Temas de salud

Julio 2014

La actividad física ayuda a las personas de la tercera edad a mantener su movilidad

Un programa cuidadosamente estructurado de actividad física moderada ayudó a las personas mayores vulnerables a mantener su movilidad. El nuevo estudio demuestra que muchas personas mayores frágiles pueden cosechar las recompensas de una actividad física regular.

A medida que usted envejece, una menor movilidad puede elevar el riesgo de enfermedad, discapacidad e incluso de muerte. La actividad física regular ofrece a una variedad de personas beneficios para la salud conocidos. Sin embargo, los científicos no han identificado una intervención específica para prevenir la discapacidad por inmovilidad.

Un estudio financiado por el NIH (la agencia de investigación médica de los Estados Unidos) incluyó a más de 1600 adultos, de entre 70 y 89 años de edad, en riesgo de discapacidad. Los pacientes fueron asignados al azar a un programa de actividad física de intensidad moderada o a un programa de educación para la salud centrado en el envejecimiento fructífero.

El grupo de actividad física trabajó gradualmente hasta 150 minutos de actividad semanal, que incluyó caminar a paso ligero, entrenamiento de fortalecimiento y equilibrio, y ejercicios de flexibilidad. Las sesiones se llevaron a cabo en una clínica dos veces por semana y en casa 3 o 4 veces a la semana. El grupo de comparación tuvo 26 talleres semanales de educación para la salud, seguidos por reuniones mensuales.

En el transcurso del estudio, que duró un promedio de 2,6 años, el programa de actividad física redujo considerablemente el riesgo de discapacidad por inmovilidad importante en un 18% en comparación con el grupo de educación. Los que participaron en las actividades físicas fueron más capaces de mantener su capacidad de caminar sin ayuda por aproximadamente un cuarto de milla.

«Estamos satisfechos con estos resultados», dice el Dr. Richard J. Hodes, director del Instituto Nacional de Envejecimiento (NIA, por su sigla en inglés) del NIH. «Participar en un programa específico de aeróbicos, resistencia, equilibrio y actividades de flexibilidad puede tener efectos positivos importantes sobre la reducción del riesgo de discapacidad por inmovilidad».

Sobre la base de investigaciones anteriores, el NIA lanzó Go4Life , una campaña nacional de ejercicio y actividad física para los adultos mayores sanos.

Referencia: «Effect of structured physical activity on prevention of major mobility disability in older adults: the LIFE study randomized clinical trial» (Efecto de la actividad física estructurada con respecto a la prevención de la inmovilidad seria en adultos mayores: el estudio LIFE de ensayos clínicos aleatorizados). Pahor M et al. JAMA 2014 Jun 18;311(23):2387-96. doi:10.1001/jama.2014.5616. PMID: 24866862.

Actualizada en Agosto de 2017