Temas de salud

Abril de 2022

Conexión con la atención medica

Ilustración de una mujer en una videollamada en una laptop, mientras su hijo juega en la cocina

Alrededor del 20% de los estadounidenses viven en zonas rurales del país. Las áreas rurales tienen más espacio, menos gente y paisajes pintorescos. Los residentes a menudo tienen un sentido común de comunidad. Pero vivir en un área rural también puede traer desafíos para mantenerse saludable

Los estudios han encontrado que los estadounidenses que viven en zonas rurales tienen más probabilidades de morir prematuramente por las principales causas de muerte en los EE. UU. Estas incluyen enfermedades cardíacas, cáncer, enfermedades pulmonares y accidente cerebrovascular. Tienen tasas más altas de obesidad y diabetes. Y corren un mayor riesgo de accidentes automovilísticos fatales, suicidio y sobredosis de drogas.

Los expertos están estudiando por qué algunos problemas de salud son más comunes en las áreas rurales. También están buscando formas de ayudar.

Geografía y vida saludable

¿Cómo afecta el lugar donde vive a su salud? La respuesta es complicada. Diferentes lugares tienen diferentes recursos. El acceso a la vivienda, la educación, el trabajo, la atención médica y los alimentos saludables varía en distintos lugares de los Estados Unidos. Y todo eso puede afectar su salud.

“Se sabe que la pobreza, el desempleo, los bajos niveles de educación y el transporte inadecuado contribuyen a una salud más deficiente”, dice el Dr. Brian Rivers, experto en atención del cáncer en la Facultad de Medicina Morehouse. Estos factores a menudo se encuentran en tasas más altas en las comunidades rurales.

Muchas comunidades rurales están geográficamente aisladas. Menos personas y más espacio pueden significar menos negocios y servicios locales. Eso puede hacer que sea más difícil obtener las cosas que se necesitan para mantenerse saludable.

Muchos estadounidenses que viven en zonas rurales, por ejemplo, viven lejos de los supermercados. Las tiendas de conveniencia pueden ser la única opción cercana. Estas tiendas tienden a vender menos alimentos frescos, como frutas y verduras, y más alimentos procesados y envasados. Los alimentos procesados suelen tener un alto contenido de sal, azúcar y grasas. Los estudios sugieren que comer demasiado de estos alimentos puede provocar problemas de salud como enfermedades cardíacas, diabetes y obesidad.

Los residentes rurales también pueden enfrentar más barreras para realizar actividad física. Las carreteras pueden no tener aceras. Esto hace que sea más difícil hacer ejercicio de manera segura. Las áreas rurales también pueden carecer de parques para actividades recreativas.

“En muchos entornos rurales, la gente no tiene acceso a gimnasios”, agrega la Dra. Suzanne Judd, que estudia las enfermedades cardíacas en las comunidades rurales en la Universidad de Alabama en Birmingham. No hacer suficiente actividad física puede aumentar el riesgo de cáncer, obesidad y enfermedades cardíacas.

Las áreas rurales también tienden a tener más adultos mayores. Los adultos mayores experimentan más problemas de salud crónicos que las personas más jóvenes. Pero los residentes rurales pueden vivir lejos de los hospitales y es menos probable que tengan seguro médico.

Atención médica en áreas rurales

Otro obstáculo importante puede ser encontrar un médico. En muchas comunidades rurales hay escasez de médicos.

“Es más difícil brindar muchos tipos de servicios de atención médica en las comunidades rurales simplemente porque hay una menor disponibilidad de profesionales de atención médica”, dice el Dr. Ty Borders, experto en salud rural de la Universidad de Kentucky.

Esto puede dificultar la obtención de atención especializada para problemas como el cáncer o la adicción a las drogas, explica Borders. Muchas personas tienen que viajar un largo trecho para llegar a un especialista u hospital. Y es posible que esos proveedores no tengan la tecnología más reciente en salud.

“En las comunidades rurales, la gente no necesariamente tiene acceso a equipos de última generación—como escáneres de tomografía computarizada o resonancias magnéticas—que se podría necesitar para diagnosticar ciertas cosas”, dice Judd. “Estos son particularmente importantes cuando hablamos de salud cerebral y accidente cerebrovascular”.

Y encontrar un médico es cada vez más difícil en algunas áreas rurales. “Cada vez más sistemas de salud en áreas rurales están cerrando sus puertas, principalmente debido a la financiación”, dice Rivers. Eso significa que las personas pueden verse obligadas a conducir durante horas para recibir atención médica.

El papel de la telesalud

Las consultas virtuales pueden ser una opción para los pacientes rurales. La telesalud, que brinda atención por teléfono o computadora, se ha expandido en los últimos años. Los médicos pueden monitorear a los pacientes con afecciones crónicas sin necesidad de que vayan al consultorio.

Esto es crítico para ciertas afecciones de salud donde los proveedores son escasos. Alguien con diabetes, por ejemplo, puede tomarse una lectura de azúcar en la sangre durante una consulta virtual con su médico. Los pacientes con depresión y otras condiciones de salud mental pueden obtener asesoramiento en línea.

“La telesalud puede ser preferible para muchos pacientes y puede facilitar el tratamiento”, dice Borders.

Borders está estudiando cómo se puede usar la telesalud para brindar tratamiento para el trastorno por uso de opioides en comunidades rurales. La mayoría de los condados rurales no cuentan con médicos profesionales que se especialicen en el tratamiento de adicciones. Las tasas de muertes por sobredosis de drogas están aumentando en las áreas rurales y ahora son mayores que en las comunidades urbanas.

Pero la telesalud no puede abordar todos los problemas de salud. Algunas cosas requieren una consulta en persona. Y algunas áreas rurales tienen un servicio de banda ancha limitado.

Hay otros enfoques que tienen el potencial de mejorar la salud rural. Las farmacias de pedidos por correo facilitan la obtención de medicamentos. Las unidades de salud móviles, donde los servicios de salud se brindan en una camioneta personalizada, pueden brindar atención a los residentes en el lugar donde viven.

“Somos una nación enorme con mucha tierra. Muchas personas viven en entornos muy rurales”, dice Judd. “Necesitamos encontrar formas de asegurarnos de que todo el país esté conectado y tenga acceso a medicamentos y atención médica”.

Consejos para residentes de áreas rurales

Si vive en un área rural y está buscando mejorar su salud, Rivers sugiere que primero identifique sus necesidades de salud. Luego identifique sus obstáculos.

¿Es el transporte? ¿La distancia? ¿El costo? Busque recursos disponibles en su comunidad para ayudar. Las organizaciones religiosas locales, las agencias de servicios sociales y las bibliotecas son buenos lugares para comenzar.

“Averigüe si hay trabajadores de salud comunitarios o asesores de salud en su área”, dice Rivers. “La mayoría de las comunidades rurales tienen algún tipo de representante de salud que puede brindar un alto nivel de apoyo”.

Pregunte a los proveedores de atención médica si ofrecen opciones de telesalud. Si tiene acceso limitado a internet, es posible que pueda hablar con un médico por teléfono.

Muchas aplicaciones de salud pueden ayudarlo a mejorar su salud y funcionan incluso cuando no esté conectado a internet.

También puede haber formas en que puede ayudar a crear una comunidad más saludable. Considere reunirse con vecinos y trabajar con funcionarios locales para generar cambios. Es posible que pueda crear lugares más seguros para que las personas realicen actividad física, como la construcción de senderos o parques. O puede organizar mercados agrícolas o jardines comunitarios para llevar más frutas y verduras frescas a su área.

Encuentre más recursos en el Centro de información de salud rural o en el sitio web de Desarrollo rural del USDA

Enlaces

Referencias

Información relacionada

Obtenga más información

en

View this article in English:
Health in Rural America: Connecting to Care

Elecciones sabias

La salud en las comunidades rurales

Las personas en las áreas rurales corren un mayor riesgo de sufrir ciertos problemas de salud. Para ayudar a proteger su salud:

  • Manténgase físicamente activo. Los adultos deben realizar al menos 2 horas y media de actividad física de intensidad moderada a la semana. Obtenga más información sobre diferentes tipos de actividad física
  • Siga una dieta saludable. Consuma más verduras, frutas y cereales integrales. Incluya carnes magras, aves, pescado, frijoles, huevos y nueces. Limite la sal, los azúcares añadidos y las grasas saturadas y trans.
  • Deje de fumar. Obtenga ayuda gratuita en español.smokefree.gov, llame al 1-855-DÉJELO-YA (1-855-335-3569), o envíe un mensaje de texto con la palabra ESP al 47848.
  • Hágase pruebas de presión arterial alta y ciertos tipos de cáncer.
  • Obtenga ayuda para trastornos de salud mental y uso de sustancias. Llame a la línea de ayuda nacional gratuita de SAMHSA al 1-800-662-HELP. Si está en crisis, llame a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 1-888-628-9454. También puede enviar un mensaje de texto con la palabra "HOME" a la Línea de texto de crisis al 741741.
  • Use el cinturón de seguridad. Las muertes por accidentes automovilísticos son más altas en las áreas rurales.
Actualizada en Octubre de 2022