Temas de salud

Julio de 2022

Protegerse contra los gérmenes mientras nada

Ilustración de un hombre y una mujer enjuagándose en una ducha en la playa

Cuando el clima se hace cálido, es posible que desee salir para divertirse bajo el sol. Ir a una piscina, lago o playa a menudo es lo primero de la lista. Pasar tiempo en el agua puede traer riesgos para la salud. Pero algunos sencillos hábitos pueden ayudar a que su verano sea divertido y saludable.

Muchos gérmenes y organismos diferentes pueden vivir en el agua. Estos incluyen bacterias, virus, parásitos y materia vegetal que pueden enfermarlo.

Muchos gérmenes que viven en el agua causan malestar estomacal e intestinal. Estos pueden traer diarrea o vómitos. También puede tener erupciones en la piel, dolor en los oídos o en los ojos, y tos o congestión después de nadar en aguas contaminadas.

Los culpables comunes de los síntomas intestinales después de nadar son los parásitos. Estos incluyen Cryptosporidium y Giardia intestinalis. Pero las bacterias, como E. coli, y los virus también pueden ser la causa.

Muchos gérmenes transmitidos por el agua provienen de las heces de personas y animales. Por eso es importante no ir nunca al baño ni cambiar pañales sucios cerca del agua. Si lleva una mascota, asegúrese de recoger las heces.

Las piscinas a menudo se tratan con una sustancia química llamada cloro para matar los gérmenes. Pero no funciona en todos estos inmediatamente. Algunos, como el Cryptosporidium, pueden persistir durante días a pesar del cloro. Y los cuerpos de agua naturales, como los océanos y los lagos, no se pueden tratar con productos químicos.

"No se puede simplemente mirar el agua y decir: 'Creo que hay un nivel elevado de bacterias'", dice el Dr. Dwayne Porter de la Universidad de Carolina del Sur. Pero los científicos pueden analizar las aguas recreativas en busca de ciertas bacterias.

El grupo de Porter estudia formas de monitorear las condiciones del agua alrededor de las playas locales. Recopilan datos sobre una bacteria llamada enterococcus. Enterococcus vive en los intestinos de las personas y los animales. Los altos niveles de la bacteria pueden significar que el agua está contaminada con heces. Eso a menudo significa que también hay otros gérmenes presentes.

Su grupo trabaja con socios locales para crear pronósticos de agua diarios. Los pronósticos predicen qué áreas pueden tener altos niveles de bacterias. Alertan a los residentes locales utilizando los sitios web howsthebeach.org y howsmyscriver.org

Porter y sus colegas planean expandir el sistema de alerta para incluir Vibrio vulnificus . Vibrio vulnificus puede enfermarlo gravemente si come mariscos contaminados. También son bacterias carnívoras. Si infectan una herida en la piel y no se tratan, pueden provocar una amputación o la muerte.

El equipo está tratando de averiguar qué factores pueden predecir un mayor riesgo de infecciones por Vibrio vulnificus. Los cambios en la temperatura del agua y los niveles de sal pueden aumentar el crecimiento de bacterias. Otra posibilidad son las floraciones de algas tóxicas. Estos liberan nutrientes que ayudan a las bacterias a prosperar.

Ciertos tipos de algas también liberan toxinas que contaminan el agua y el aire. Así que, en general, es importante evitar las áreas con algas tóxicas y no comer los mariscos que se encuentran allí.

Estar al tanto de las condiciones locales del agua antes de ir a la playa puede ayudarlo a mantenerse seguro. “Si le preocupan las bacterias u otros peligros, concéntrese en otras actividades”, aconseja Porter.

Para obtener más consejos sobre cómo mantenerse seguro en el agua, consulte el recuadro Elecciones sabias.

Enlaces

Información relativa

Obtenga más información

Elecciones sabias

Mantenerse saludable en el agua

  • Dúchese antes y después de nadar.
  • Trate de no tragar agua.
  • Nunca vaya al baño dentro del agua. Para los niños, haga pausas para ir al baño y revise los pañales cada hora. Cambie los pañales lejos del agua.
  • Manténgase fuera del agua si ha tenido diarrea recientemente, para ayudar a proteger a los demás de los gérmenes infecciosos.
  • Lávese siempre las manos antes de comer o beber después de jugar en aguas recreativas o en la arena.
  • Cubra las heridas abiertas con vendajes impermeables.
  • No nade en agua que se vea turbia o tenga olor.
  • Manténgase fuera del mar durante al menos 24 horas después de una tormenta. Evite los lugares donde se libera agua de lluvia en la playa.
  • Busque si hay señales de advertencia colocadas alrededor del área. Pregunte a los socorristas por las condiciones del agua.
  • Revise los sistemas de alerta locales. Visite la página web de la EPA para obtener información sobre playas específicas de los EE. UU."
Actualizada en Octubre de 2022