Temas de salud

en inglés

Diciembre 2016

Cuando la investigación clínica es noticia

Existen muchos tipos de estudios clínicos. Cada uno tiene sus fortalezas y debilidades. Saber más sobre los diferentes tipos de estudios puede ayudarlo a pensar de manera crítica sobre las noticias e investigaciones de salud que ve y oye.

Los NIH han elaborado una nueva guía de una página, ¿Por qué los investigadores realizan diferentes tipos de estudios clínicos?, donde se esbozan los diferentes tipos de estudios clínicos y se explica por qué los científicos podrían decidir utilizarlos. En esta guía se destaca que la fortaleza de un estudio depende de su tamaño, los métodos utilizados y su diseño.

La manera ideal de probar que un tratamiento funciona es a través de un "ensayo controlado y aleatorizado" bien diseñado. En este tipo de ensayo, las personas son asignadas al azar a un grupo de "tratamiento" o a un grupo de "control" que permite realizar la comparación.

Otros estudios clínicos implican observar a las personas para encontrar asociaciones o relaciones. Por ejemplo, un "estudio de cohorte" podría hacer un seguimiento de muchas personas a lo largo del tiempo para averiguar cómo surge una enfermedad y encontrar posibles factores de riesgo. Estos estudios de observación pueden encontrar "relaciones", pero no pueden comprobar la causa de la enfermedad.

Abajo encontrará la guía en español de una página sobre investigaciones clínicas. También puede descargar el PDF en español o en inglés.

Guía de una página: ¿Por qué los investigadores realizan diferentes tipos de estudios clínicos?

Actualizada en Noviembre de 2017