Temas de salud

Abril de 2019

Reconocer la encefalitis y la meningitis

Dibujo del cerebro que no se siente bien

Cuando se enferma, algunos gérmenes pueden atacar el cerebro o el revestimiento protector que rodea al cerebro. Esto puede causar inflamación y generar enfermedades graves, o incluso, la muerte. Es importante reconocer los síntomas para que pueda obtener ayuda médica lo más rápido posible.

Si el cerebro está inflamado, se denomina a esta afección: encefalitis. Si las membranas que recubren el cerebro, o meninges, están inflamadas, se denomina a esta afección: meningitis. Los síntomas pueden ser similares en ambos casos.

Al principio, puede tener fiebre, sentirse cansado y, a veces, tener una erupción. "Esas cosas pueden durar un día o dos, o un poco más", explica la Dra. Avindra Nath, neuróloga de los NIH. "Luego, es posible que tenga dolor de cabeza, fiebre, rigidez en el cuello y sensibilidad a la luz".

Otros síntomas pueden ser las náuseas o los vómitos, la visión doble, la somnolencia y la confusión. Las enfermedades más graves pueden causar problemas de habla, audición o visión. Si no recibe tratamiento, podría desarrollar dificultades cognitivas con pérdida progresiva de la conciencia, convulsiones o debilidad muscular.

Debe obtener ayuda médica de inmediato si tiene síntomas de encefalitis o meningitis. El tratamiento temprano es importante para conseguir la mejor recuperación. El tratamiento dependerá de la causa. Los virus, las bacterias, los parásitos y los hongos pueden causar encefalitis y meningitis. Las causas más comunes pueden variar dependiendo de dónde viva usted.

"En todo el mundo, la causa más común de la meningitis es la meningitis bacteriana", explica Nath. "Ahora en Estados Unidos, no vemos mucha meningitis bacteriana porque tenemos ciertas vacunas. Por lo tanto, la causa más común de la meningitis es la meningitis viral".

El tratamiento temprano para causas bacterianas puede ser con antibióticos y otros medicamentos para tratar la inflamación y los otros síntomas de la enfermedad. No hay tratamientos antivirales específicos para la mayoría de las causas virales. Sin embargo, el tratamiento de los síntomas puede incidir en el curso de la enfermedad. Las enfermedades más graves pueden requerir hospitalización.

Cualquier persona puede adquirir estas afecciones. Protegerse a usted y su familia de los gérmenes, y mantenerse al día con las vacunas es la mejor manera de protegerse contra la encefalitis y la meningitis. Hay vacunas disponibles para prevenir algunas causas bacterianas de la meningitis que incluyen la Haemophilus influenzae, la neumonía neumocócica y la enfermedad meningocócica.

Los investigadores financiados por los NIH buscan otras formas de prevenir o tratar la encefalitis y la meningitis. Algunos estudian cómo evitar que los gérmenes infecten el cerebro o las membranas que lo recubren.

El equipo de Nath prueba compuestos que pueden impedir que el virus del Zika ingrese en células cerebrales cultivadas en laboratorio. Su equipo espera que estos compuestos también puedan bloquear otros virus que también son transmitidos por insectos y parásitos.

Muchos científicos están tratando de desarrollar antivirales de amplio espectro, dice Nath. "De amplio espectro" significa que el antiviral detendrá muchos virus en lugar de solo uno. Esto sería útil, dado que los médicos no tendrían que saber qué virus está causando el problema antes de comenzar el tratamiento.

Hasta que tengamos mejores tratamientos, la prevención sigue siendo la mejor medicina. Los niños, los adultos mayores y aquellos con sistemas inmunológicos debilitados tienen mayor riesgo de infecciones. Consulte el cuadro de Elecciones sabias para obtener consejos sobre cómo protegerse a usted y su familia.

Enlaces

Información relativa

Obtenga más información

Elecciones sabias

Protección contra la meningitis y la encefalitis

  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón.
  • Evite a las personas que tengan tos o muestren otras señales de enfermedad.
  • Manténgase al día con sus vacunas.
  • Protéjase de las picaduras de mosquitos y garrapatas. Use repelentes contra insectos y camisas de manga larga y pantalones cuando esté afuera. Mantenga los insectos fuera de su casa. Use telas mosquiteras en ventanas y puertas, o aire acondicionado. Vacíe toda el agua estancada de su jardín.
Actualizada en Noviembre de 2019