problemas con la depresión durante esta transición, él explica, que los cambios en las hormonas pueden generar un estado de ánimo negativo para algunas. Los investigadores están estudiando cómo contrarrestar los efectos del cambio de los niveles hormonales.

Schmidt y sus colegas descubrieron que las mujeres que estaban en riesgo de depresión y tomaban terapia de estrógenos tenían menos probabilidades de deprimirse durante la perimenopausia. La medicina evitó la caída de los estrógenos y también pareció prevenir las alteraciones del estado de ánimo.

"Si cree que está en un mayor riesgo de depresión, debe comunicarse de manera proactiva con su médico", dice Schmidt. "Hable sobre qué tipo de síntomas debería tener en cuenta y cuídese a medida que envejece".

Él aconseja que se establezca un plan para buscar síntomas de depresión. De esa forma, se puede ingresar a la mediana edad preparada para actuar. Schmidt alienta a que cualquier persona deprimida busque ayuda de un médico de atención primaria o un profesional de la salud mental.

Bienestar en la mediana edad

La transición de la mediana edad es una fase de la vida que trae cambios graduales. Muchas mujeres no tienen problemas durante esta transición.

Puede hacer que la mediana edad sea su tiempo para optimizar el bienestar al comer bien, hacer ejercicio y dormir bien. Mientras más saludable esté en la mediana edad, más éxito tendrá en combatir

los cambios y las enfermedades relacionadas con la edad.

"Vemos que es casi como una ventana de oportunidad donde la gente quiere estar en la mediana edad lo más saludable posible", dice Joffe. "Es realmente importante para las personas que hagan lo correcto ahora. Y que protejan su salud con el tiempo".

Enlaces

Referencias

Información relativa

Obtenga más información

Elecciones sabias

Cómo vivir con los sofocos:

  • Use ropa ligera.
  • Mantenga su habitación fresca.
  • Use un ventilador.
  • Beba agua fría.
  • Evite fumar, consumir cafeína, comidas picantes y alcohol.
  • Mantenga un peso saludable.
  • Realice varias respiraciones lentas y profundas cuando sienta que se está produciendo un sofoco.
  • Pregúntele a su médico acerca de los medicamentos que pueden ayudar.

Definiciones

Hormonas:
Sustancia enviada a través del torrente sanguíneo para indicar a otra parte del cuerpo que crezca o que reaccione de cierta manera.

Actualizada en Diciembre de 2018