Temas de salud

Abril de 2021

¿Cómo protegerse durante la pandemia?

Ilustración de dos hombres con mascarillas mientras están sentados en los bancos del parque a 6 pies de distancia.

El COVID-19 se ha cobrado millones de vidas en todo el mundo. Pero aprendemos más sobre esta enfermedad todos los días. Los científicos están desarrollando herramientas que prometen ralentizar y eventualmente ayudarnos a superar la pandemia.

El COVID-19 es causada por un nuevo coronavirus denominado SARS-CoV-2. Existen muchos tipos de coronavirus. Algunos provocan el resfriado común. Otros han provocado brotes de enfermedades fatales. Estos incluyen el síndrome respiratorio agudo severo (SARS) en 2003, el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) en 2012 y ahora el COVID-19.

Los coronavirus reciben su nombre de los picos en forma de corona en su superficie. (Corona hace referencia a la joya). Los virus usan los picos para ayudar a ingresar a las células del cuerpo. Una vez dentro, se replican o hacen copias de sí mismos.

Los científicos han aprendido cómo convertir estos picos contra el virus a través de vacunas y tratamientos. También han aprendido lo que puede hacer para protegerse del virus.

Protegerse a sí mismo

Es más probable que contraiga COVID-19 a través del contacto cercano con alguien infectado. Toser, estornudar, hablar y respirar producen pequeñas gotas de líquido. Se denominan gotitas respiratorias. Viajan por el aire y pueden ser inhaladas por otra persona.

"El COVID-19 se transmite principalmente a través de la exposición a gotitas respiratorias que tienden a caer dentro de los seis pies", dice el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los NIH. Por eso es importante mantenerse al menos a dos metros de distancia de las personas que no viven con usted.

"Las superficies pueden estar contaminadas. Pero es probable que esta sea una causa menos común de infección que la transmisión de persona a persona directamente", comentó Fauci.

Puede protegerse a sí mismo y a los demás con una mascarilla. Elija una que tenga al menos dos capas de tela. Asegúrese de que la mascarilla cubra su boca y nariz y no filtre aire por los bordes.

"Hay muy poca transmisión en los lugares donde se usan mascarillas", dice el Dr. Ben Cowling de la Universidad de Hong Kong, quien estudia cómo se propagan los virus. Cowling descubrió que las infecciones se propagan con mayor frecuencia en entornos donde no se usan mascarillas.

"Las mascarillas funcionan. Pero incluso con el uso obligatorio de mascarillas, también es necesario el distanciamiento social", aseguró. Puede reducir el riesgo de contagio, al evitar multitudes. Las multitudes aumentan el riesgo de entrar en contacto con alguien que tiene COVID-19.

¿Qué buscar?

Los síntomas comunes de COVID-19 incluyen fiebre, tos, dolores de cabeza, fatiga y dolores musculares o corporales. Las personas con COVID-19 también pueden perder el sentido del olfato o el gusto. Los síntomas suelen aparecer de dos a 14 días después de haber estado expuesto al virus.

Pero incluso las personas que no parecen enfermas pueden infectar a otras. Los CDC estiman que el 50% de las infecciones son transmitidas por personas que no presentan síntomas. Mientras que algunos con este virus desarrollan una enfermedad potencialmente mortal, otros tienen síntomas leves y algunos nunca desarrollan síntomas.

Contraer el virus es más peligroso para algunos grupos de personas. Esto incluye a los adultos mayores y a las personas con determinadas afecciones médicas. Estas afecciones médicas incluyen obesidad, diabetes, enfermedades cardíacas y pulmonares y asma. Aproximadamente el 40% de los estadounidenses tienen al menos uno de estos factores de riesgo.

Recibir tratamiento

Mejores tratamientos de COVID-19 significa que ahora menos personas se enferman gravemente si contraen el virus. Los científicos han estado trabajando para probar los medicamentos disponibles contra el virus. Han encontrado al menos dos que pueden ayudar a las personas hospitalizadas con el virus.

Un medicamento denominado remdesivir puede reducir el tiempo que un paciente pasa en el hospital. Un esteroide denominado dexametasona ayuda a evitar que el sistema inmunológico reaccione con demasiada fuerza al virus. Eso puede dañar los tejidos y órganos del cuerpo.

También se encuentran disponibles tratamientos con anticuerpos. Los anticuerpos son proteínas que el cuerpo produce para combatir los gérmenes. Los científicos han aprendido a hacerlos en el laboratorio. Los tratamientos con anticuerpos pueden bloquear el SARS-CoV-2 para evitar que la enfermedad empeore. Parecen tener el mayor beneficio cuando se administran al comienzo de la enfermedad.

"Los tratamientos con anticuerpos realmente tienen el potencial de ayudar a las personas, especialmente para tratar a las personas que aún no están hospitalizadas", comentó el Dr. Mark Heise, que estudia la genética de los virus en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. Heise está trabajando para desarrollar modelos de ratones, a fin de probar tratamientos y vacunas.

Los estudios ahora están probando combinaciones de tratamientos. "La combinación de medicamentos que se dirigen tanto al virus como a la respuesta inmunitaria de la persona puede ayudar a tratar el COVID-19", comentó Heise. Los científicos también están buscando nuevos medicamentos que se dirijan mejor al virus.

Una inyección de esperanza: Vacunas

Solía llevar una década o más desarrollar una nueva vacuna. En esta pandemia, los científicos crearon vacunas COVID-19 en menos de un año.

Las dos primeras vacunas aprobadas para uso de emergencia son de Moderna y Pfizer/BioNTech. La vacuna de Moderna fue desarrollada conjuntamente con científicos de los NIH. Ambas son un nuevo tipo de vacuna denominadas vacunas de ARNm. El ARNm transporta la información genética para que el cuerpo produzca proteínas.

Las vacunas dirigen a las células del cuerpo a producir una parte del virus denominada proteína de la espícula. Estas proteínas no pueden causar enfermedades por sí mismas. Pero le enseñan al sistema inmunológico a producir anticuerpos contra la proteína. Si se encuentra con el virus más tarde, los anticuerpos brindan protección contra él.

Se demostró en grandes estudios clínicos que las vacunas de ARNm ahora disponibles tienen más de un 90% de efectividad. Pueden causar efectos secundarios, como fatiga, dolores musculares, dolor en las articulaciones y dolor de cabeza. Pero se encontró en los estudios clínicos que ambas vacunas eran seguras.

"Vacúnese. Las vacunas son seguras. Son increíblemente efectivas", afirmó el Dr. Jason McLellan, experto en coronavirus de la Universidad de Texas en Austin. La investigación de McLellan fue fundamental para el desarrollo de estas vacunas. Su equipo, junto con los científicos de los NIH, descubrieron cómo bloquear la forma de la proteína de la espícula para producir los anticuerpos más efectivos.

A medida que avanzaba la pandemia, han aparecido nuevas versiones, o variantes, del virus. "Todos estamos muy seguros de que las vacunas seguirán funcionando bien contra estas variantes", aseguró McLellan. "La vacunación también ayuda a detener el desarrollo de nuevas variantes, porque brinda menos oportunidades para que el virus cambie a medida que se replica".

Mucha gente necesitará ser vacunada para que termine la pandemia. Fauci estima que entre el 70% y el 85% de la población de EE. UU. necesitará vacunarse para obtener la "inmunidad colectiva". Ese es el punto en el que suficientes personas son inmunes al virus para prevenir su propagación. Eso es importante porque protege a las personas vulnerables que no pueden vacunarse.

"Tengo la esperanza de que todos los estadounidenses se protejan al vacunarse cuando la vacuna esté disponible para ellos", afirmó Fauci. "Así es como nuestro país comenzará a sanar y a avanzar".

Enlaces

Referencias

Información relativa

Obtenga más información

Elecciones sabias

¿Cree que podría tener COVID-19?

  • Quédese en casa excepto para recibir atención médica. Incluso si no se siente enfermo, puede transmitir COVID-19 a otras personas.
  • Aíslese de los demás en su hogar. Quédese en una habitación separada y use un baño diferente, si es posible.
  • Hable con su proveedor de atención médica. Monitoree e infórmele sobre sus síntomas.
  • Visite el sitio web de su departamento de salud local o estatal para encontrar información sobre las pruebas en su área.
  • Obtenga atención médica de inmediato si tiene problemas para respirar o dolor en el pecho.
  • Visite https://espanol.cdc.gov/coronavirus/ para obtener más información.
Actualizada en Octubre de 2021