Temas de salud

Mayo 2015

Mantenga sana su visión

Aprenda sobre el examen ocular completo con dilatación de pupila

Las personas de todas las edades deberían realizarse una prueba de visión para mantener sus ojos en el mejor estado posible. Los niños suelen someterse a una evaluación de la visión en la escuela o en el consultorio del pediatra. Los adultos, sin embargo, pueden necesitar más que una evaluación de la visión.

Ilustración de un hombre mirando una tabla ocularIncluso si su visión parece estar bien, la única manera de saber con seguridad que sus ojos están sanos es realizarse un examen ocular completo con dilatación de pupila. Cuándo debe comenzar a hacerse estos exámenes depende de muchos factores, entre ellos su edad, raza y estado de salud general.

Envejecer trae consigo el riesgo de desarrollar un glaucoma, degeneración macular asociada con la edad y retinopatía diabética —la causa de pérdida de visión más común debida a la diabetes. Estas enfermedades de los ojos tienden a aparecer sin ningún aviso en las etapas más tempranas. En el momento en que usted detecta una pérdida de visión, por lo general ya no puede revertirse. El tratamiento en el momento oportuno podría permitirle mantener su visión por más tiempo.

"Los exámenes oculares completos con dilatación de pupila realizados en forma anual a partir de los 60 años son la manera más efectiva y exhaustiva de detectar enfermedades de los ojos cuando aún se puede minimizar la pérdida de visión", dice el Dr. Paul A. Sieving, director del Instituto Nacional del Ojo (NEI por sus siglas en inglés) de los NIH.

Si tiene diabetes, presión arterial alta o antecedentes familiares de enfermedades de los ojos, tal vez necesite comenzar antes con los exámenes oculares completos con dilatación de pupila. Los afroamericanos tienen un riesgo más alto y un promedio de edad más precoz de aparición del glaucoma comparado con los blancos, por lo que se les recomienda que comiencen a hacerse exámenes oculares completos con dilatación de pupila cada 1 a 2 años a partir de los 40 años.

Una prueba del campo de visión evalúa el rango de lo que usted puede ver. Mirando al frente y con un ojo tapado a la vez, usted deberá responder cada vez que vea una luz o la mano del examinador en la periferia de su arco visual. También podría utilizarse una pantalla o u aparato. La pérdida de visión periférica puede ser un signo de glaucoma, que daña el nervio óptico responsable de llevar mensajes visuales del ojo al cerebro.

Una prueba de agudeza visual detecta cuán bien es capaz de ver a diversas distancias. Mirando a una tabla ocular a 20 pies de distancia, aproximadamente, deberá leer en voz alta las letras más pequeñas que vea, primero con un ojo tapado, luego con el otro. Los resultados pueden ayudar a evaluar el avance de la enfermedad o la respuesta al tratamiento, y pueden revelar la necesidad de dispositivos de asistencia para la baja visión

Luego, los ojos se dilatan con unas gotas en cada ojo para que la pupila se abra, lo que permite que entre más luz al ojo. Se utiliza una lupa para examinar los tejidos en la parte trasera del ojo, incluida la retina (el tejido sensible a la luz), la mácula (la región central de la retina necesaria para poder ver de frente) y el nervio óptico. El daño en estas áreas podría ser un signo de retinopatía diabética, glaucoma o degeneración macular asociada con la edad.

La tonometría mide la presión del interior del ojo al enviar un rápido golpe de aire sobre la superficie del ojo. La presión intraocular alta es un factor de riesgo de daño en el nervio óptico asociado con el glaucoma.

Y esto es todo. Ya puede volver a casa. Para saber más sobre el examen ocular completo con dilatación de pupila, visite https://nei.nih.gov/healthyeyes/spanish/eyeexam_sp .

Decisiones Inteligentes

Ojos saludables a todas las edades

  • Conozca los antecedentes de salud ocular de su familia Averigüe si los miembros de su familia tienen alguna enfermedad de los ojos.
  • Coma bien. Las frutas, las verduras (especialmente las hojas verde oscuro como la espinaca o la col rizada) y los pescados ricos en ácidos grasos omega 3 (como el salmón o el atún) pueden ayudar a la salud de los ojos.
  • Mantenga un peso saludable. El exceso de peso aumenta el riesgo de desarrollar diabetes y otras enfermedades que pueden dañar la visión.
  • Protéjase los ojos. Utilice implementos de protección para los ojos especialmente diseñados para hacer deporte, realizar reformas en el hogar o para otras actividades.
  • Use anteojos de sol. Para proteger los ojos del daño solar, elija anteojos que bloqueen al menos 99% de los rayos UVA y UVB.
  • Deje de fumar o no comience a hacerlo. Fumar está vinculado con un riesgo mayor de diversas enfermedades de los ojos.
  • Lávese las manos y sus lentes de contacto. Evite infecciones mediante un lavado exhaustivo de las manos antes de ponerse o sacarse los lentes de contacto. Desinfecte y recambie los lentes tal como se indica.
Actualizada en Diciembre de 2016