Temas de salud

Febrero de 2022

Qué son los moretones, por qué y cómo se producen

Ilustración de una mujer que le muestra sus moretones a su proveedor de atención médica

Un moretón se puede producir por muchos motivos: heridas leves, caídas, pequeños golpes. Si bien los moretones pueden doler, por lo general son inofensivos. No obstante, a veces pueden ser un signo de un problema más profundo.

Si una parte de su cuerpo sufre un golpe lo suficientemente fuerte, se pueden romper pequeños vasos sanguíneos que se encuentran debajo de la piel. Pero, si no se rompe la piel, la sangre no tiene adónde ir y queda atrapada debajo de la superficie de la piel, lo que causa un moretón.

Cuando primero aparece un moretón, la sangre recién atrapada hace que tenga un aspecto rosado o rojo. Durante las próximas semanas, el cuerpo descompone la sangre de manera natural y la absorbe. Por lo tanto, a medida que el moretón se desvanece, cambia de color. Esto es parte del proceso de curación normal. Algunos moretones pueden tardar semanas o meses en sanar.

¿Qué puede contribuir a que se produzcan moretones? A algunas personas les aparecen moretones con más facilidad que a otras, señala el Dr. José López, experto en trastornos hemorrágicos del Bloodworks Instituto de Investigación Bloodworks Northwest. Esto puede verse influenciado por muchos factores, incluidos sus genes. Otros factores, como la dieta, también pueden afectar cuán propenso es a que le aparezcan moretones. Por ejemplo, si tiene deficiencias de vitamina C o K, le pueden aparecer moretones con más facilidad.

Algunas personas pueden ser más propensas a tropezarse con las cosas. Además, la piel naturalmente se vuelve más delgada y se forman moretones con más facilidad a medida que envejece.

Puede tomar medidas para hacer que su casa sea más segura para evitar golpes y caídas leves. Procure que no haya desorden ni muebles en los pasillos. Si hay una buena iluminación, también podrá evitar chocarse con las cosas.

Los moretones pueden ser dolorosos, pero por lo general no son peligrosos. Si un moretón le duele, un analgésico de venta libre puede aliviarlo. Sin embargo, algunos medicamentos que se administran para tratar el dolor, como la aspirina o el ibuprofeno, en realidad pueden aumentar las probabilidades de que aparezcan moretones, explica López.

Poner hielo en el área afectada durante unos minutos a la vez puede ayudar a reducir la hinchazón. Envuelva el hielo en una toalla limpia para evitar irritar la piel.

Si nota un cambio en el lugar o la frecuencia de los moretones, considere consultarlo con un profesional de la salud. “Si los moretones aparecen con mucha frecuencia y sin motivo o si hay un cambio en los patrones de estos, sométase a una revisión”, indica López.

Estos pueden ser signos de que está sangrando dentro del cuerpo cuando esto no debería ocurrir. En otros casos, se trata de una erupción formada por pequeños moretones, llamada púrpura, o de pequeñas manchas rojas del tamaño de una punta de alfiler, llamadas petequias.

La aparición excesiva de moretones puede ser provocada por muchos factores. Algunos ejemplos son los problemas hepáticos causados por el consumo excesivo de alcohol o ciertos tipos de cáncer. También puede ser un signo de un problema poco común, como un trastorno hemorrágico hereditario. Si nota que alguien tiene moretones con regularidad, puede ser un indicio de problemas graves en casa, por ejemplo, de violencia doméstica.

Los medicamentos también pueden ocasionar un exceso de moretones. Casi todos los medicamentos tienen la capacidad de modificar la manera en que las plaquetas funcionan en el organismo, afirma López. Las plaquetas son células diminutas en forma de disco que desempeñan un papel importante en la coagulación de la sangre. “Son uno de los componentes que nos impiden sangrar”, dice López. Infórmele a su proveedor de atención médica si nota moretones poco después de tomar un medicamento nuevo.

Los moretones pueden ser un signo de un problema grave, pero en la mayoría de los casos son inofensivos. Consulte el recuadro Elecciones sabias para conocer los signos que indican que quizá haya que someter los moretones a una revisión.

Enlaces

Información relacionada

Obtenga más información

Elecciones sabias

Cuándo someter un moretón a una revisión

Hable con su médico en los siguientes casos:

  • le aparecen un moretón grande o muchos moretones más pequeños sin haber sufrido una lesión conocida;
  • tiene signos de infección, incluidas franjas rojas alrededor del moretón, supuración o fiebre;
  • tiene un moretón que no muestra signos de curación o desvanecimiento;
  • le aparece un moretón grande o muy doloroso inmediatamente después de una lesión, lo cual puede ser un signo de un esguince o un hueso roto;
  • le aparecen moretones con mayor facilidad o frecuencia que antes;
  • nota moretones poco después de tomar un nuevo medicamento.
Actualizada en Junio de 2022