Temas de salud

Octubre de 2018

El olor corporal puede ser señal de una enfermedad

Ilustración de un hombre que huele su axila

¿Alguna vez alguien le dijo que huele mal? Cualquier persona puede tener mal aliento o axilas apestosas, a cualquier edad. Ya sea que los haya notado o no, algunos olores corporales pueden señalar un problema de salud. Pero la mayoría de los olores corporales y del aliento son normales.

"La mayoría de las veces, el mal aliento es causado por bacterias en los dientes y la lengua", explica la Dra. Madeleine S. Deming, experta en medicina interna del NIH Clinical Center.

Es normal si su aliento huele un poco mal por la mañana, especialmente si durmió con la boca abierta. Una boca seca permite que las bacterias se desarrollen. Las bacterias que viven en la boca pueden formar compuestos que tienen azufre. Estos compuestos son especialmente apestosos. Pueden oler como huevos podridos o cebolla, por ejemplo.

Si su aliento no mejora al cepillarse los dientes o usar enjuague bucal, puede ser una señal de otro problema. Con el tiempo, las bacterias pueden causar caries y enfermedad periodontal. Las caries y la enfermedad periodontal no huelen bien. Ambas requieren una visita al dentista para recibir tratamiento.

Otras causas del mal aliento pueden ser infecciones de los senos nasales, la garganta o los pulmones. Estas también deben ser tratadas por un profesional de la salud.

Su aliento también puede mostrar signos de enfermedades en otras partes de tu cuerpo. Eso es porque exhala más que solo aire. Su aliento también contiene compuestos gaseosos que se mueven desde sus órganos a través del torrente sanguíneo hacia sus pulmones.

La respiración que huele a fruta o manzanas podridas, por ejemplo, puede ser una señal de diabetes que no está bajo control.

En raras ocasiones, las personas pueden tener mal aliento debido a una falla orgánica. Una persona con insuficiencia renal puede tener aliento que huele a amoníaco u orina. Una enfermedad hepática grave puede hacer que el aliento huela a moho, o ajo y huevos podridos.

Los compuestos que se transportan a través de la sangre también se pueden liberar a través de las glándulas sudoríparas. Eso puede hacer que sus axilas y piel huelan mal. Es normal que el estrés haga que se liberen compuestos malolientes a través de su sudor.

Pero sus axilas también pueden oler por otras razones. Tanto la humedad como el vello permiten que las bacterias se desarrollen. Estas bacterias pueden crear compuestos malolientes. Bañarse, afeitarse y usar desodorante puede ayudar a mantener estos olores bajo control.

Debido a que ciertas enfermedades causan mal aliento u olores corporales, los investigadores respaldados por el NIH están desarrollando una "nariz" electrónica para ayudar a los médicos a detectarlos. Esta investigación se encuentra en una etapa temprana. En el laboratorio, los científicos ya pueden analizar los compuestos de olor del cuerpo. Incluso han entrenado perros para detectar signos de ciertos cánceres en muestras de aliento.

Si le preocupa un olor corporal nuevo o que empeora, "el primer paso es realizar una visita al médico para su evaluación", aconseja Deming. "Lo mejor es que un dentista evalúe el mal aliento".

Su dentista puede examinar su boca para detectar signos de problemas. Si le preocupa el olor corporal, su médico puede realizar un examen físico. Si es necesario, su médico puede sugerirle exámenes adicionales.

"Se puede considerar una prueba para evitar los alimentos que se sabe que causan olor corporal. En casos raros de olor corporal debido a una condición médica subyacente, el tratamiento de esa condición también puede ayudar a controlar el olor", dice Deming.

Vea la caja Elecciones Sabias para informarse de algunas formas de prevenir el mal aliento y los olores corporales.

Enlaces

Referencias

Información relativa

Obtenga más información

en

View this article in English:
Smelling Sickness

Elecciones sabias

¿Preocupado por el olor corporal?

Para prevenir el mal aliento o el olor corporal:

  • Báñese, use ropa limpia y use desodorante.
  • Limpie y cuide sus dientes y boca.
  • Mantenga su boca húmeda y su cuerpo seco.
  • Evite comer cebollas, ajo y otros alimentos de olor fuerte.
Actualizada en Diciembre de 2018