Temas de salud

Enero de 2022

Detener el daño dental y el dolor de mandíbula

Ilustración de una persona poniéndose el protector bucal

¿Se despierta con la mandíbula cansada o dolorida por la mañana? Podría ser una señal de que rechina o aprieta los dientes por la noche. Con el tiempo, esto puede dañar sus dientes y provocar problemas en la mandíbula. Puede hacer que los dientes se agrieten, se aflojen o, incluso, se caigan.

Rechinar y apretar los dientes, también conocido como ‘bruxismo’, puede causar problemas graves si no se trata. Y las personas no siempre están conscientes de que lo están haciendo.

“Es posible que alguien no sepa que rechina los dientes por la noche hasta que se lo diga un compañero de cama”, explica la Dra. Dena Fischer, experta en salud dental de los Institutos Nacionales de la Salud.

También puede rechinar los dientes durante el día, aunque es más común apretar la mandíbula. Algunos expertos consideran que el bruxismo diurno y el nocturno son afecciones distintas. Pueden tener diferentes causas.

Su dentista puede detectar los signos reveladores de rechinar y apretar los dientes. Estos pueden incluir el desgaste y las grietas tempranas en la capa externa del diente. Rechinar y apretar los dientes puede provocar un dolor de cabeza sordo o cansancio de los músculos de la mandíbula. A menudo, el rechinar de dientes durante la noche no se diagnostica hasta que aparecen síntomas significativos.

El rechinar y apretar los dientes mientras está despierto es más fácil de reconocer. Se cree que es causado por el estrés y la ansiedad. Algunas personas también pueden rechinar o apretar los dientes mientras están concentradas. Una vez que se dé cuenta de que lo hace, es importante que averigüe cuándo y por qué.

Las situaciones estresantes o frustrantes pueden desencadenar el comportamiento. “Las personas suelen mencionar que rechinan o aprietan los dientes mientras conducen en el tráfico”, afirma Fischer.

¿Cómo se trata el bruxismo? Fischer ayuda a los pacientes pidiéndoles que establezcan recordatorios para controlar sus hábitos. A las personas que rechinan o aprietan los dientes durante el tráfico les puede resultar útil poner una nota adhesiva en el volante que les recuerde que deben relajar la mandíbula. Configurar una alarma para que suene regularmente en su escritorio puede ayudar si tiende a apretar los dientes mientras está absorto en sus pensamientos.

“Una alarma o una nota adhesiva pueden servir de recordatorio para asegurarse de que sus dientes estén separados”, afirma Fischer. “Dígase ‘labios separados y dientes separados’ para asegurarse de no estar apretando los dientes”.

Las actividades que reducen el estrés, como el yoga y la meditación, pueden ayudar a disminuir el comportamiento de apretar los dientes durante el día. El asesoramiento psicológico puede ayudarle a aprender a gestionar las emociones intensas, lo que también puede aliviar el hábito.

Si estas estrategias no ayudan, puede considerar utilizar un protector bucal de plástico mientras está despierto. Fischer considera que un protector bucal de “hervir y morder” de una tienda puede ser suficiente para detener el problema.

El rechinar y apretar los dientes por la noche también suele tratarse con un protector bucal. Un dentista puede hacerle un protector personalizado para proteger sus dientes. También es posible que deba hacerse una prueba para detectar trastornos del sueño.

Los investigadores están examinando si problemas como la apnea del sueño, que hace que las personas dejen de respirar, contribuyen al rechinar de dientes durante la noche. Están estudiando si la actividad cerebral y las etapas del sueño están relacionadas con el bruxismo nocturno.

Si cree que puede estar rechinando o apretando los dientes, hable con un dentista. Pueden evaluar su boca y recomendarle tratamientos.

A veces, los dentistas recomendarán remodelar las superficies de sus dientes para cambiar su mordida. Pero Fischer desaconseja los métodos que alteran permanentemente sus dientes.

Sugiere buscar una segunda opinión y probar primero opciones de tratamiento menos invasivas.

Para obtener más consejos sobre cómo dejar de rechinar y apretar los dientes, consulte el recuadro Elecciones sabias.

Enlaces

Información relativa

Obtenga más información

Elecciones sabias

Cómo aliviar el rechinar y apretar los dientes

  • Intente reducir su estrés diario y utilice técnicas de relajación.
  • Practique buenos hábitos de sueño. Busque tratamiento para los problemas del sueño.
  • Aplique hielo o calor húmedo sobre los músculos de la mandíbula doloridos.
  • Evite comer alimentos duros o densos. No mastique chicle.
  • Encuentre formas de relajar los músculos de la cara y la mandíbula a lo largo del día. El objetivo es convertir la relajación facial en un hábito.
  • Programe exámenes dentales regulares. Su dentista puede detectar los primeros signos de rechinar los dientes.
Actualizada en Enero de 2022