Temas de salud

Febrero de 2021

Foto de rostro del Dr. Richard Davidson

Fragmentos de nuestra conversación con el Dr. Richard Davidson, experto en atención plena financiado por los NIH en la Universidad de Wisconsin-Madison.

NIHNIH: ¿Qué le daría a alguien que quiere empezar una práctica de atención plena para reducir el estrés?

Davidson: Bueno, le diría algunas cosas. Una sería que es poco probable que la misma solución sirva para todos. Lo segundo que diría es que empiece con moderación y no intente hacer demasiado a la vez. Ya que eso a menudo crea expectativas poco realistas. Una de las cosas que me gusta recordar a las personas es que cuando los seres humanos evolucionaron por primera vez en este planeta, ninguno de nosotros se cepillaba los dientes. Sin embargo, hoy estoy seguro de que cada lector de esta nota se cepilla los dientes. Esto no es parte de nuestro genoma. Este es un comportamiento aprendido que todos hemos adquirido para la higiene física personal. Pienso que podemos usar esto como una especie de analogía y metáfora: si hiciéramos este tipo de práctica simple durante el tiempo que pasamos cepillándonos los dientes cada día, creo que el mundo sería realmente un lugar diferente. Así que creo que podemos empezar de manera muy modesta, de tres a cinco minutos, quizás un par de veces al día.

NIHNIH: ¿Hay algún comentario importante que crea que las personas en una nación estresada necesitan oír ahora mismo?

Davidson: La atención plena es un componente de la resiliencia y la reducción del estrés. Sin embargo, no es el único componente. Para promover la resiliencia, realmente necesitamos los cuatro componentes:

  • El primer componente que llamamos conciencia, que es donde estaría la atención plena.
  • El segundo componente es la conexión. Esta incluye las cualidades que se asocian con las relaciones sociales saludables, como la amabilidad y el aprecio, la empatía y la compasión.
  • El tercer componente lo llamamos conocimiento. El conocimiento se refiere a la comprensión de uno mismo. Es el conocimiento de la narración que todos guardamos sobre nosotros mismos. En el caso extremo, hay algunas personas que tienen una autonarración muy negativa. Tienen creencias negativas de sí mismas, y en realidad sostienen que esas creencias son una verdadera descripción de quiénes son. Esto, por supuesto, es una receta para la depresión. Una parte del bienestar, y esencial para cultivar la resiliencia, es, no tanto cambiar la narrativa, sino cambiar nuestra relación con la narrativa: entender la narrativa por lo que es, que es realmente un montón de pensamientos.
  • Finalmente, la última pieza es el propósito. Se trata de identificar nuestro verdadero norte; nuestro sentido de dirección en la vida. Y, lo más importante, alinear cada vez más nuestro comportamiento diario con un sentido de propósito.

Enlaces

Información relativa

Obtenga más información

Actualizada en Julio de 2021