Temas de salud

Junio de 2016

Terapia experimental resulta promisoria para los pacientes con diabetes tipo 1

Los pacientes con casos difíciles de diabetes tipo 1 se vieron beneficiados al recibir trasplantes de células insulares productoras de insulina. La terapia experimental ayudó a evitar un descenso peligroso de los niveles de azúcar en la sangre.

Las personas con diabetes tipo 1 deben controlar con cuidado sus niveles de glucosa en la sangre. AndreyPopov/iStock/ThinkstockLas personas con diabetes tienen dificultad para administrar y usar la glucosa, un azúcar que sirve como combustible para el cuerpo, en la sangre. Cuando los niveles de glucosa en la sangre aumentan, las células insulares en el páncreas producen y segregan hormonas como la insulina. La insulina hace que las células tomen el azúcar de la sangre.

En la diabetes tipo 1, el sistema inmunitario ataca y destruye estas células productoras de insulina. Las personas con diabetes tipo 1 deben medir con regularidad su glucosa y utilizar inyecciones de insulina para mantener los niveles de azúcar en la sangre bajo control.

Cuando los niveles de azúcar en la sangre bajan demasiado (hipoglucemia), la persona tiene síntomas como temblores o sudores que le advierten que debe comer o beber algo para aumentar su nivel de glucosa en la sangre. Sin embargo, muchas personas con diabetes tipo 1 no se dan cuenta cuando su nivel de azúcar en la sangre es demasiado bajo. Esto aumenta el riesgo de tener una hipoglucemia grave, que puede provocar convulsiones, pérdida del conocimiento y la muerte.

Una estrategia para tratar la diabetes tipo 1 es trasplantar islotes pancreáticos de donantes humanos fallecidos. Para poner a prueba este procedimiento experimental, investigadores financiados por los NIH estudiaron a 48 personas con diabetes tipo 1 difícil de tratar. Los participantes recibieron al menos un trasplante de islotes pancreáticos.

Durante el primer año después del tratamiento, el 88 por ciento de los participantes no sufrió ningún evento hipoglucémico grave, tuvo resultados casi normales en los controles del nivel de glucosa en la sangre, y pudo darse cuenta cuando su nivel de azúcar en la sangre se redujo. Luego de 2 años, el 71 por ciento aun mostraba  estos efectos positivos. Algunas personas tuvieron efectos secundarios. Los investigadores todavía están monitoreando a los pacientes para evaluar los beneficios y los riesgos de esta terapia.

"Si bien todavía es experimental y es necesario evaluar con atención los riesgos, es innegable que el trasplante de islotes es un procedimiento alentador y promisorio", dice el Dr. Griffin P. Rodgers, director del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés) de los NIH.

Referencia

Phase 3 Trial of Transplantation of Human Islets in Type 1 Diabetes Complicated by Severe Hypoglycemia. Hering BJ, Clarke WR, Bridges ND, et al. Diabetes Care.  [Publicado electrónicamente previo a su publicación en papel] PMID: 27208344.

Financiamiento

Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Contagiosas (NIAID), Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK), Centro Nacional de Recursos de Investigación (NCRR)  y Centro Nacional para el Avance de las Ciencias Traslacionales (NCATS) de los NIH.

Actualizada en Octubre de 2017