Temas de salud

Un estudio muestra que el SARS-CoV-2 no amenaza la seguridad del suministro de sangre en los EE. UU.

Lo que necesita saber

Un hombre donando sangre.

Una nueva investigación confirma que el suministro de sangre de la nación es seguro y que las donaciones de sangre no necesitan ser examinadas para detectar COVID-19.

Cada año, más de 13 millones de personas en los Estados Unidos donan al suministro de sangre del país. La sangre se administra a pacientes que han perdido sangre debido a una cirugía o una lesión o porque su cuerpo no está produciendo sangre de manera correcta.

Los bancos de sangre examinan de manera periódica a los donantes de sangre y analizan las donaciones para asegurarse de que las transfusiones de sangre no transmitan enfermedades. Los donantes no pueden donar si tienen síntomas de una enfermedad. En respuesta a la pandemia del COVID-19, la Administración de Medicamentos y Alimentos de los EE. UU. (FDA) revisó sus pautas para la seguridad de la sangre y recomendó que los bancos de sangre continúen usando las mismas medidas de detección de rutina. Ahora, la investigación del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI) y el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) valida esa recomendación.

¿Qué hicieron los investigadores?

Investigadores del programa Estudio de Evaluación de Donantes y Epidemiología de Receptores (REDS) del NHLBI analizaron cerca de 18,000 muestras de sangre donada, de suministros que representaron más de 250,000 donaciones de sangre individuales, para detectar la presencia de SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19. Las donaciones se recolectaron entre marzo y septiembre de 2020 en seis áreas metropolitanas importantes. Solo tres de esas muestras dieron positivo para SARS-CoV-2, todas con cantidades muy bajas del virus. La probabilidad de que un paciente reciba sangre con trazas de SARS-CoV-2 es solo del 0,001%, un poco más de 1 en 100,000.

En el caso extremadamente infrecuente de que un paciente reciba sangre que contenga SARS-CoV-2, los investigadores concluyeron que la posibilidad de transmisión era insignificante. No se han reportado casos de SARS-CoV-2, o de cualquier otro coronavirus, transmitido por transfusión en todo el mundo.

¿Por qué es esto importante?

El suministro de sangre de la nación debe ser seguro. Los hallazgos de esta investigación deberían llevar tranquilidad a los receptores de sangre en cuanto a la seguridad del suministro de sangre para ellos y para las personas que los rodean. Esta investigación también debería tranquilizar a los donantes dado que , incluso si son portadores asintomáticos del SARS-CoV-2, no pueden transmitir el virus a los receptores de sangre.

¿Dónde puedo obtener más información?

Las donaciones de sangre de los EE. UU. son seguras según las pautas actuales de detección de el COVID-19
El comunicado de prensa del NHLBI destaca la seguridad del suministro de sangre del país.

Epidemiología, vigilancia y preparación de la epidemia del nuevo SARS-CoV-2 del programa REDS (RESPONSE)
Información sobre los esfuerzos del programa REDS para evaluar la presencia de SARS-CoV-2 en donaciones de sangre en los EE. UU.

Transfusión de sangre
El NHLBI explica el proceso de transfusión de sangre, comparte información de seguridad y presenta investigaciones actuales sobre la mejora de la salud de los donantes y receptores de sangre.

en

View this article in English:
Blood Donation Guidelines Get the Green Light

Pregúntele a Carla

Búsqueda de información de salud confiable

Un dibujo de Carla.

Actualizada en Octubre de 2021