Temas de salud

Febrero de 2018

Cómo cambian los tratamientos de tumores

Ilustración de personas sosteniendo medicamentos

El año pasado se diagnosticaron más de 1.7 millones de casos de cáncer en los Estados Unidos. El cáncer puede ser difícil de tratar porque cada tumor es único. En la actualidad, los científicos adquieren mejores conocimientos de los cambios que conducen al cáncer y descubren cómo abordarlos para desarrollar tratamientos personalizados.

“El tratamiento contra el cáncer está cambiando a un ritmo muy rápido”, dice la Dra. Patricia M. LoRusso, una experta en tratamientos oncológicos financiados por NIH en Yale Cancer Center. “Lo que alguien recibió hace un año puede no ser necesariamente el mismo tratamiento recomendado para otra persona hoy en día”.

Durante décadas, los médicos han tratado los diferentes tipos de cáncer en función de dónde comenzó el tumor por primera vez, por ejemplo, en el pulmón o el colon. Pero, a menudo, un tratamiento que funciona bien para una persona no funciona tan bien para otra.

Las investigaciones revelaron que cada tumor tiene una combinación única de cambios genéticos. El cáncer es causado por cambios en los genes que controlan las formas en que las células crecen y sobreviven. Las células comienzan a dividirse sin detenerse. Forman crecimientos llamados tumores y algunos se diseminan a otras partes del cuerpo.

Los cambios genéticos que causan cáncer son a menudo la exposición a la luz solar, el tabaco y otros factores en el medio ambiente que pueden dañar los genes. Sin embargo, algunos genes que causan cáncer también pueden heredarse de los padres.

Estas consideraciones han llevado a los científicos a buscar las características genéticas únicas del tumor de cada persona y luego atacarlas específicamente.

“Muchas veces, intentamos desactivar determinadas vías en el tumor que se activan y que hacen que siga creciendo”, dice LoRusso. Este tipo de tratamiento se llama “terapia dirigida” porque los medicamentos se enfocan en los cambios específicos de las células cancerosas que las ayudan a sobrevivir y propagarse.

Los médicos pueden enviar una muestra del tumor a un laboratorio para identificar cambios genéticos importantes. El médico puede hacer coincidir los cambios singulares con el tratamiento con más probabilidades de eficacia.

“Hay diversos medicamentos en el mercado que han tenido un gran impacto en el tratamiento de diferentes tipos de cáncer”, dice LoRusso.

Aún no hay pruebas genéticas disponibles para muchos tipos de cáncer. Los estudios financiados por NIH buscan formas de desarrollar terapias dirigidas para más tipos de cáncer.

Otro enfoque que los investigadores adoptan es usar las células que combaten la enfermedad de un paciente, llamadas células inmunes, para encontrar y destruir las células cancerosas en el cuerpo. Los científicos han insertado con éxito genes que combaten el cáncer en las células inmunes de un paciente. La FDA aprobó recientemente dos terapias similares. Son las dos primeras terapias génicas aprobadas por la FDA.

El tratamiento contra el cáncer está cambiando muy rápidamente. Pregúntele a su médico sobre los tratamientos más nuevos para tratar su tipo de cáncer.

“Es su derecho y responsabilidad asegurarse de que reciba el tratamiento adecuado, y eso puede implicar que desee obtener una segunda opinión”, recomienda LoRusso. La mayoría de los médicos aceptan una segunda opinión.

Para obtener consejos sobre cómo encontrar un médico oncólogo y conocer sus opciones de tratamiento, vea el cuadro de Decisiones inteligentes.

Enlaces

Información relativa

Obtenga más información

Elecciones sabias

Busque un médico oncólogo

Para buscar un médico oncólogo, puede solicitar ayuda a:

  • su médico,
  • un hospital cercano,
  • dificultad para recordar
  • la sociedad médica local o estatal, o
  • una facultad de medicina cercana. Instituto Nacional del Cáncer de NIH. Visite https://www.cancer.gov/espanol/contactenos o llame al 1-800-4-CANCER.

Definiciones

Genético:
Relativo a los genes, segmentos de ADN heredados de los padres que definen características, como el riesgo de padecer determinadas enfermedades.

Actualizada en Noviembre de 2018