Temas de salud

Junio 2012

Por qué contrae un resfrío cuando hace calor: ¿Por qué existen los resfríos de verano?

Casi todos anhelamos la llegada del verano para hacer escapadas, salir y divertirnos. Así que, ¿qué podría ser más injusto que contraer un resfriado cuando hace calor? ¿Cómo pueden surgir los síntomas del resfrío cuando no hace frío y no es temporada de gripe? ¿Hay alguna manera de esquivar un resfrío en el verano?

Ilustración de una niña enferma, con la nariz roja y un pañuelo, mirando por la ventana a unos niños que juegan a la pelota bajo el sol.Los síntomas del resfrío pueden ser causados por más de 200 virus distintos. Cada uno de ellos puede causar estornudos, picazón en la garganta y secreción nasal, que pueden ser los primeros síntomas de un resfriado. Los resfríos de invierno suelen ser provocados por las infecciones virales más comunes en los seres humanos, un grupo de gérmenes conocidos como rinovirus. Los rinovirus y algunos otros virus que causan los resfríos parecen sobrevivir mejor en climas más fríos; se incrementan en septiembre y comienzan a disminuir en mayo.

Durante los meses de verano, el paisaje viral comienza a cambiar. En términos generales, los resfríos de verano e invierno son causados por diferentes virus», dice el Dr. Michael Pichichero, pediatra e investigador de enfermedades infecciosas en el Instituto de Investigación del Hospital General de Rochester en Nueva York. «Cuando uno habla de los resfríos de verano, probablemente esté hablando de una infección por enterovirus no polio».

Los enterovirus pueden infectar los tejidos de la nariz y la garganta, los ojos, el sistema digestivo y otros lugares. Algunos enterovirus pueden causar polio, pero las vacunas han eliminado la mayoría de estos virus de los países occidentales. Los más de 60 tipos de enterovirus no polio son mucho más generalizados. Son el segundo tipo más común de virus que infectan a los seres humanos después de los rinovirus. Alrededor de la mitad de las personas infectadas por un enterovirus no se enferman en absoluto. Sin embargo, en todo el país, los enterovirus causan aproximadamente de 10 a 15 millones de enfermedades por año, generalmente entre junio y octubre.

Los enterovirus pueden causar fiebre repentina. La temperatura corporal puede oscilar de 101° a 104 °F. Los enterovirus también pueden causar síntomas respiratorios leves, dolor de garganta, dolor de cabeza, dolores musculares y problemas gastrointestinales como náuseas o vómitos.

«Personas de todas las edades pueden verse afectadas, pero, como en la mayoría de las infecciones virales, las infecciones por enterovirus predominan en la infancia», dice Pichichero. Los adultos pueden estar protegidos de las infecciones de los enterovirus si han desarrollado Anticuerpos a raíz de exposiciones anteriores. No obstante, pueden enfermarse si se encuentran con un nuevo tipo de enterovirus.

Otros enterovirus menos comunes pueden causar otros síntomas. Algunos pueden causar conjuntivitis o conjuntivitis aguda, un hinchamiento de la capa exterior del ojo y el párpado. Otros pueden causar una enfermedad con erupción cutánea. En casos raros, los enterovirus pueden afectar el corazón o el cerebro.

Para prevenir las infecciones por enterovirus, dice Pichichero, «hay que bloquear la transmisión viral». Los virus viajan en las secreciones respiratorias, como la saliva o la mucosidad, o en las heces de una persona infectada. Usted puede infectarse por contacto directo, o puede contraer el virus al tocar ciertas superficies u objetos, tales como un teléfono, la perilla de la puerta o un pañal de bebé contaminado. «Lavarse las manos con frecuencia y evitar la exposición a las personas enfermas con fiebre pueden ayudar a prevenir la propagación de la infección», dice Pichichero.

Los resfríos de verano a causa de los enterovirus por lo general desaparecen, sin tratamiento, al cabo de unos días.

Definiciones

Anticuerpos: Son moléculas que produce el sistema inmunitario para combatir a los gérmenes.

Decisiones Inteligentes

No hay cura para el resfriado, pero se puede aliviar los síntomas de los siguientes modos:

  • Descansando en la cama;
  • Bebiendo suficiente líquido;
  • Tomando acetaminofén (Tylenol, por ejemplo) para el dolor de cabeza o la fiebre;
  • Haciendo gárgaras con agua tibia con sal o usando trozos de hielo, aerosoles para la garganta o pastillas para el dolor de garganta;
  • Usando un descongestionante o un aerosol nasal salino para los síntomas nasales.
Actualizada en Abril de 2017