Temas de salud

Diciembre de 2019

Posicionar su cuerpo y mente

Ilustración de un instructor de yoga que ayuda a un estudiante con una posición de yoga

¿Ha desplegado un tapete de yoga últimamente? Si es así, se encuentra entre las muchas personas que practican yoga para relajarse y mantenerse en forma. Uno de cada siete adultos en los Estados Unidos ha practicado yoga en el último año. El yoga puede ayudar a brindar varios beneficios de salud y bienestar.

En base a la filosofía india, el yoga involucra tanto el cuerpo como la mente. Comenzó como una práctica espiritual. El yoga moderno se enfoca más en posturas físicas, técnicas de respiración y meditación. La meditación implica ejercicios que le ayudan a aclarar y calmar sus pensamientos.

"Con la práctica, el yoga puede enseñarle a dirigir la mente sobre un solo objeto", explica la Dra. Pamela Jeter, experta de los NIH en investigación de yoga. "Está practicando ser consciente y estar presente en cualquier momento".

Sin embargo, dice ella, se necesita mucha práctica. Ella sugiere centrarse en los aspectos físicos al principio. Con el tiempo, la parte de meditación se vuelve más fácil.

Existen varios tipos de yoga. Algunos son más lentos y se centran en mantener poses. Otros implican movimientos fluidos que se conectan a su respiración.

La investigación señala que el yoga puede ayudar a mejorar el bienestar general. En estudios, el yoga ha ayudado a algunas personas a controlar el estrés, mejorar la salud mental, perder peso o dejar de fumar.

También hay evidencia de que el yoga puede ser útil para algunos problemas médicos. El yoga puede ayudar a disminuir el dolor y los síntomas de la menopausia. En estudios realizados a adultos mayores y personas con cáncer, les mejoró el sueño.

Varios estudios han demostrado que el yoga puede ayudar a las personas con dolor lumbar crónico. Algunos expertos ahora lo recomiendan como un tratamiento de primera línea para el dolor lumbar, entre otros tratamientos no farmacológicos.

No obstante, advierte Jeter, se necesita más investigación de alta calidad para confirmar los beneficios para la salud del yoga. "Se han realizado varias investigaciones para distintos problemas médicos, pero no hay suficiente para decir con certeza", afirmó. El yoga no debe reemplazar el tratamiento de su proveedor de salud.

Tampoco está claro qué parte del yoga ayuda. La práctica combina elementos físicos, mentales y espirituales. “Existen muchos componentes en el yoga. No sabemos cuál es el ingrediente activo”, menciona Jeter.

La investigación en torno al yoga está en curso. Ahora, los estudios están analizando si el yoga es útil para grupos específicos de personas. Por ejemplo, si puede reducir el dolor crónico en veteranos militares o mejorar la calidad de vida de las personas que han tenido cáncer de seno. Nuevos estudios también están investigando si el yoga puede ayudar a problemas de salud mental como la ansiedad, la depresión y el trastorno de estrés postraumático (TEPT).

¿Qué debe saber si está pensando en comenzar a practicar yoga? "Comience despacio y con cuidado para evitar cualquier tipo de lesión", señaló Jeter. Si tiene un problema médico, hable con su proveedor de salud antes de comenzar.

El cuerpo de cada persona es diferente. Las posturas de yoga deben modificarse en función de sus habilidades. Elija un instructor con experiencia y atento a sus necesidades.

También es posible que desee buscar un terapeuta de yoga. "Los terapeutas de yoga tienen un entrenamiento más extenso que el requerido por un maestro de yoga normal", explica Jeter. "Están capacitados para trabajar con diferentes problemas y en su mayoría trabajan de manera individual o en grupos pequeños".

Si desea practicar yoga, mire la casilla Elecciones sabias para obtener consejos sobre cómo comenzar.

Enlaces

Información relativa

Obtenga más información

en

View this article in English:
Yoga for Health: Positioning Your Body and Mind

Elecciones sabias

Comenzar con yoga

  • Comience con una clase de yoga adecuada. Busque las clases de nivel principiante, yoga "suave" o para adultos mayores.
  • Pregunte sobre el entrenamiento y la experiencia del instructor de yoga que piensa considerar.
  • Hable con su proveedor de salud antes de probar hacer yoga si está embarazada, es mayor o tiene un problema médico.
  • Informe a su instructor de yoga sobre sus necesidades individuales y cualquier problema médico.
  • Realice esta actividad lentamente para evitar lesiones. Evite las posiciones extremas y la respiración forzada. Escuche a su cuerpo.
  • Encuentre estudios que recluten personas para la investigación sobre yoga. Puede comenzar en ClinicalTrials.gov.
Actualizada en Dieciembre de 2019