Temas de salud

Diciembre de 2017

Mejore la salud de su corazón

Ilustración de un maestro ayudando a estudiantes pequeños en un salón de clase.

Cada momento del día, su corazón bombea sangre por todo su cuerpo. En momentos de silencio, puede escuchar el ruido de su exigente trabajo. ¿Toma su corazón por sentado? La mayoría de nosotros tendrá problemas cardíacos en algún momento de nuestras vidas. La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte entre mujeres y hombres en los Estados Unidos.

Pero puede tomar medidas ahora para disminuir su riesgo. "Aproximadamente 1 de cada 3 personas en los Estados Unidos morirá de enfermedades cardíacas", dice el Dr. David C. Goff, Jr., experto en enfermedades cardíacas de NIH. "Y aproximadamente 6 de cada 10 de nosotros tendrá un evento importante de enfermedad cardíaca antes de morir". La enfermedad cardíaca se desarrolla cuando los vasos sanguíneos que suministran el corazón se obstruyen con depósitos de grasa o placa. Después de que los vasos sanguíneos se estrechan, se reduce el flujo de sangre al corazón. Eso significa que el oxígeno y los nutrientes no pueden llegar al corazón tan fácilmente. Eventualmente, un área de placa puede romperse. Esto puede causar que se forme un coágulo de sangre en la superficie de la placa.

Un coágulo de sangre puede bloquear la sangre que fluye al corazón. Eso puede causar un ataque al corazón. Un ataque al corazón ocurre cuando un vaso que suministra el corazón está bloqueado y el corazón no puede obtener suficiente oxígeno, lo que lleva a la muerte del músculo cardíaco. Los tres principales factores de riesgo de enfermedad cardíaca se conocen desde la década de 1960: el tabaquismo, la hipertensión y los niveles altos de colesterol. Estos fueron identificados en el Estudio del Corazón de Framingham de NIH, un estudio a largo plazo de personas en Framingham, Massachusetts. "Si pudiéramos eliminar el tabaquismo, la presión arterial elevada y los niveles elevados de colesterol, podríamos erradicar alrededor de 9 de cada 10 ataques al corazón en nuestro país", dice el Dr. Daniel Levy, un especialista del corazón en NIH que actualmente supervisa el Estudio del Corazón de Framingham. El estudio también ha descubierto otros factores de riesgo, como la diabetes, la obesidad y la inactividad física. El equipo de investigación de Levy ahora está buscando genes que puedan ser factores de riesgo de enfermedad cardíaca. Al comprender los factores que juegan un papel en la enfermedad cardíaca, los científicos esperan encontrar nuevas formas de prevenirla y tratarla. Hágase la prueba

Hágase la prueba

La enfermedad cardíaca temprana puede no causar ningún síntoma. Es por eso que los chequeos regulares con su médico son tan importantes. "La triste realidad es que la gran mayoría de nosotros tenemos enfermedades cardíacas y no lo sabemos", dice Goff. Los niveles de presión arterial y colesterol pueden proporcionar síntomas tempranos. "Las personas deben consultar a su médico, conocer sus cifras de colesterol y presión arterial, y si es necesario, tomar medicamentos", aconseja Goff. Hay muchas otras pruebas para detectar enfermedades cardíacas. Un electrocardiograma, también llamado EKG o ECG, mide la actividad eléctrica en su corazón. Puede mostrar qué tan bien está funcionando su corazón y detectar signos de un ataque al corazón previo.

Otra prueba llamada ecocardiograma usa ondas de sonido para detectar problemas. Muestra el tamaño, la forma y las estructuras de su corazón. También puede medir el flujo de sangre a través de su corazón. Aunque la enfermedad cardíaca temprana puede no causar síntomas, la enfermedad cardíaca avanzada puede causar presión en el pecho, dificultad para respirar o fatiga. Algunas personas pueden sentirse aturdidas, mareadas o confundidas. Informe a su médico si está experimentando algún síntoma.

Tome decisiones saludables

Hable con su médico sobre su riesgo de enfermedad cardíaca y qué puede hacer para mantener su corazón saludable. "Lo más importante que todos deben hacer para mantener su corazón saludable, para mantener su cuerpo saludable, es llevar una dieta saludable, realizar mucha actividad física, mantener un peso corporal sin grasa y evitar fumar y exponerse al humo indirectamente", dice Goff. Seguir un plan de alimentación saludable para el corazón es importante para todos. "Cuando alguien pone comida en su plato, aproximadamente la mitad del plato debe ser frutas y verduras. Alrededor de un cuarto del plato debe ser integral. Y aproximadamente una cuarta parte debería ser proteína magra, como carne magra o mariscos", dice Goff. Si tiene hipertensión, es posible que desee seguir la dieta DASH (Enfoques dietéticos para detener la hipertensión). Esta dieta enfatiza frutas, verduras, alimentos integrales y productos lácteos bajos en grasa. Para obtener más información sobre la dieta, visite www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/dash. Goff también aconseja: "Evite los alimentos que contienen mucha sal". La sal es un importante contribuyente a la hipertensión y el riesgo de enfermedad cardíaca".

Prevenga la diabetes

La diabetes aumenta sus posibilidades de hipertensión y colesterol alto. También es más probable que desarrolle una enfermedad cardíaca y tenga un ataque al corazón. "Tener diabetes es casi como si ya tuviese una enfermedad cardíaca", dice la Dra. Larissa Avilés-Santa, experta en diabetes y salud cardíaca de NIH. Ella supervisa un gran estudio de NIH sobre factores de riesgo de enfermedad cardíaca en más de 16,000 adultos hispanos/latinos. Avilés-Santa dice que a veces las personas piensan que desarrollarán diabetes y enfermedades cardíacas sin importar lo que hagan. Pero eso no es verdad. Incluso si usted tiene un historial familiar de estas enfermedades, puede ser el mensajero de buena salud para su familia, dice. Puede ayudar a su familia al inspirar hábitos saludables. La mejor manera de prevenir la diabetes es a través de la dieta y la actividad física. "La evidencia es sobresaliente de que los cambios muy modestos en el estilo de vida podrían reducir el riesgo de desarrollar diabetes mucho más que la medicación", dice Avilés-Santa.

Busque ayuda

Para algunas personas, tener un ataque al corazón es el primer signo de enfermedad cardíaca. El dolor o la incomodidad en su pecho o parte superior del cuerpo, sudor frío o dificultad para respirar son todos síntomas de un ataque al corazón.

Si siente alguno de estos síntomas, busque ayuda médica de inmediato. Actuar rápido puede salvarle la vida y evitar daños permanentes. Las enfermedades cardíacas y los ataques al corazón son los principales factores de riesgo de paro cardíaco, que es cuando el corazón deja de latir repentinamente. La sangre deja de fluir al cerebro y a otras partes del cuerpo. Si no se trata en minutos, el paro cardíaco puede causar la muerte. Las enfermedades cardíacas y los ataques al corazón también pueden dificultar el funcionamiento del sistema eléctrico de su corazón. Como resultado, puede ocurrir un ritmo cardíaco irregular o arritmia. Su corazón puede latir demasiado rápido, demasiado lento o con un ritmo desigual. Una arritmia peligrosa puede provocar un paro cardíaco. Los chequeos regulares ayudan a asegurar que un médico revise su corazón en busca de problemas. Las enfermedades cardíacas y las arritmias se pueden tratar para reducir el riesgo de paro cardíaco. Sea bueno con su corazón. No lo dé por sentado. Hágase una prueba de enfermedad cardíaca y siga las sugerencias de su médico. Consulte la barra lateral para conocer las preguntas que puede querer hacerle a su médico.

Enlaces

Referencias

Información relativa

Obtenga más información

Pregúntele a su médico

  • ¿Estoy en riesgo de padecer una enfermedad cardíaca?
  • ¿Qué pruebas necesito?
  • ¿Mi presión arterial está bien? Si no, ¿qué debería hacer?
  • ¿Mi nivel de colesterol está bien? Si no, ¿qué debería hacer?
  • ¿Está bien mi peso?
  • ¿Cuánto ejercicio necesito?
  • ¿Estoy en riesgo de padecer diabetes?
  • ¿Cómo puede ayudarme a dejar de fumar?

Definiciones

Genes:
Estiramientos de ADN, una sustancia que hereda de sus padres, que define características tales como su riesgo de contraer ciertas enfermedades.

Actualizada en Agosto de 2018