Temas de salud

Agosto 2017

¿Dificultad para dormir?

No deje que la apnea le robe sus dulces sueños

Ilustración de una mujer que despierta a su pareja en la cama.La mayoría de las personas que tienen apnea del sueño no se dan cuenta. Eso es porque este trastorno solo ocurre durante el sueño.

La apnea del sueño son pausas en la respiración durante el sueño. Estas pausas pueden durar entre segundos y minutos. Es posible que tenga dificultad para respirar algunas veces o decenas de veces por hora.

Estas pausas en la respiración pueden ser peligrosas si causan que el nivel de oxígeno en el cuerpo disminuya o perturbe su sueño. Cuando el nivel de oxígeno disminuye, el cerebro hace todo lo posible para que usted continúe respirando. Por lo tanto, puede que ronque, jadee, bufe ruidosamente o produzca un sonido de asfixia. Puede que el primero en notar estas interrupciones en su sueño sea un familiar o compañero de cama.

La apnea del sueño es un trastorno común. Cualquiera puede padecerlo. "La apnea del sueño puede ocurrir en ambos géneros, en todas las razas y etnias, y en personas de todos los tamaños y formas", afirma el Dr. Michael Twery, experto en el sueño de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés).

El tipo más común de apnea del sueño es la apnea obstructiva del sueño. Todo aire que se escurra por una vía respiratoria bloqueada puede causar ronquidos fuertes. Cuando uno está despierto, los músculos de la garganta ayudan a mantener las vías respiratorias firmes y abiertas. En los adultos, es posible que los músculos de la garganta y de la lengua se relajen durante el sueño o que el tejido graso del cuello estreche las vías respiratorias y cause una obstrucción. En los niños, las vías respiratorias pueden bloquearse si las amígdalas son tan grandes que obstruyen la apertura de las vías respiratorias.

El otro tipo de apnea del sueño es la apnea central del sueño. En la apnea central del sueño, el cerebro no envía las señales correctas a los músculos de la respiración, por lo que la respiración se corta por períodos breves.

Entonces, ¿cómo saber si tiene este trastorno? Uno de los síntomas más comunes es la somnolencia excesiva durante el día. "Todo aquel que se sienta muy cansado de forma regular al punto de que esto sea un obstáculo para su función diurna, incluso si normalmente tiene tiempo para dormir lo suficiente y aun así se siente de esta manera, debe consultarlo con su médico", explica Twery.

Otro síntoma común es el ronquido abundante y frecuente. Pero, no todo aquel que ronca tiene apnea del sueño. Otros síntomas de la apnea del sueño pueden incluir sensación de irritabilidad o depresión, o cambios de humor. Es posible que tenga problemas de memoria o problemas para concentrarse. O bien, puede que despierte con dolor de cabeza o con la boca seca.

Su médico puede diagnosticar apnea del sueño según los síntomas que usted presente o a través de un examen físico y un estudio del sueño. Para realizar un estudio del sueño es posible que su médico lo envíe a un laboratorio de sueño o le proporcione un monitor de sueño portátil. Los estudios del sueño registran cosas como la frecuencia cardíaca y el nivel de oxígeno mientras duerme.

Un estudio del sueño puede mostrar si la apnea es leve o grave. "El mayor porcentaje de la población con apnea del sueño tiene apnea leve del sueño", explica Twery. "La apnea leve puede estar o no vinculada con algún síntoma diurno". Las personas que tienen tanto sueño que corren el riesgo de sufrir un accidente de tráfico debido al sueño probablemente se encuentren en un rango de moderado a grave.

Los médicos pueden prescribir dispositivos para la respiración que bombean el aire, o piezas bucales que ajustan la mandíbula inferior o que sujetan la lengua. Existen otros tratamientos disponibles que pueden ser considerados con el asesoramiento de un médico familiarizado con su estado de salud.

Todo el mundo merece una buena noche de sueño. Para obtener consejos de cuidado personal para respirar mejor mientras duerme, consulte la casilla de "Decisiones inteligentes". Si siente un sueño extremo durante el día o si su compañero de cama dice que usted deja de respirar cuando duerme, consulte a su médico.

Elecciones inteligentes

¡Respire tranquilo!

Pruebe estos consejos para mejorar su respiración mientras duerme:

  • Evite el alcohol antes de acostarse y no tome medicamentos que le den sueño. Provocan que la garganta tenga mayor dificultad para permanecer abierta mientras usted duerme.
  • Mantenga un peso saludable. La grasa adicional en las paredes de la garganta puede volverla más estrecha.
  • Duerma de costado y no boca arriba. Esto ayuda a que la garganta se mantenga abierta.
  • Pregunte a su médico acerca de los medicamentos que puede tomar. Algunos medicamentos pueden ayudar a abrir los conductos nasales.
Actualizada en Octubre de 2017