Temas de salud

Febrero de 2019

Retrato de la Dra. Maria Kovacs

Extractos de nuestra conversación con la Dra. Kovacs, distinguida profesora de psiquiatría y psicología de la Universidad de Pittsburgh.

NIHNiH: ¿Qué es el estado de ánimo?

Kovacs: En general, en psicología clínica, cuando hablamos de estado de ánimo, nos referimos a una emoción que dura más que un breve período. Sin embargo, es una definición muy insatisfactoria porque nadie ha podido tener una idea de cuánto tiempo tiene que durar una emoción para que se llame estado de ánimo.

NIHNiH: ¿Qué es el estado de ánimo?

Kovacs: En general, en psicología clínica, cuando hablamos de estado de ánimo, nos referimos a una emoción que dura más que un breve período. Sin embargo, es una definición muy insatisfactoria porque nadie ha podido tener una idea de cuánto tiempo tiene que durar una emoción para que se llame estado de ánimo.

Creo que cuando le preguntas a la gente, ellos dicen: "Sé cuándo estoy de mal humor". Así que las personas tienen sus propios relojes internos sobre cuánto tiempo debe durar su emoción antes de decir: "Estoy de mal humor". Pero realmente estamos hablando de algo que dura más de unos pocos minutos.

NIHNiH: ¿Cuáles son los desencadenantes de la depresión?

Kovacs: Es una pregunta que no es fácil de responder. Muchos diferentes tipos de estrés pueden desencadenar la depresión. Hay mucha investigación que muestra que si desarrollas depresión clínica, que es más que un estado de ánimo negativo, significa que tienes todo tipo de problemas. Empiezas a pensar negativamente sobre ti mismo, dejas de interactuar con la gente, tienes problemas para dormir, tienes problemas para comer. Es muy perjudicial para el funcionamiento. La primera vez que esto le sucede a las personas, suele haber algún tipo de evento estresante significativo. Entonces no sucede que uno solo se despierta y desarrolla una depresión mayor.

También hay algunas pruebas de que, después de haber tenido un primer episodio de estar deprimido de forma grave, cada vez toma menos para que comience un nuevo episodio.

Estoy interesada en lo que sucede antes de que se tenga la depresión en estado avanzado. En otras palabras, me interesa saber cuáles son los cambios previos. Una de las cosas que hemos estado estudiando es qué sucede con la forma en que las personas manejan sus emociones o estados de ánimo. Entonces, por ejemplo, una de las cosas que encontramos es que si consideras a los niños que no tienen un alto riesgo de depresión -digamos que comienzan en una nueva escuela y no les gusta el profesor o podrían haber sido objeto de burlas-, por lo general, serán un poco miserables, un poco infelices, pero lo superarán. Si se coloca en la misma situación a los niños que están en riesgo de sufrir depresión, muy a menudo sucede que se sientan miserables y tengan problemas para salir de ese estado de ánimo, en parte porque no tienen la capacidad de regular sus emociones. Es decir, para ellos es un problema hacer que sus emociones sean menos intensas o menos persistentes.

Si algo comienza a hacerte miserable y no sabes cómo superarlo, ese es un desencadenante muy fuerte para pasar a un episodio depresivo mayor. Lo que significa que sentirse continuamente miserable puede instigar otros síntomas. Por ejemplo, si sigues sintiéndote triste y miserable porque algo malo sucedió en la escuela, entonces los otros niños se mantendrán alejados de ti porque no es divertido jugar así. Y si otros niños se mantienen alejados, entonces comienzas a pensar de forma negativa sobre ti mismo. Y si empiezas a pensar negativamente sobre ti mismo, entonces no vas a ser tan sociable en casa. Entonces, puedes tener problemas con tus padres. Así que es una bola de nieve.

NIHNiH: ¿Cuáles son las estrategias para salir de un mal estado de ánimo?

Kovacs: Hay algunos trabajos que sugieren que la meditación realmente ayuda. Para la meditación, la idea principal es vaciar tu mente y concentrarte en tu respiración para que no te involucres demasiado en lo que te molesta. Si te molestas por algo y sigues pensando en ello, estarás cada vez más molesto, ¿verdad? Así que piénsalo, si tienes un amigo que está muy molesto por algo, parte de lo que le vas a decir es que lo deje pasar. Deja de pensar en eso.

Lo opuesto es "rumiar". Rumiar significa que estás constantemente preocupado por algo y no puedes dejarlo pasar. Es todo en lo que estás pensando y no puedes pensar en nada más. Por supuesto, eso te hará sentir peor si estás preocupado por un asunto negativo.

NIHNiH: ¿Existen otras estrategias, como la dieta y el ejercicio?

Kovacs: La actividad física ha demostrado ser tan efectiva como la medicación antidepresiva en los estudios controlados. El problema es que cuando las personas están realmente deprimidas, no se sienten motivadas para hacer ejercicio. Si lo hicieran, se sentirían mejor. Tengo pacientes que corrían todo el tiempo y esa era su forma de defenderse de sus estados de ánimo negativos. Si no pueden salir a correr, comienzan a sentirse deprimidos.

Otra forma de salir del estado de ánimo negativo es involucrarse en alguna tarea que requiera su atención, como hacer un proyecto, lavar el automóvil, cocinar.

Comer es un asunto diferente. Algunas personas comen cuando se enojan y eso hará que se sientan mejor. El problema con eso es que no es una buena estrategia a largo plazo y si sigues haciéndolo puedes volverte obeso.

NIHNiH: ¿Cuál es su mensaje principal para tener en cuenta?

Kovacs: Creo que la mayoría de las estrategias que usan las personas tienen el propósito de regular automáticamente sus emociones. Pero las personas pueden aprender formas deliberadas de regulación emocional. Ahora también sabemos a ciencia cierta que la gran mayoría de estas estrategias ya se establecen cuando tienes seis o siete años. Claramente, la estrategia real que usa un niño es una versión más simple de la misma estrategia que él o ella usará cuando crezca. Creo que los orígenes de desarrollo tempranos de las estrategias de regulación de la emoción son realmente críticos. Se aboga por la educación de la primera infancia y por prestar más atención a la vida emocional de los niños pequeños y por educar a los padres.

Algunas de las estrategias regulatorias en la infancia se aprendieron a través del modelado automático. Por ejemplo, si un niño ve que su madre está molesta por no haber recibido un regalo y el padre lidia con esta decepción corriendo y golpeando cosas y comportándose muy molesto, este niño va a modelar este comportamiento. Es un proceso de aprendizaje social automático. Por supuesto, es posible que una madre se tome un momento e instruya a un niño diciendo "esto es lo que haces cuando estás triste", y esto debería suceder más a menudo.

Los padres también refuerzan ciertos comportamientos y no refuerzan otros, y pueden o no ser conscientes de esa ruta hacia el aprendizaje. Entonces, por ejemplo, si su hijo se cae y comienza a llorar, la mayoría de los padres lo recogerán y dirán "está bien, no llores, desaparecerá" o "encontraremos algún juguete para jugar". Ya le están enseñando al niño cómo regular ese efecto. O el padre puede pedirle al niño que hable sobre lo que lo puso triste o lo molestó. Otra posibilidad es involucrar al niño en una nueva tarea, como ayudar a preparar la cena. Entonces, de esta manera, se le está enseñando al niño que si está molesto puede prestar atención a otra cosa o puede hacer otra cosa para sentirse mejor.

El mensaje para llevar es que la regulación de la emoción es un conjunto de habilidades cuya versión inicial se aprendió en el desarrollo temprano. Sin embargo, el aprendizaje defectuoso se puede corregir y se pueden aprender nuevas aproximaciones. Esto último, a menudo, se puede ver durante la adolescencia, cuando los jóvenes aprenden nuevas estrategias de sus compañeros y modelos externos a la familia.

Información relativa

Obtenga más información

Actualizada en Abril de 2021