Temas de salud

en inglés

Diciembre 2015

La capacitación ayuda a los médicos a detectar y tratar a los adolescentes en riesgo

Luego de breves sesiones de capacitación, los pediatras eran más propensos a reconocer y tratar a los adolescentes que tenían problemas de abuso de drogas y alcohol. Estos hallazgos podrían ayudar a mejorar las maneras de abordar los problemas relacionados con la salud mental y el abuso de sustancias.

El abuso de sustancias en la adolescencia es común y peligroso. Los riesgos van desde lesiones y problemas en la escuela hasta cambios cerebrales que perduran en el tiempo y adicción. Muchos adolescentes que consumen drogas y alcohol también tienen problemas de salud mental.

Las investigaciones han mostrado que los adultos pueden reducir el consumo excesivo de alcohol y obtener otros resultados positivos cuando su médico utiliza una técnica llamada Evaluación, Intervención breve y Derivación a tratamiento (SBIRT por sus siglas en inglés).

Científicos financiados por los NIH realizaron una prueba para saber si una capacitación breve sobre el programa SBIRT podría también ayudar a los pediatras a detectar y tratar estos problemas en los jóvenes. En el estudio, dirigido por la Dra. Stacy Sterling de Kaiser Permanente, participaron casi 50 pediatras y 5.200 pacientes de entre 12 y 18 años de una clínica pediátrica grande.

Los médicos se dividieron en 3 grupos. Un grupo "solo de pediatras" recibió tres sesiones de capacitación de 60 minutos sobre el programa SBIRT. Un segundo grupo tuvo una sesión de capacitación de 1 hora; se les pidió que, cuando fuera necesario, derivaran a los pacientes a psicólogos clínicos “integrados” a sus consultorios. Un grupo de médicos no recibió capacitación sobre el programa SBIRT ni contó con psicólogos integrados a sus consultorios, es decir, funcionó como un grupo de "cuidados habituales".

Luego de la capacitación sobre el SBIRT, el grupo "solo de pediatras" fue aproximadamente 10 veces más propenso que el grupo de "cuidados habituales" a realizar intervenciones breves con pacientes en riesgo (16% vs. 1,5%). La tasa de intervención fue del 25% en los pediatras capacitados sobre el SBIRT que trabajaban junto con psicólogos.

"Sería más efectivo a nivel costo-beneficio integrar terapeutas no médicos a la atención primaria en lugar de que los pediatras deban brindar estos servicios", dice la Dra. Constance Weisner, autora sénior de la Universidad de California, San Francisco. Análisis futuros observarán los resultados de los pacientes y la relación costo-beneficio de los enfoques SBIRT.

Referencia: Implementation of Screening, Brief Intervention, and Referral to Treatment for Adolescents in Pediatric Primary Care: A Cluster Randomized Trial. Sterling S, Kline-Simon AH, Satre DD, Jones A, Mertens J, Wong A, Weisner C. JAMA Pediatr. 2015 Nov 2;169(11):e153145. doi: 10.1001/jamapediatrics.2015.3145. Publicado electrónicamente previo a su publicación en papel el 2 de noviembre de 2015. PMID: 26523821.
Financiamiento: Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo (NIAAA) de los NIH.

Actualizada en Noviembre de 2017