Temas de salud

Agosto de 2020

Cómo influye la biología en la aptitud física

Ilustración de personas haciendo diferentes tipos de actividades físicas

Hacer suficiente actividad física puede hacer que tanto su cuerpo como su mente se sientan mejor. También puede ayudar a prevenir o retrasar problemas de salud. Actualmente, los investigadores buscan maneras de encontrar qué ejercicios se adaptan mejor a su cuerpo.

Diferentes tipos de ejercicio pueden aportar diferentes beneficios para la salud. Puede fortalecer sus huesos con pesas, aumentar su flexibilidad con estiramientos o mejorar la salud de su corazón con actividades aeróbicas.

Sin embargo, todos los cuerpos están constituidos de formas diferentes. Algunas personas tienen más músculo del tipo que proporciona fuerza. Otras tienen más del tipo que proporciona resistencia, lo que lo mantiene en movimiento durante un largo período de tiempo. Esta es una de las razones por las que las personas pueden ser naturalmente más aptas para diferentes deportes.

Sin embargo, esta idea no solo se aplica a los atletas. También afecta a las personas que hacen actividades físicas para mantenerse en forma.

"Existen muchas razones por las cuales diferentes personas pueden adaptarse mejor a diferentes tipos de entrenamientos físicos", dice el Dr. Marcas Bamman, investigador del ejercicio de la Universidad de Alabama en Birmingham. "Y un factor importante del que recién estamos aprendiendo más es de nuestros genes".

Los investigadores están estudiando cómo los genes influyen en las respuestas de nuestros cuerpos a la actividad física. También analizan cómo el ejercicio afecta de manera diferente el cuerpo de las personas. Incluso están explorando cómo afecta a sus microbios.

"El objetivo final es poder proporcionar una 'receta' de ejercicios que sea óptima para cada persona, para que puedan obtener el mayor beneficio", dice Bamman.

Influenciado por los genes

Los científicos saben que diferentes tipos de ejercicios tienen diferentes efectos sobre la salud, explica el Dr. William Kraus, quien estudia la prevención de enfermedades cardíacas en la Universidad de Duke. "Los beneficios varían según el tipo, la intensidad y la cantidad de ejercicio", menciona.

Por ejemplo, en su laboratorio se ha observado que los periodos prolongados de ejercicios de intensidad moderada, como caminar rápido, pueden ser muy buenos para reducir los niveles de azúcar en sangre. Esto puede ser importante para las personas que intentan prevenir la diabetes.

Pero tal vez desee reducir sus niveles de colesterol "malo" en la sangre para ayudar a prevenir un ataque cardíaco. Para eso, puede ser de gran ayuda hacer muchos ejercicios de alta intensidad para hacer latir el corazón, agrega Kraus.

Su equipo ha observado estos efectos en personas de diferentes edades y tanto para hombres como para mujeres. Sin embargo, cuando observa a las personas dentro de esos grupos, menciona que no todos obtienen el mismo beneficio del mismo entrenamiento.

"Queremos entender cómo sus antecedentes genéticos determinan su respuesta a los ejercicios", dice. Su equipo de investigación ha identificado un grupo de genes que predicen quiénes obtendrán las mayores mejoras en la salud del corazón a través de ejercicios aeróbicos, como trotar o andar en bicicleta.

El equipo de Bamman ha encontrado un grupo de genes que pueden ayudar a predecir quiénes ganarían más músculo de un programa de entrenamiento de fuerza. Sin embargo, explica que solo porque no se obtengan los mismos beneficios que otra persona con un mismo tipo de ejercicio, esto no significa que no obtenga ninguno.

"Todos responden al ejercicio de una manera positiva", dice Bamman. "Por ejemplo, en nuestro estudio, las personas que no pudieron ganar músculo, como otras personas, ganaron fuerza. Mejoraron su capacidad para caminar y muchos otros aspectos importantes de la salud".

Los investigadores están buscando otros genes que puedan predecir cómo el ejercicio afecta diferentes aspectos de la salud, como el control del azúcar en la sangre. En un estudio, Kraus y su equipo probaron un programa de ejercicios para reducir el riesgo de diabetes en un grupo grande de personas.

"Algunas personas mejoraron mucho en el control de su nivel de azúcar en la sangre, y algunas personas no mejoraron nada, a pesar de que hicieron todos los ejercicios", dice.

Saber quién tiene más probabilidades de beneficiarse de ejercicios específicos puede ayudar a los proveedores de atención médica a adaptar mejor sus recomendaciones para las personas, dice Kraus.

Sin embargo, estos estudios se encuentran aún en las primeras etapas. Si tiene una afección médica, hable con su proveedor sobre los tipos y las cantidades de actividad física que son adecuadas para usted.

Aprendiendo de los atletas

"No existe casi ninguna intervención de salud tan potente y tan amplia en su beneficio como la actividad física", dice el Dr. Euan Ashley, quien estudia el ejercicio y el corazón en la Universidad de Stanford.

Ashley, Bamman y Kraus están involucrados en un gran programa financiado por los NIH que analiza cómo los ejercicios afectan a las diferentes moléculas del cuerpo También están investigando cómo esto difiere entre las personas. El equipo está estudiando tanto a las personas que no han hecho ejercicio con regularidad como a los atletas activos.

Ashley explica que estudiar las habilidades de los atletas de élite tiene el potencial de ayudarnos a comprender los límites del cuerpo humano.

"Para que un atleta pueda rendir al más alto nivel, todo tiene que funcionar a la perfección", dice. Esto incluye los músculos, el corazón, las células sanguíneas y más. En los estudios a atletas, como corredores y esquiadores, se han encontrado diferencias genéticas que tienen efectos positivos en el rendimiento de sus cuerpos, dice Ashley.

"Al estudiar a los atletas, podemos aprender más sobre los extremos de cada uno de estos sistemas corporales. Y, al entender esos extremos, podemos comprender los aspectos fundamentales de esos sistemas. Eso podría ayudarnos a tratar a las personas con enfermedades en esos sistemas", explica Ashley.

El papel de los microbios

No solo su biología puede influir en cómo el ejercicio afecta a su cuerpo. Los científicos descubren cada vez más sobre el papel de su microbioma. Esa es la colección de microbios que viven dentro y sobre su cuerpo.

En un estudio reciente, los investigadores encontraron cambios en un cierto tipo de bacteria intestinal en los corredores de maratón. Transfirieron esas bacterias a ratones. Los ratones que recibieron la bacteria pudieron correr más tiempo.

Los científicos apenas comienzan a estudiar el papel del microbioma en la aptitud física. Tales estudios son difíciles porque factores como la dieta, el sueño e incluso las personas con las que vive pueden afectar su microbioma, dice Kraus.

Los investigadores continúan aprendiendo más sobre la biología y la actividad física. Sin embargo, no importa quién sea, la cantidad de actividad que realice puede marcar la diferencia en su salud. Los expertos recomiendan al menos 150 minutos por semana de actividad física de intensidad moderada. Además, que haga ejercicios de entrenamiento de fuerza al menos dos días a la semana.

"El ejercicio tiene grandes beneficios para la salud mental y física", dice Ashley. Encuentre ideas sobre cómo comenzar.

Enlaces

Referencias

Información relativa

Obtenga más información

Elecciones sabias

Personalice su entrenamiento

  • Conozca sus objetivos: Trate de establecer objetivos específicos a corto y a largo plazo. Luego, hable con su proveedor de atención médica sobre los tipos y la cantidad de ejercicio que puede hacer de manera segura.
  • Haga lo que le gusta. No sufra con un entrenamiento que no le gusta. Desarrolle actividades que hagan que tanto su cuerpo como su mente se sientan bien.
  • Encuentre un compañero. Pídale a un familiar o a un amigo que se mantenga activo con usted. Hacer actividades con alguien puede ser más divertido.
  • Monitoree su progreso. Puede que no sienta que está progresando, pero si mira hacia atrás, se sorprenderá mucho.
  • Revise sus objetivos. ¿Cumplió sus objetivos? Si no lo hizo, ¿por qué? ¿Son factibles? Haga una lluvia de ideas de algunas cosas que puede hacer de manera diferente.
Actualizada en Octubre de 2020