Temas de salud

Agosto de 2022

Embarazos saludables a medida que envejece

Ilustración de una pareja hablando con un médico

Hay muchas razones por las que podría esperar para tener hijos. Es posible que desee centrarse en su profesión. O ahorrar algo de dinero primero. Alrededor del 20% de las mujeres en los EE. UU. ahora tienen su primer hijo después de los 35 años.

Hay muchas razones por las que podría esperar para tener hijos. Es posible que desee centrarse en su profesión. O ahorrar algo de dinero primero. Alrededor del 20% de las mujeres en los EE. UU. ahora tienen su primer hijo después de los 35 años.

Es posible que haya escuchado que quedar embarazada puede ser más difícil a medida que envejece. O que es más riesgoso para la salud, tanto de la mamá como del bebé. Si bien estos pueden ser problemas al tener hijos más adelante en la vida, muchas preocupaciones son manejables.

Quedar embarazada

Puede ser más difícil quedar embarazada con la edad. Hay muchas razones para eso. Una es que la fertilidad disminuye a medida que envejecemos, tanto para hombres como para mujeres.

Las mujeres nacen con un número determinado de óvulos. Cada mes, el ovario de una mujer libera un óvulo para ser fertilizado. Este proceso se llama ovulación. Pero antes de eso, su cuerpo junta muchos óvulos en preparación para este proceso. Un puñado de óvulos se desarrolla y madura, pero por lo general solo uno llega a la ovulación.

"A medida que las mujeres envejecen, siguen siendo fértiles, pero sus probabilidades de embarazo disminuyen porque no están produciendo tantos óvulos buenos que se fertilicen, se dividan normalmente y se conviertan en un embrión", explica el Dr. Alan Decherney, un experto en fertilidad de los NIH.

Después de los 30 años, la fertilidad de una mujer disminuye cada año. El número y la calidad de sus óvulos disminuye hasta que llega a la menopausia. La menopausia generalmente ocurre alrededor de los 45 a 55 años. Durante ese tiempo, las mujeres dejan de tener sus períodos y ya no son fértiles.

Los hombres mayores pueden producir menos esperma o esperma de menor calidad. La disminución relacionada con la edad en la calidad del óvulo y el esperma se asocia con una mayor probabilidad de que el bebé desarrolle ciertas afecciones de salud. Estas incluyen el trastorno del espectro autista, el síndrome de Down y la esquizofrenia.

Pero la mayoría de las mujeres sanas que dan a luz entre los 30 y los 40 años tienen bebés sanos.

Problemas del embarazo

Si tiene más de 35 años y no ha quedado embarazada después de intentarlo durante seis meses, hable con su proveedor de atención médica. Es posible que tenga problemas de infertilidad. La infertilidad es cuando una pareja no puede quedar embarazada o una mujer no ha podido llevar un embarazo a término.

Investigadores financiados por los NIH están estudiando las causas de la infertilidad tanto en hombres como en mujeres. Hay muchas razones para la infertilidad.

“La causa más común de infertilidad en las mujeres está relacionada con las anomalías de la ovulación”, dice la Dra. Esther Eisenberg, quien supervisa la investigación sobre medicina reproductiva e infertilidad en los NIH.

Muchos factores influyen en su ciclo de ovulación. Ser mayor es uno de ellos. Es posible que no ovule regularmente o, a veces, no ovule en absoluto.

Otra causa de infertilidad es la endometriosis. Esta es una enfermedad en la que el tejido que normalmente se encuentra en el útero (matriz) crece fuera de él. La endometriosis puede causar dolor en la menstruación, al orinar o al defecar. Representa al menos un tercio de la infertilidad en las mujeres. Es más común en mujeres de entre 30 y 40 años.

Los fibromas también son más probables a medida que envejece. Estos son crecimientos anormales formados por las células musculares del útero. Pueden crecer dentro o fuera de la pared del útero. Estos crecimientos pueden evitar que una mujer quede embarazada. La mayoría de las mujeres tienen al menos un fibroma en su vida. Pero son más comunes entre los 40 y los 50 años.

Otras causas de infertilidad pueden ser tratamientos para ciertas afecciones de salud. “Las mujeres que han sido tratadas por cáncer pueden tener una cantidad reducida de óvulos”, dice Eisenberg. "Si ha tenido otras afecciones que requieren cirugía para extirpar un ovario o fibromas, en las que se sometió a una cirugía en el útero, eso también podría afectar su fertilidad".

Buscar ayuda

“Si poder tener un hijo se convierte en un problema, existen tratamientos”, dice Eisenberg. “La mayoría de las mujeres pueden tener un hijo con ayuda”.

Los tratamientos para la infertilidad dependen de la causa. La endometriosis y los fibromas se pueden tratar con medicamentos, cirugía y otros métodos. Hay medicamentos que pueden ayudar a estimular la ovulación. Estos se llaman medicamentos para la fertilidad. Algunos se toman por vía oral y otros se inyectan.

Otras opciones pueden ser las tecnologías de reproducción asistida. Los ejemplos incluyen la fertilización in vitro (FIV) y la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (IICE). Estos procedimientos la ayudan a quedar embarazada utilizando diferentes métodos para fertilizar un óvulo.

El grupo de Decherney estudia la conservación de óvulos, lo que implica congelar óvulos. Puede ayudar a algunas mujeres que enfrentan afecciones de salud que pueden reducir la fertilidad. “Pero es caro”, señala.

Mantenerse saludable

La infertilidad no es el único problema que enfrentan las parejas mayores. “Que una mujer pueda tener un bebé a medida que envejece también depende de su salud”, dice Decherney. “Las posibilidades de tener diabetes o presión arterial alta, que son las dos enfermedades principales que afectan el embarazo, son más altas”.

La obesidad, las afecciones cardíacas y el cáncer también pueden interferir con la capacidad de una mujer para quedar embarazada o mantener el embarazo. También pueden reducir la fertilidad de los hombres.

Hable con su proveedor de atención médica antes de quedar embarazada. Ellos pueden ayudarle a planificar un embarazo más seguro.

Ser mayor cuando está embarazada también la hace más propensa a experimentar problemas de salud por estar embarazada o dar a luz. Estos incluyen enfermedad cardíaca, infección, sangrado, hipertensión y coágulos de sangre.

La hipertensión pone a las mujeres embarazadas en mayor riesgo de preeclampsia. La preeclampsia es una afección médica grave que puede hacer que tenga un trabajo de parto prematuro. También puede conducir a la muerte.

Independientemente de su edad, tiene más posibilidades de quedar embarazada y mantener el embarazo si lleva un estilo de vida saludable. Consulte el cuadro de Elecciones sabias para obtener consejos.

Enlaces

Referencias

Respecting autonomy—a call for truth in commercial advertising for planned oocyte cryopreservation. MBayefsky MJ, DeCherney AH, King LP. Fertil Steril. 2020 Apr;113(4):743-744. doi: 10.1016/j.fertnstert.2019.12.039. Epub 2020 Mar 9. PMID:32164924.

Información relacionada

Obtenga más información

Elecciones sabias

Para un embarazo saludable

No importa su edad, ciertas cosas pueden ayudarla a tener un embarazo más saludable:

  • Hable con su proveedor de atención médica sobre su nutrición, medicamentos y cualquier afección de salud. Hágase controles prenatales con regularidad.
  • Tome suplementos de ácido fólico. Consuma al menos 400 microgramos de ácido fólico al día.
  • No consuma alcohol, tabaco o drogas como marihuana.
  • Evite la exposición a sustancias tóxicas, como plomo, radiación o sustancias químicas llamadas solventes que se usan en muchos lugares de trabajo.
  • Siga una dieta saludable y mantenga un peso saludable.
  • Evite ciertos alimentos que podrían ser peligrosos durante el embarazo, como el pescado crudo, la carne poco cocida, las carnes frías y los quesos sin pasteurizar.
  • Realice suficiente actividad física. Hable con su médico sobre lo que es seguro para su embarazo.
  • Limite el consumo de cafeína.
  • Hágase chequeos dentales regulares.
  • Tome medidas para prevenir infecciones que puedan afectar su embarazo.
Actualizada en Agosto de 2022