Temas de salud

Julio de 2019

Guiar a nuestros hijos durante años turbulentos

Ilustración de un padre hablando con su hijo adolescente

La adolescencia está llena de cambios. El cuerpo, la mente y los sentimientos maduran rápidamente. Los adolescentes también aprenden sobre quiénes son y en quiénes quieren convertirse. Para lograrlo, necesitan probar cosas nuevas. Pero eso significa asumir riesgos.

"La crianza de los hijos durante la adolescencia puede ser un momento muy emocionante pero también muy arriesgado", explica el Dr. Kevin Haggerty, investigador de prevención financiado por los NIH en la Universidad de Washington.

Esto se debe a que el cerebro de un adolescente aún se está desarrollando y es muy sensible a las emociones y a las cosas que se sienten bien. Las partes del cerebro que controlan los impulsos y la toma racional de decisiones todavía se están formando.

"Eso crea una tormenta perfecta para una rápida adicción", explica Haggerty. Pone a los adolescentes en mayor riesgo de consumir alcohol, drogas y tabaco, tener conductas sexuales de alto riesgo y conducir de manera riesgosa. También son más propensos a tener problemas de salud mental, como ansiedad y depresión.

Los adolescentes pueden elegir alimentos poco saludables y no hacer actividad física. La mayoría no duerme las 8 a 10 horas que necesitan cada noche. Pero hay algunas estrategias de crianza que pueden ayudar a guiar a nuestros hijos hacia opciones más saludables y menos riesgosas.

"Mantener las líneas de comunicación abiertas, monitorear y conocer a los compañeros de sus hijos, y mantenerse comprometido y conectado como padre son las formas clave para reducir el riesgo", explica la Dra. Beth Stormshak, psicóloga financiada por los NIH en la Universidad de Oregón.

Stormshak y Haggerty han estudiado diferentes programas de crianza diseñados para reducir conductas adolescentes riesgosas. Su investigación y otros estudios han demostrado que algunas estrategias pueden ser de ayuda.

Construir una relación positiva

Construir una relación positiva y de confianza con sus hijos es fundamental. Esto hace que sea más probable que escuchen sus consejos y sigan sus reglas.

"La crianza positiva realmente significa formar una relación positiva con su hijo que se centre más en elogios, apoyo e incentivos y menos en cuestiones negativas como gritar, criticar o fastidiar", explica Stormshak. "Si pudiera elegir una cosa para hacer diferente con su hijo adolescente, sería esa".

Puede crear una relación más positiva pasando tiempo de calidad con su hijo adolescente. Escuche lo que piensan y sienten. Demuestre interés y preocupación por sus problemas. Eso los ayuda a sentirse más conectados con usted.

Es importante mantener la calma cuando comparten lo que piensan, y respetar las diferencias de opinión. Eso ayuda a construir confianza. También le da la oportunidad de enseñarles cómo resolver problemas. Compartir sus experiencias en lugar de dar sermones ayuda a construir una mejor comunicación.

Puede establecer vínculos más fuertes con su hijo adolescente reconociendo y recompensando sus comportamientos positivos. Deles oportunidades para aprender cosas nuevas. Dígales cuando lo están haciendo bien.

También es una buena idea que sus hijos formen parte de las charlas sobre expectativas para toda la familia. Eso ayuda a crear una comunicación abierta y positiva y permite que todos tengan en claro las reglas.

Asegurarse de tener una buena comunicación con su hijo adolescente lo ayudará a detectar problemas en una etapa temprana, respaldar comportamientos positivos y monitorear mejor su vida.

Mantenerse en contacto

A medida que sus hijos crecen, está con ellos con menos frecuencia. Eso hace que la confianza y la buena comunicación sean importantes. Su capacidad para saber qué sucede en sus vidas depende en gran medida de lo que compartirán con usted.

"Monitoree lo que está sucediendo con su hijo adolescente de una manera que no destruya la vinculación o conexión, sino que la promueva", afirma Haggerty. "Tenga conversaciones, haga preguntas, sepa quiénes son los amigos de sus hijos, converse con los amigos de sus hijos. Muchas de estas cosas suceden, no en una conversación cara a cara, sino en una conversación informal cuando camina, habla o está en el automóvil o escucha cuando lleva a sus hijos a algún lado, y esté al tanto de lo que sucede en sus vidas".

El Dr. Bruce Simons-Morton, experto en salud pública de NIH, descubrió que los jóvenes que tienen más amigos que beben alcohol son más propensos a hacerlo también. De hecho, la influencia de los pares es uno de los factores de predicción más altos del consumo de alcohol entre adolescentes.

"A medida que los adolescentes crecen, pasan más tiempo con sus pares. La influencia de los padres disminuye mientras que la de los pares aumenta", afirma.

Hable con su hijo adolescente sobre las cualidades que debe buscar en un amigo, como ser honesto, respetuoso y estar comprometido con la escuela, y que no actúe de manera peligrosa o poco saludable.

Estudios han descubierto que las expectativas y el apoyo de los padres pueden repercutir en las elecciones de sus hijos en la adultez temprana. Los adolescentes con padres que están más involucrados en sus vidas consumen menos alcohol y drogas y tienen comportamientos sexuales más seguros.

Establecer límites y consecuencias

Los padres también pueden ayudar a los adolescentes a evitar conductas de riesgo estableciendo límites y expectativas claras con anticipación y aplicando de forma coherente las consecuencias que correspondan.

"Descubrimos que la crianza importa incluso el año después de terminada la secundaria", explica Simons-Morton. Sus estudios han encontrado que los adultos jóvenes cuyos padres tenían altas expectativas de que no consumieran alcohol, fueron menos propensos a aumentar la cantidad que bebían después de la escuela secundaria.

Comience a decirle a su hijo desde el principio cuáles son sus expectativas con respecto a la bebida, las drogas, la conducción y el comportamiento sexual. Anímelos a comer sano y hacer suficiente ejercicio. Y siga hablando sobre sus expectativas y valores durante su adolescencia. Sea coherente con los elogios y las recompensas cuando sigan las reglas.

Aplicar consecuencias que sean relevantes para su hijo adolescente es otra parte fundamental de la crianza. Eso puede significar diferentes cosas según el adolescente. Los privilegios como los teléfonos celulares, los videojuegos, pasar tiempo haciendo su pasatiempo o deporte favorito o conducir, pueden funcionar para fomentar un buen comportamiento.

"En la adolescencia, uno trata de descubrir quién es", explica Stormshak. No hay garantía de que pueda ayudar a su hijo adolescente a evitar elecciones arriesgadas. Pero compartir sus valores y expectativas y hablar sobre cómo sus elecciones pueden afectar su vida puede orientarlos a elegir mejores opciones. Vea el cuadro de Decisiones inteligentes para obtener algunos consejos de crianza.

Limite el tiempo de exposición a pantallas de su hijo adolescente cada día. Conozca sus actividades en línea y ofrezca orientación sobre cómo realizar publicaciones en las redes sociales.

Respete la necesidad de privacidad de su hijo.

Enlaces

Enlace al Dr. Kevin Haggerty sobre crianza que se agregará cuando esté activo

Referencias

Información relativa

Obtenga más información

Elecciones sabias

Cómo guiar las elecciones de adolescentes

  • Hable con su hijo adolescente sobre su vida. Escuche sus preocupaciones y opiniones. Respete sus puntos de vista.
  • Anime a sus hijos a probar cosas nuevas que les interesen, como deportes, música o trabajo voluntario.
  • Manténgase involucrado en la escuela y las actividades después de la escuela de su hijo adolescente. Conozca a sus amigos.
  • Enséñele a su hijo adolescente a resolver problemas y conflictos por sí solo. Cree oportunidades para que ellos tomen sus propias decisiones. Esté disponible para brindar asesoramiento y apoyo.
  • Ayude a su hijo adolescente a planificar con anticipación soluciones a situaciones difíciles o incómodas. Hable sobre qué hacer si se los presiona para tener relaciones sexuales, consumir drogas o alcohol, o aceptar que alguien bajo la influencia de estos los lleve.
  • Establezca las reglas para conducir en un contrato de conducción entre padres e hijos adolescentes (https://www.cdc.gov/parentsarethekey/agreement/index-esp.htm;) (CDC)
Actualizada en Octubre de 2020