Temas de salud

en inglés

Septiembre 2015

Uso de los verificadores de síntomas

Cuando algo lo aqueja, ¿utiliza Internet o una aplicación en su teléfono para tratar de descubrir qué puede ser? Un estudio demostró que los verificadores de síntomas gratuitos no suelen dar el diagnóstico correcto como primera opción, y sus consejos sobre cuándo consultar a un profesional suelen pecar de exceso de precaución.

Los verificadores de síntomas hacen una serie de preguntas sobre sus síntomas. Analizan las respuestas y luego dan un posible diagnóstico. Algunos incluso ofrecen consejos sobre si debe buscar atención médica o no, y en caso afirmativo, con qué rapidez y en qué tipo de institución. Si una persona tiene un problema que podría ser mortal, como un accidente cerebrovascular o un ataque cardíaco, los verificadores de síntomas pueden salvarle la vida. A aquellos con un problema que no necesite atención médica, pueden ahorrarles tiempo y dinero.

La utilidad de los verificadores de síntomas depende de su precisión. Para evaluar el desempeño de estos programas, un equipo de investigación financiado por los NIH buscó verificadores de síntomas gratuitos en Internet, en la tienda de aplicaciones de Apple y en Google Play. Muchos verificadores de síntomas funcionaban de maneras similares. Los científicos eligieron un grupo de 23 programas para analizarlos.

Se pusieron a prueba los verificadores de síntomas observando cuán bien podían evaluar 45 descripciones estandarizadas de pacientes. El equipo descubrió que los verificadores dieron el diagnóstico correcto como primera opción solo en el 34% de los casos. El diagnóstico correcto estaba entre los primeros 20 diagnósticos posibles en el 58% de las veces.

Los verificadores brindaban consejos útiles sobre nivel de urgencia en el 57% de los casos.  El desempeño en cuanto al nivel de urgencia (triaje) era más efectivo cuando se trataba de una emergencia. En estos casos se daban consejos adecuados el 80% de las veces. Algunos verificadores de síntomas brindaban consejos más precisos que otros.

En términos generales, los verificadores tendían a ser cautelosos y alentaban a los usuarios a buscar atención médica cuando podrían haberse cuidado ellos mismos.

"Estas herramientas podrían ser útiles para pacientes que tratan de decidir si deben ir al médico rápidamente", dice el Dr. Ateev Mehrotra, autor principal de la Escuela de Medicina de Harvard. "Pero en muchos casos, los usuarios deben tener cuidado y no tomar la información que reciben de los verificadores de síntomas en línea como palabra santa".

A medida que los verificadores se tornen más precisos, podrían reducir visitas al hospital innecesarias y ser más rentables que las líneas telefónicas atendidas por enfermeros.

Referencias

Evaluation of symptom checkers for self diagnosis and triage: audit study.Semigran HL, Linder JA, Gidengil C, Mehrotra A.BMJ. 2015 Jul 8;351:h3 480. doi: 10.1136/bmj.h3480. PMID: 26157077.

Financiamiento:

Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Contagiosas de los NIH (NIAID por sus siglas en inglés).

Actualizada en Noviembre de 2017