Temas de salud

Enero de 2018

Las nuevas tecnologías pueden hacer que sea más fácil

Ilustración de una mujer con un monitor de glucose

La lectura, la escritura y las matemáticas son los elementos fundamentales del aprendizaje. Dominar estas materias en una etapa temprana puede afectar muchas áreas de la vida, entre ellas el desempeño escolar, el trabajo e incluso la salud general. Es normal cometer errores e incluso tener cierta dificultad al aprender cosas nuevas. Pero los problemas repetidos y duraderos podrían ser un signo de una discapacidad del aprendizaje.

Su cuerpo se ocupa de llevar a cabo innumerables tareas por usted. Es posible que no note todo lo que hace para mantenerlo saludable hasta que algo salga mal. La diabetes es una enfermedad grave que ocurre cuando su cuerpo tiene problemas para controlar y utilizar la glucosa en la sangre, el azúcar que su cuerpo utiliza como combustible. Cuando tiene diabetes, debe asumir este proceso usted mismo de manera activa. Se están probando nuevas tecnologías para que le resulte más fácil controlar la diabetes y ayudarlo a mantenerse saludable.

Más de 100 millones de estadounidenses conviven con diabetes o prediabetes, una afección en la que los niveles de glucosa en sangre son más altos de lo normal, pero no lo suficientemente altos como para considerarse diabetes. Las personas con diabetes deben controlar su nivel de glucosa en sangre (o nivel de azúcar en sangre) con frecuencia y tomar medidas rápidas si este nivel es demasiado alto o bajo. También deben considerar constantemente la manera en que cada comida, actividad física y factores como el estrés pueden afectar el nivel de glucosa en sangre.

Tipos de diabetes

La manera en que las personas con diabetes controlan sus niveles de glucosa en sangre depende, en parte, del tipo de diabetes que tienen. Los tipos de diabetes más comunes son el tipo 1, el tipo 2 y la diabetes gestacional.

Al tener diabetes tipo 1, el cuerpo no produce suficiente cantidad de una hormona llamada insulina. La insulina envía señales a las células del cuerpo para que hagan entrar a la glucosa. El cuerpo no puede producir suficiente insulina porque el sistema inmune, la defensa de su cuerpo contra los gérmenes y sustancias extrañas, ataca y destruye por error las células del páncreas que producen insulina.

La diabetes tipo 2 es la más común. Ocurre cuando las células del cuerpo tienen problemas para utilizar la insulina o cuando el cuerpo no produce suficiente insulina como para controlar la glucosa en la sangre.

Ambos tipos pueden desarrollarse a cualquier edad. El tipo 1 se diagnostica con mayor frecuencia en niños y adultos jóvenes, mientras que el tipo 2 aparece con mayor frecuencia en personas de mediana edad y mayores. La diabetes gestacional ocurre solo durante el embarazo, pero aumenta las posibilidades de desarrollar el tipo 2 más adelante. Los síntomas pueden variar según el tipo de diabetes. Algunos síntomas en común incluyen un aumento en la sed, el hambre y la micción. Los síntomas del tipo 1 pueden comenzar rápidamente, en unas pocas semanas. Los síntomas del tipo 2 tienden a desarrollarse lentamente durante años, lo que los hace menos perceptibles.

Control de glucosa en sangre

Muchas personas con diabetes controlan sus niveles de glucosa en sangre con un medidor de glucosa en sangre. Esta máquina portátil mide la cantidad de glucosa en la sangre. Le sale una gota de sangre al pincharse el costado del dedo con una aguja pequeña y especial. Luego aplica la sangre a una tira reactiva. El medidor le muestra la cantidad de glucosa que tiene en la sangre en ese momento.

Las personas con diabetes tipo 1 y algunas personas con diabetes tipo 2 controlan y nivelan su glucosa en sangre con inyecciones de insulina sintética. Una dosis omitida o mal calculada puede provocar complicaciones graves, de forma inmediata o a largo plazo. La diabetes aumenta su riesgo de ceguera, enfermedades cardíacas, accidente cerebrovascular, insuficiencia renal y amputación.

“Es una carga significativa tener que controlar los niveles de azúcar varias veces al día, contar los carbohidratos en cada comida, tener en cuenta el impacto de la actividad física y luego calcular la cantidad de insulina que necesita inyectarse varias veces al día con una jeringa o con la ayuda de una bomba de insulina”, explica el Dr. Guillermo Arreaza-Rubín, que lidera el Programa de tecnología aplicada a la diabetes de NIH. Cualquier error puede ocasionar complicaciones potencialmente mortales, como la hipoglucemia grave, que es un nivel muy bajo de glucosa en la sangre.

“La hipoglucemia es una de las razones principales por las que las personas con diabetes tipo 1 visitan las salas de emergencia de los hospitales todos los días”, afirma Arreaza-Rubín. “Ocurre con mayor frecuencia durante la noche y es una causa importante de miedo y ansiedad entre las personas con diabetes y sus familias”.

Ayuda de la tecnología

Los científicos financiados por NIH están probando tecnologías prometedoras para ayudar a las personas a controlar mejor la diabetes. Por ejemplo, los sistemas de “páncreas artificiales” controlan los niveles de glucosa en sangre y proporcionan insulina, o una combinación de insulina y otra hormona importante, de manera automática. Los dispositivos varían en cuanto a la facilidad de configuración y uso.

“Nuestro dispositivo, llamado iLet, está diseñado para minimizar las conjeturas y la fuga de tiempo que conlleva el control de la diabetes tipo 1”, dice el Dr. Edward Damiano, un experto en ingeniería biomédica de la Universidad de Boston que cofundó una empresa para desarrollar aún más la tecnología. El dispositivo solo requiere que introduzca su peso corporal para comenzar. “El sistema hace el trabajo pesado de regular el nivel de glucosa en sangre, lo que libera al usuario y le permite llevar una vida menos agobiada y más espontánea”.

Los estudios previos han demostrado que los sistemas artificiales de páncreas pueden ser más seguros que el estándar actual para la administración de insulina. Se están probando varios dispositivos diferentes en más personas y por periodos de tiempo más largos. Los investigadores están evaluando la seguridad, la facilidad de uso, la salud física y emocional de los participantes y el costo de los dispositivos.

La seguridad es una prioridad para los investigadores. “Cuando una persona con diabetes tipo 1 hace ejercicio, su nivel de glucosa en sangre puede responder de maneras impredecibles y potencialmente peligrosas”, explica el doctor en ingeniería de la Universidad de Virginia, Marc Breton. Recientemente, dirigió un estudio que demostró que un sistema de páncreas artificial mejoraba el control glucémico y reducía la hipoglucemia en adolescentes con diabetes tipo 1 que practicaban deportes de invierno, como el esquí y el snowboard.

“El páncreas artificial tuvo un muy buen desempeño en un entorno extremadamente desafiante”, asegura. “Eventualmente, puede darles a las personas con diabetes la libertad de participar de manera segura en actividades físicas que probablemente evitaron en el pasado”.

Ya hay un páncreas artificial aprobado por la FDA disponible para personas con diabetes. En los próximos años, habrá dispositivos completamente automatizados disponibles para el público con diabetes. Los investigadores están considerando cómo utilizar estos sistemas en personas con diabetes tipo 2, diabetes gestacional y otras afecciones que involucran niveles elevados de glucosa en sangre.

Otros científicos están tomando diferentes enfoques para reemplazar la insulina de manera más efectiva. Por ejemplo, las “insulinas inteligentes” se activarían solo cuando fuera necesario. Los investigadores también están buscando formas de regenerar o reemplazar las células productoras de insulina y de evitar que el cuerpo las ataque.

“Estas tecnologías ayudarán a facilitar el control de la diabetes y a que las personas que las usan sean más saludables”, asegura Damiano. “Las considero un puente hacia una cura para la diabetes tipo 1”.

Si bien en el futuro habrá herramientas que podrán facilitarle el control de su diabetes, puede aprender a controlar la diabetes con las herramientas que existen en la actualidad para vivir una vida larga y saludable. En la actualidad, existen medicamentos, monitores de glucosa y bombas de insulina para ayudar a las personas con diabetes. Si tiene diabetes, hable con su proveedor de atención médica sobre sus opciones.

Enlaces

Referencias

Información relativa

Obtenga más información

Pregúntele a su médico

  • ¿Qué tipo de diabetes tengo?
  • ¿Cómo puedo manejar mejor mi tipo de diabetes?
  • ¿Cómo y cuándo debo probar mi nivel de azúcar en sangre?
  • ¿Cuáles son los beneficios y riesgos de un medicamento o tratamiento?
  • ¿Puede sugerirme un plan de alimentación saludable y maneras seguras de hacer más actividad física?
  • ¿Con qué frecuencia debo programar chequeos?
  • ¿Existen nuevas tecnologías que puedan ayudarme a controlar mi tipo de diabetes?
  • ¿Sería apropiado para mí un ensayo clínico (estudio de investigación)?

Definiciones

Hormona:
Es una sustancia producida en alguna parte del cuerpo para indicarle a otra parte que reaccione de determinada manera.

Actualizada en Junio de 2018