Temas de salud

Ediciónes Especiales: Adultos Mayores

Manténgase activo a medida que envejece

Ilustración de un hombre estirando los músculos de su pierna

Todos hemos escuchado que el ejercicio es bueno para uno. ¿Sabía que esto es tan cierto para las personas mayores como para cualquier grupo de edad? Nunca se es demasiado viejo para moverse, fortalecerse y mejorar su salud.

Ajustar el ejercicio y la actividad física en su día puede mejorar su vida de muchas maneras. La actividad física regular puede mejorar su equilibrio y aumentar o mantener su fuerza y estado físico. También puede mejorar su estado de ánimo y ayudarlo a controlar o disminuir el impacto de afecciones como la diabetes, las enfermedades cardíacas, la osteoporosis y la depresión.

A pesar de estos beneficios comprobados, las tasas de actividad física y ejercicio entre las personas mayores son sorprendentemente bajas. Solo alrededor del 30% de las personas de 45 a 64 años dicen que realizan actividades físicas regularmente durante el tiempo libre. Esto cae al 15% de aquellos entre las edades de 65 y 74 y al 5% de las personas de 85 años o más.

Los expertos recomiendan cuatro tipos de ejercicios para adultos mayores: resistencia, equilibrio, fuerza y flexibilidad. Los ejercicios como caminata rápida, danza y otros ejercicios de resistencia mejoran la salud de su corazón, pulmones y sistema circulatorio. Estos ejercicios pueden facilitarle cortar el césped, subir escaleras y realizar otras actividades diarias. Los ejercicios de fuerza incluyen levantar pesas o usar bandas de resistencia. Pueden aumentar la fuerza muscular para ayudar con actividades como cargar alimentos o levantar nietos. Los ejercicios de equilibrio pueden ayudar a prevenir caídas, un importante riesgo para la salud de los adultos mayores. Los ejercicios de estiramiento o flexibilidad le pueden dar más libertad de movimiento para inclinarse para atarse los zapatos o mirar por encima del hombro mientras sale del camino de entrada.

“Incluso si no ha estado activo previamente, es importante comenzar y mantenerse activo”, dice el Dr. Richard J. Hodes, director del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento del NIH. “Sabemos que la gente quiere vivir de forma independiente el mayor tiempo posible. Al hacer ejercicio regularmente e incluir más actividad física en su rutina diaria, las personas mayores pueden preservar su función física, lo cual es clave para hacer las cosas cotidianas que quieren hacer”.

Para ayudarlo a comenzar y seguir avanzando, el NIH reunió a algunos de los principales expertos del país en envejecimiento, ejercicio y motivación. Desarrollaron una guía de ejercicios para adultos mayores. La guía sirve de base para una campaña nacional de ejercicio y actividad física para personas de 50 años en adelante. Se llama Go4Life.

“Los adultos mayores pueden hacer ejercicio de forma segura, incluso aquellos que tienen limitaciones físicas”, dice Hodes. “Go4Life se basa en estudios que muestran los beneficios del ejercicio y la actividad física para las personas mayores, incluidas las personas con enfermedades crónicas”.

Los ejercicios de Go4Life están diseñados para realizarse de manera segura en el hogar sin necesidad de equipo o ropa especial. El libro gratuito Exercise & Physical Activity: Your Everyday Guide from the National Institute on Aging es el recurso principal para la campaña. Otros materiales gratuitos, como hojas de consejos, también están disponibles. Workout to Go, una mini guía de ejercicios, le muestra cómo puede estar activo en cualquier momento y en cualquier lugar.

Para obtener más información, visite el sitioweb de Go4Life en go4life.nia.nih.gov. Encontrará ejercicios, historias de éxito y consejos para ayudarlo a mantenerse motivado. O llame al 1-800-222-2225, o envíe un correo electrónico a niaic@nia.nih.gov.

Información relativa

Obtenga más información

en

View this article in English:
You’re Never Too Old: Keep Active as You Age

Elecciones sabias

El ejercicio y la actividad física pueden ayudarlo a:

  • Mantener y mejorar su fuerza y su estado físico.
  • Mejorar su habilidad para hacer cosas cotidianas.
  • Mejorar su postura.
  • Controlar y mejorar enfermedades como diabetes, enfermedades cardíacas y osteoporosis.
  • Reducir los sentimientos de depresión y mejorar el estado de ánimo y el bienestar general.
  • Mejora su capacidad de cambiar rápidamente entre tareas, planificar una actividad, e ignorar información irrelevante.
Actualizada en Junio de 2019