Temas de salud

Febrero de 2021

Prevención de infecciones y mejora de la supervivencia

Ilustración de células sanguíneas y bacterias.

Nuestro sistema inmunológico está de guardia todos los días. Protege su cuerpo de bacterias, virus y otros gérmenes. Pero cuando algo sale mal, también puede causar grandes problemas.

La sepsis ocurre cuando la respuesta del cuerpo a una infección se sale de control. Su cuerpo libera moléculas en la sangre llamadas citoquinas para combatir la infección. Pero esas moléculas desencadenan una reacción en cadena.

"La sepsis es básicamente una infección potencialmente mortal que conduce a una disfunción de los órganos", indica el Dr. Richard Hotchkiss, que estudia la sepsis en la Universidad de Washington en St. Louis.

La etapa más peligrosa de la sepsis se denomina choque séptico. Puede causar la falla de varios órganos, como el hígado, los pulmones y los riñones.

El choque séptico comienza cuando la respuesta del cuerpo a una infección daña los vasos sanguíneos. Cuando los vasos sanguíneos están dañados, la presión arterial puede bajar mucho. Sin un flujo sanguíneo normal, el cuerpo no puede obtener suficiente oxígeno.

Casi 1.7 millones de personas en los EE. UU. desarrollan sepsis cada año. Incluso con tratamientos modernos, todavía mueren casi 270,000 de ellas. Muchas se recuperan. Sin embargo, algunas tienen daños de por vida en el cuerpo y el cerebro.

"Podemos hacer que muchas personas superen la primera infección que causó la sepsis", explica Hotchkiss. "Pero luego corren el riesgo de morir por una segunda infección debido a su condición debilitada".

Las infecciones bacterianas causan la mayoría de los casos de sepsis. Sin embargo, la sepsis también puede ser el resultado de otras infecciones, como infecciones virales, como la COVID-19 o la gripe (influenza).

Cualquiera puede contraer sepsis. No obstante, ciertas personas corren un mayor riesgo, como los bebés, los niños y los adultos mayores.

Los primeros síntomas de la sepsis son similares a los de muchas otras enfermedades. Estos pueden incluir fiebre, escalofríos, respiración o frecuencia cardíaca rápida, erupción cutánea, confusión y desorientación.

Es importante conocer los síntomas. La sepsis es una emergencia médica. Si usted o su ser querido tienen una infección que no mejora o empeora, busque atención médica de inmediato.

Actualmente, los investigadores están buscando mejores formas de diagnosticar la sepsis. Una estrategia consiste en utilizar inteligencia artificial para predecir el riesgo de sepsis de un paciente cuando tiene una infección.

Existen pocos medicamentos que ayuden a tratar la sepsis. Los médicos intentan detener la infección y mantener las funciones de los órganos vitales. Esto suele incluir la administración de oxígeno y líquidos.

Hotchkiss y otros investigadores están explorando nuevos tratamientos para la afección. Su equipo ha estado probando formas de medir qué células inmunes se ven afectadas por la sepsis.

La comprensión tradicional de la sepsis, afirma, es que el cuerpo responde con demasiada fuerza a una infección. Sin embargo, su grupo ha descubierto que el cuerpo también produce un número insuficiente de algunos tipos importantes de células inmunológicas. Esto hace que sea difícil para el cuerpo combatir eficazmente la infección que primero desencadenó la sepsis. Además, puede causar muchos daños colaterales y aumentar la vulnerabilidad a otros gérmenes.

El equipo de Hotchkiss está probando formas de estimular las células inmunológicas que son vitales para luchar contra las infecciones mediante el uso de fármacos. Han descubierto que pueden aumentar estas células en pacientes con sepsis. Próximamente, probarán si este nuevo enfoque puede mejorar la supervivencia.

Por ahora, prevenir las infecciones es la mejor manera de evitar la sepsis. Consulte la caja de Elecciones sabias para obtener consejos sobre cómo adelantarse a la sepsis.

Enlaces

Referencias

Interleukin-7 restores lymphocytes in septic shock: the IRIS-7 randomized clinical trial. Francois B, Jeannet R, Daix T, Walton AH, Shotwell MS, Unsinger J, Monneret G, Rimmelé T, Blood T, Morre M, Gregoire A, Mayo GA, Blood J, Durum SK, Sherwood ER, Hotchkiss RS. JCI Insight. 2018 Mar 8;3(5):e98960. doi: 10.1172/jci.insight.98960. PMID:29515037.

Información relativa

Obtenga más información

Elecciones sabias

Cómo adelantarse a la sepsis

  • Evite las infecciones. Controle las enfermedades crónicas. Obtenga las vacunas recomendadas. Practique una buena higiene. Lávese las manos. Mantenga los cortes limpios y cubiertos hasta que sanen.
  • Conozca los síntomas. Los síntomas pueden incluir uno o una combinación de estos: confusión, desorientación, dificultad para respirar, frecuencia cardíaca rápida, fiebre, escalofríos, temblores, dolor extremo y piel húmeda o sudorosa.
  • Actúe rápido. Busque atención médica de inmediato si sospecha de sepsis o tiene una infección que no mejora o empeora.
  • Adaptado de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).
Actualizada en Octubre de 2021