Temas de salud

Enero 2014

¿Quién Necesita un Reemplazo de Rodilla?

Si usted o alguien que usted conoce están considerando un reemplazo de rodilla, hay un nuevo recurso que les puede ayudar a entender cómo funciona, cómo prepararse para la cirugía y qué esperar en la recuperación.

El reemplazo de rodilla implica sacar partes de la articulación de su rodilla natural y sustituirlas por piezas artificiales. El reemplazo de rodilla es el tipo más común de cirugía de reemplazo articular.

Varias formas de artritis pueden dañar las rodillas y causar tanto dolor y discapacidad que hay que reemplazar las rodillas. Ciertas deformidades de la rodilla —como las piernas arqueadas o las rodillas juntas— pueden desgastar el cartílago y crear dificultades. El daño de la rodilla también puede ser el resultado de un problema denominado necrosis avascular, u osteonecrosis, en la que los huesos pierden su suministro de sangre, mueren y eventualmente colapsan.

Si otros tratamientos no le han ayudado, su médico puede sugerir el reemplazo de la rodilla cuando el dolor y la rigidez comienzan a interferir con sus actividades diarias.

Si desea considerar el reemplazo de rodilla, pídale a su médico que lo remita a un cirujano ortopédico, un médico especialmente capacitado para tratar los problemas de los huesos y las articulaciones.

Para obtener más información, visite la página de Reemplazo de la Rodilla en Personas Mayores de los NIH (NIH Senior Health) en http://nihseniorhealth.gov/kneereplacement .

Actualizada en Abril de 2017