Temas de salud

Marzo de 2020

Los adolescentes se hacen cargo de su salud.

Foto de niños de secundaria jugando baloncesto en un gimnasio.

Convertirse en un adolescente significa asumir más responsabilidad por las decisiones sobre su cuerpo y salud. Es importante comprender cómo funciona su cuerpo y qué necesita. De esa manera, puede tomar decisiones inteligentes sobre lo que come y cómo mantenerse activo. Comience creando hábitos saludables ahora.

Comer saludable es una buena forma de comenzar. Elegir alimentos y bebidas saludables, puede darle a su cuerpo los nutrientes que necesita. Los nutricionistas recomiendan llenar la mitad de su plato de frutas y verduras. Los adolescentes necesitan más de ciertos nutrientes como el calcio que se encuentra en la leche, el yogur y el queso, y la vitamina D, que se encuentra en los lácteos, los cereales fortificados y el atún. Es una buena idea reducir el azúcar agregada de alimentos como galletas, dulces y refrescos.

Mantenerse en un peso saludable también es importante. Pero una dieta extrema no es la respuesta al peso extra. Cortar grupos de alimentos enteros u omitir comidas puede ser poco saludable y no implicará una pérdida de peso a largo plazo. Las dietas poco saludables también pueden afectar su estado de ánimo y forma de crecer. En su lugar, intente hacer pequeños cambios con los que pueda comprometerse. Los NIH tiene recursos en línea para ayudarlo a alcanzar y mantener un peso saludable.

El ejercicio frecuente también es clave. Los expertos recomiendan que los adolescentes realicen 60 minutos de actividad física todos los días. Tres de esos días deben incluir un ejercicio fuerte como trotar o andar en bicicleta.

Aprenda más sobre nutrición, sueño, actividad y más.

Enlaces

Información relativa

Obtenga más información

Actualizada en Noviembre de 2020