Temas de salud

Noviembre de 2016

Un caracol cono marino cazando un pez. Foto cortesía del Dr. Baldomero Olivera, Universidad de Utah

El caracol cono marino tiene un mecanismo de supervivencia inusual que aporta nueva información para manejar la diabetes. El caracol libera un veneno que contiene insulina y que, en pocos segundos, logra paralizar al pez cercano para poder capturarlo y comerlo con facilidad. Los científicos han estado fascinados por la rapidez con la que actúa esta insulina en comparación con la insulina humana.

La insulina es importante para las personas porque ayuda a controlar los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre. Cuando los niveles de glucosa aumentan, como después de una comida, se libera insulina al torrente sanguíneo, la cual viaja por todo el cuerpo. Cuando la insulina se une a estructuras especiales en la superficie de las células, llamadas receptores, hace que las células absorban la glucosa que necesitan para obtener energía. La diabetes aparece cuando este proceso no se lleva a cabo de manera adecuada. Muchas personas deben recurrir a inyecciones de insulina sintética para controlar la diabetes, y una acción rápida puede ser fundamental.

La insulina humana se almacena en el cuerpo en agregados hexaméricos (grupos de 6). Para funcionar, las seis partes primero deben separarse, lo que podría tardar hasta una hora. En cambio, la insulina de los caracoles cono es pequeña y de acción rápida. Carece de la parte que mantiene unidos los agregados de insulina.

Un equipo de investigación apoyado por los NIH, con base parcial en la Universidad de Utah, analizaron la estructura 3D de la insulina del caracol cono. A pesar de tener una estructura más pequeña, la insulina del caracol podía unirse a los receptores de insulina humanos y activarlos.

"Descubrimos que las insulinas del veneno del caracol cono trabajan más rápido que las insulinas humanas, ya que no deben pasar por los cambios estructurales que experimenta la insulina humana para funcionar. Esencialmente están preparadas y prontas para unirse a sus receptores", dice el Dr. Michael Lawrence, coautor del estudio, del Instituto de Investigación Médica Walter y Eliza Hall en Australia.

Estos hallazgos aportan información que podría ayudar a los científicos a diseñar insulinas de acción rápida que podrían ayudar a controlar la diabetes.

Referencia

A minimized human insulin-receptor-binding motif revealed in a Conus geographus venom insulin. Menting JG, Gajewiak J, MacRaild CA, et al. Nat Struct Mol Biol. 2016 Oct;23(10):916-920. doi: 10.1038/nsmb.3292. Publicado electrónicamente antes de su publicación en papel el 12 de septiembre de 2016. PMID: 27617429.

Financiamiento

Instituto Nacional de Ciencias Médicas Generales (NIGMS) de los NIH, Consejo Nacional de Salud e Investigación Médica de Australia, Iniciativa sobre Ciencia y Tecnología de Utah, Comisión Europea, Apoyo del Gobierno Estatal de Victoria a la Infraestructura Operativa, y el Centro de Diabetes y Metabolismo de la Universidad de Utah.

Información relativa

Obtenga más información

Actualizada en Octubre de 2020