Temas de salud

Junio de 2017

Una mujer en una tienda de comestibles mirando manzanas.

Un nuevo estudio muestra cómo lo que usted come puede influir en su riesgo de morir a causa de una enfermedad cardíaca, un accidente cerebrovascular o la diabetes tipo 2. Estos hallazgos sugieren algunas maneras de modificar sus hábitos alimenticios para mejorar su salud.

Los expertos ya saben que un plan de alimentación saludable incluye frutas, verduras, granos integrales y productos lácteos descremados o semidescremados. Una dieta saludable también incluye carnes magras, aves, pescado, frijoles, huevos y frutos secos. Contiene una cantidad limitada de grasas saturadas, grasas trans, sodio y azúcares agregados.

Científicos financiados por los NIH analizaron cómo estos 10 factores alimentarios afectan su riesgo de morir a causa de una enfermedad cardíaca, un accidente cerebrovascular y la diabetes tipo 2. Estos problemas de salud se conocen como enfermedades cardiometabólicas. El equipo utilizó datos nacionales sobre mortalidad y datos de la Encuesta sobre el Examen de Salud y Nutrición (NHANES por sus siglas en inglés) de los CDC.

Los científicos descubrieron que el riesgo de morir a causa de estas tres enfermedades era más alto en las personas que consumían demasiado sodio, carne procesada, bebidas endulzadas con azúcar y carne roja sin procesar. El riesgo de muerte también era más alto en las personas que no consumían cantidades suficientes de frutos secos y semillas, grasas omega 3 provenientes de los frutos de mar, frutas, verduras, granos integrales o grasas poliinsaturadas. Según los análisis, casi la mitad (45%) de las muertes ocurridas en 2012 a causa de estas tres enfermedades se asoció con un consumo demasiado alto o demasiado bajo de estos 10 factores relacionados con la dieta.

"Este estudio determina la cantidad de muertes cardiometabólicas que pueden relacionarse con los hábitos alimenticios de los estadounidenses, y la cifra es alta", explica el Dr. David Goff, experto en enfermedades cardíacas y salud pública de los NIH. "En segundo lugar, muestra cómo las reducciones recientes en estas muertes se relacionan con mejoras en la dieta, y cuán estrecha es esta relación. Todavía queda mucho por hacer para prevenir las enfermedades cardíacas, pero sabemos que mejorar los hábitos alimenticios es una manera rápida de mejorar nuestra salud, y podemos utilizar este conocimiento para introducir pequeños cambios que con el tiempo irán dando sus frutos".

Referencias

Association Between Dietary Factors and Mortality From Heart Disease, Stroke, and Type 2 Diabetes in the United States. Micha R, Peñalvo JL, Cudhea F, Imamura F, Rehm CD, Mozaffarian D. JAMA. 2017 Mar 7;317(9):912-924. doi: 10.1001/jama.2017.0947. PMID: 28267855.

Financiamiento

Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI) de los NIH y Bunge Fellowship in Global Nutrition.

Información relativa

Obtenga más información

Actualizada en Diciembre de 2018