Temas de salud

JNoviembre 2014

Prevenir la diabetes tipo 2

Medidas para una vida más saludable

Las personas con diabetes tienen un problema con el azúcar en la sangre. Sus niveles de azúcar, o de glucosa, en la sangre pueden subir demasiado. Tener niveles altos de azúcar en la sangre puede causar muchos problemas. La diabetes aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas, ceguera, amputaciones y otros problemas graves. Pero el tipo de diabetes más común, llamada diabetes tipo 2, se puede prevenir o retrasar si usted sabe qué medidas tomar.

Ilustración de una pareja bailando, una mujer nadando, una balanza, un diario y verduras.

Aproximadamente 29 millones de estadounidenses, o casi 1 de cada 10 personas, tienen diabetes. Muchas otras tienen una enfermedad llamada Prediabetes. Las personas con prediabetes en general no tienen síntomas, pero corren riesgo de desarrollar en algún momento la diabetes tipo 2 y tener enfermedades cardíacas o sufrir un accidente cerebrovascular.

Las investigaciones muestran que usted puede reducir en gran medida el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y prediabetes si lleva una dieta saludable, realiza suficiente actividad física y pierde el exceso de peso.

La diabetes tipo 2 surge debido a problemas relacionados con una hormona llamada insulina. Cuando nuestros organismos digieren los alimentos que comemos, estos se descomponen y convierten en glucosa y otras moléculas, que luego viajan a través del torrente sanguíneo. La insulina le indica a las células que dejen entrar la glucosa para usarla como fuente de energía. Cuando una persona tiene diabetes tipo 2, puede ocurrir que las células del cuerpo tengan dificultad para usar la insulina o que el organismo no esté produciendo suficiente insulina. Como consecuencia, la glucosa se puede acumular en la sangre hasta llegar a niveles dañinos.

La diabetes tipo 2 es más frecuente en personas de mediana edad o mayores, pero los jóvenes también pueden desarrollar la enfermedad. "Antes de mediados/fines de la década del noventa, casi nunca se veían casos de diabetes tipo 2 en los jóvenes", dice la Dra. Barbara Linden, experta de los NIH en diabetes infantil. Pero ahora, la diabetes tipo 2 se está tornando más común en los jóvenes, junto con tasas cada vez más altas de obesidad infantil.

Algunos factores que aumentan el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 no pueden controlarse. Tener un familiar inmediato con diabetes aumenta el riesgo. La diabetes tipo 2 también es más común en algunas razas o etnias, incluidos los afroamericanos, los nativos de Alaska, los nativos americanos, los asiáticos americanos, los isleños del Pacífico y los hispanos/latinos.

Las personas con sobrepeso u obesidad, o que realizan poca actividad física, también tienen más probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2. Pero estos son factores de riesgo que usted puede cambiar y, al hacerlo, podrá reducir en gran medida su riesgo de diabetes.

Para entender cómo la pérdida de peso podría afectar el riesgo de desarrollar diabetes, los NIH lanzaron un estudio a inicios de la década del noventa llamado Programa de Prevención de la Diabetes. Los médicos ya sabían que tener sobrepeso u obesidad era un factor de riesgo para la diabetes, pero no sabían si perder peso reduciría ese riesgo.

Participaron en el estudio más de 3.000 personas con sobrepeso y prediabetes, que fueron asignadas al azar a diferentes grupos.

Un grupo se reunía de manera periódica con el personal del estudio para abordar temas sobre conductas más saludables, como ingerir menos calorías y hacer más ejercicio; se plantearon el objetivo de perder al menos un 7% del peso corporal y realizar al menos 150 minutos de actividad física por semana. Otro grupo recibió metformina, un medicamento que se utiliza con frecuencia para tratar la diabetes tipo 2, junto con la recomendación estándar sobre dieta y ejercicio. Un grupo de control recibió la recomendación estándar y una píldora placebo inactiva, que no tenía los efectos de ningún medicamento.

Luego de un promedio de 3 años, los investigadores descubrieron que el riesgo de diabetes había bajado un 58% en el grupo al que se alentó a hacer cambios para un estilo de vida saludable. Aproximadamente el 38% de las personas en ese grupo había alcanzado y mantenido el objetivo de pérdida de peso y el 58%, sus objetivos en cuanto a la actividad física. El grupo que tomó metformina también era menos propenso a desarrollar diabetes; su riesgo cayó un 31% en comparación con el grupo de control.

En un estudio de seguimiento, tanto los cambios en el estilo de vida como la metformina continuaron reduciendo el riesgo de desarrollar diabetes, si bien los efectos declinaron. Luego de 10 años, las personas que continuaron con los cambios en el estilo de vida retrasaron la aparición de la diabetes en aproximadamente 4 años en comparación con el grupo de control. Las personas que continuaron tomando metformina retrasaron la diabetes en aproximadamente 2 años.

La metformina ha sido aprobada y viene siendo usada desde hace mucho tiempo para tratar la diabetes tipo 2. Sin embargo, la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) no ha aprobado el uso del medicamento para prevenir la diabetes tipo 2. Las investigaciones realizadas sugieren que los efectos preventivos del medicamentos podrían ser más efectivos en las personas más jóvenes y con más sobrepeso. En el caso de las personas mayores, los cambios en el estilo de vida fueron particularmente útiles; bajaron el riesgo de diabetes en un 71%.

"La pérdida de peso es clave, y la actividad física es muy importante, pero los cambios en el estilo de vida nunca son fáciles", dice Joanne Gallivan, directora del Programa Nacional de Educación sobre la Diabetes de los NIH, (http://ndep.nih.gov/i-have-diabetes/TengoDiabetes.aspx). El programa ofrece recursos para ayudar con la pérdida de peso, la alimentación saludable y la actividad física. Brinda consejos específicos para determinados grupos de personas, como los niños y los adultos mayores. La mayoría de los materiales está disponible en español, y algunos también en otros idiomas.

Tal como mostró el Programa de Prevención de la Diabetes, la dieta y el ejercicio pueden reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Usted tiene más probabilidad de adelgazar, dice Linder, "si puede encontrar una actividad física que disfrute y que pueda realizar todos los días."

Para adelgazar, debe quemar más calorías de las que ingiere. Los participantes del Programa de Prevención de la Diabetes llevaron una dieta baja en grasas y baja en calorías. Los expertos ahora reconocen que las diferentes personas pueden necesitar dietas diferentes. "Si ingiere muchas grasas, eso es lo que debe reducir. Si ingiere muchos dulces, entonces eso es lo que debe reducir", dice Linder. "Usted debe individualizarlo".

Los expertos recomiendan que las personas con riesgo de diabetes tipo 2 hagan ejercicio de intensidad moderada durante 150 minutos por semana. Esto es 30 minutos, 5 veces a la semana.

"Acelere un poco el ritmo cardíaco. Sude un poco", dice el Dr. David Nathan, director de los estudios del Programa de Prevención de la Diabetes en Harvard. El programa de capacitación utilizado en el estudio está ampliamente disponible; por ejemplo, ahora la YMCA ofrece un programa basado en este estudio.

Si cree que podría tener prediabetes o diabetes, su médico puede ayudarle a decidir qué hacer. Un análisis de sangre llamado prueba A1C puede medir su nivel promedio de glucosa en la sangre para determinar si tiene prediabetes.

Nathan dice que las personas mayores de 45 años deberían hacerse la prueba de detección de la diabetes, al igual que otras personas con riesgo alto. Los factores de riesgo y los signos de advertencia de la diabetes tipo 2 incluyen presión arterial alta, colesterol alto o antecedentes de diabetes gestacional o enfermedad cardiovascular.

En 2012, 1,7 millones de estadounidenses de 20 años o más recibieron un primer diagnóstico de diabetes. "Esto no es bueno, pero en realidad es menos que los 1,9 millones de nuevos casos detectados en 2010", dice Nathan. "Tal vez sea que estamos mejorando levemente".

Referencias:
Diabetes control and complications trial/epidemiology of diabetes interventions and complications study at 30 years: advances and contributions. Nathan DM, Bayless M, Cleary P, Genuth S, Gubitosi-Klug R, Lachin JM, Lorenzi G, Zinman B; DCCT/EDIC Research Group. Diabetes. 2013 Dec;62(12):3976-86. doi: 10.2337/db13-1093. PMID: 24264395.

10-year follow-up of diabetes incidence and weight loss in the Diabetes Prevention Program Outcomes Study. Diabetes Prevention Program Research Group, Knowler WC, Fowler SE, Hamman RF, Christophi CA, Hoffman HJ, Brenneman AT, Brown-Friday JO, Goldberg R, Venditti E, Nathan DM. Lancet. 2009 Nov 14;374(9702):1677-86. doi: 10.1016/S0140-6736(09)61457-4. Publicado electrónicamente el 29 de octubre de 2009. PMID: 19878986.

Definiciones

Hormona: Una sustancia producida en una parte del cuerpo para indicar a otra parte que debe reaccionar de una determinada manera.

Prediabetes: Una enfermedad en la que los niveles de azúcar en la sangre son más altos de lo normal, pero no lo suficiente como para ser una diabetes tipo 2

Decisiones Inteligentes

Tome medidas para prevenir la diabetes

  • Muévase más. Camine, baile o ande en bicicleta con familiares o amigos. No importa qué actividad física haga en tanto la disfrute.
  • Elija alimentos saludables. Ingiera frutas y verduras con alto contenido de fibra.
  • Mantenga un peso saludable. Con una alimentación saludable y más actividad física, puede perder algunas libras y no recuperarlas.
  • Fíjese metas razonables. Comience con cambios pequeños, como hacer actividad durante 15 minutos por día esta semana. Agregue 5 minutos por día cada semana hasta que llegue a un mínimo de 30 minutos, 5 días a la semana.
  • Registre su progreso. Lleve un diario de lo que come y bebe y la cantidad de minutos que hace ejercicio. Es una excelente manera de no perder de vista sus objetivos y alcanzarlos.
  • No desista. Hacer incluso cambios pequeños es difícil al comienzo. Si se desvía de sus objetivos, comience de nuevo.
Actualizada en Abril de 2017