Temas de salud

Diciembre de 2021

Protéjase a sí mismo y a los demás

Ilustración de un hombre que llevaba una mascarilla.

Para combatir la propagación del COVID-19, muchos lugares ahora requieren que las personas usen mascarillas. Pero el consejo sobre su uso ha cambiado durante el transcurso de la pandemia. Esto ha llevado a algunas personas a cuestionar: ¿Las mascarillas protegen incluso contra el COVID-19?

"Sí, absolutamente", asegura el Dr. Adriaan Bax, biofísico de los NIH. Ha estado probando qué tan bien funcionan los diferentes tipos de mascarillas. Las mascarillas, explica, pueden ayudar a detener la propagación del COVID-19 por varias razones.

Primero, las mascarillas pueden atrapar gotas de líquido que salen de la boca mientras habla. Si tiene COVID-19, estas gotitas contienen virus que otras personas pueden inhalar.

Bax y sus colegas han demostrado que, con solo hablar, una persona produce miles de estas pequeñas gotas cada segundo. Hablar en voz alta o cantar produce incluso más gotas.

Detener las gotas en la fuente es la forma más fácil de evitar que el virus se propague por el aire. El uso de una mascarilla puede desempeñar un papel fundamental. Bax y sus colegas han descubierto que incluso una simple mascarilla de tela puede detener casi todas las gotas producidas durante el habla.

Después de que las gotas salen de la boca de alguien, el agua que contienen se evapora rápidamente. Esto hace que las gotitas se encojan. Estas gotitas encogidas se llaman aerosoles. Pueden flotar en el aire desde minutos hasta horas. Una vez que el virus se transporta en aerosoles tan pequeños, resulta más difícil detenerlo.

Las mascarillas también pueden ayudar a proteger a las personas que las usan. Los estudios han descubierto que las mascarillas N95 o KN95 aprobadas por NIOSH impiden que los aerosoles ingresen a las vías respiratorias de manera muy eficaz. Las mascarillas quirúrgicas y de tela son menos efectivas, pero aún brindan cierta protección. Qué tan bien funcionan depende de la cantidad de capas, la elección de los materiales y si se usan de manera correcta.

Incluso si una mascarilla no bloquea todos los aerosoles, aún puede proteger al usuario contra enfermedades graves. El COVID-19 grave tiende a ocurrir cuando el virus ingresa a las vías respiratorias inferiores y a los pulmones.

El uso de una mascarilla puede ayudar al cuerpo a eliminar el virus de las vías respiratorias inferiores antes de que llegue a los pulmones. Esto se debe a que, como ha demostrado el equipo de Bax, el uso de una mascarilla atrapa la humedad que, de otro modo, se escaparía al exhalar. Esto aumenta la cantidad de humedad en las vías respiratorias (o la humedad).

La humedad es fundamental para promover el proceso de limpieza natural de las vías respiratorias. Esto ayuda a mantener los pulmones libres de contaminación por polvo, contaminantes y virus. Las mascarillas pueden ayudar en este proceso aumentando la humedad.

"A algunos les puede resultar incómodo usar una mascarilla, en especial en días calurosos y húmedos. Esto se debe en gran parte al efecto humidificador. Pero este inconveniente es muy pequeño en comparación con el beneficio que ofrecen las mascarillas", dice Bax.

Para la mayoría de las personas, las mascarillas de tela y las mascarillas quirúrgicas no interfieren con la respiración normal. El oxígeno y el dióxido de carbono son mucho más pequeños que las gotitas respiratorias que transportan el virus y pasan fácilmente a través de las mascarillas.

Las mascarillas funcionan mejor cuando todas las usamos. Pero con cualquier mascarilla, no se bloquean todas las partículas de virus. Es por eso que sigue siendo importante mantenerse alejado de los demás, generalmente alrededor de seis pies. Para obtener consejos sobre el uso de mascarillas, consulte el cuadro Elecciones sabias.

Y recuerde: Recibir la vacuna COVID-19 es la mejor manera de protegerse y proteger a los demás del virus.

Enlaces

Referencias

Información relacionada

Obtenga más información

Elecciones sabias

Consejos para usar mascarillas

  • Elija mascarillas con dos o más capas de tela. Un respirador N95 bien ajustado proporciona la mayor protección.
  • Evite las mascarillas con válvulas de exhalación, rejillas de ventilación u otras aberturas.
  • Asegúrese de que su mascarilla cubra tanto su nariz como su boca.
  • Asegúrese de que su mascarilla se ajuste perfectamente a los lados de su cara.
  • Lave las mascarillas reutilizables todos los días o siempre que se ensucien. Si tiene una mascarilla desechable, deséchela después de usarla.
  • Para los maestros y otras personas cuyos trabajos requieren hablar mucho, considere usar un amplificador de voz (que se puede encontrar en línea), para que pueda ser escuchado mejor mientras usa una mascarilla.
  • Para mantenerse actualizado sobre la guía de la mascarilla, visite el sitio web de los CDC
Actualizada en Noviembre de 2022