Temas de salud

Junio de 2022

Eliminación de toxinas en el hogar

Imagen de una mujer hablando por teléfono mientras mira el moho bajo el fregadero

Algunos peligros que hay en el hogar son fáciles de ver. Como un enchufe suelto. O una alfombra rota en las escaleras. Sin embargo, otros peligros son más difíciles de detectar. Y algunos son invisibles, están en el mismo aire que respira. Entre ellos, se encuentran el plomo, el moho y el radón.

Pero existen formas de encontrar estos peligros invisibles y solucionarlos. Conocer las posibles toxinas de su hogar puede ser preocupante. A pesar de eso, el conocimiento puede ayudarlo a actuar.

Cómo deshacerse del plomo

El plomo es un metal natural. Se utiliza para fabricar diversos productos, como las baterías de los autos. Pero no pertenece a su cuerpo. Daña el cerebro y el sistema nervioso. La exposición al plomo es peligrosa especialmente para los niños. No existe un nivel “seguro” de plomo que pueda estar en el torrente sanguíneo.

La exposición al plomo causa problemas en el pensamiento, el aprendizaje y la memoria, dice el Dr. Aimin Chen, investigador de salud ambiental de la Universidad de Pensilvania. Esto puede afectar el rendimiento escolar de los niños. “También está relacionado con problemas de atención e hiperactividad”, explica.

Estos efectos no ocurren únicamente con altos niveles de plomo. “Incluso en los niveles más bajos, que son más comunes en los niños, se ven algunas de estas asociaciones”, agrega Chen.

El plomo solía agregarse a la gasolina y la pintura. Ya no se permiten estos usos. Pero la pintura dura mucho tiempo en las casas. Si vive en una casa que fue construida antes de 1978, es problable que tenga pintura con plomo en alguna parte.

Si la pintura no se está desprendiendo o pelando, es probable que no genere polvo de plomo, aclara Chen. Sin embargo, la pintura a menudo se daña en lugares que no se ven. Estas áreas incluyen los marcos de las puertas y ventanas, explica Chen. La pintura del exterior de una casa también puede desprenderse y caer en la tierra donde juegan los niños.

El plomo también puede llegar al agua potable a través de tuberías, grifos y accesorios de plomo antiguos. Descubra cómo realizar pruebas de detección de plomo en la pintura, el polvo y el agua potable

Las pruebas de detección de plomo son especialmente importantes para los niños pequeños, de hasta seis años, explica Chen. Su médico puede comprobarlo con un simple examen de sangre. Si su hijo tiene niveles muy altos de plomo en la sangre, el médico puede aconsejarle si necesita tratamiento y cómo tratarlo.

También necesitará que un profesional certificado limpie la fuente del plomo. Su departamento de salud local puede proporcionarle información con respecto a qué hacer con la pintura que tiene plomo. No es seguro intentar arreglarlo por su cuenta.

Agua y moho

Si alguna vez ha dejado fuera una rebanada de pan o un trozo de fruta demasiado tiempo, es probable que haya visto crecer moho. La mayoría de los tipos de moho son inofensivos. Pero algunos pueden ser peligrosos. Pueden producir compuestos que desencadenen alergias o ataques de asma.

El moho puede crecer en los edificios cuando entra el agua, explica el Dr. Matthew Perzanowski, investigador de alergias y asma de la Universidad de Columbia. Y cualquier tipo de vivienda puede sufrir daños por agua, aclara.

“En las comunidades urbanas, suele ocurrir debido a una mala ventilación en el baño o a una pérdida en otro departamento”, dice Perzanowski. “Sin embargo, el agua también puede provenir de las tormentas, las inundaciones o de otro tipo de pérdidas. Y, si vive en un lugar en el que hay mucha humedad en el exterior, resulta más difícil secar las cosas dentro de la casa”.

En ocasiones, se puede ver el moho en las paredes u otras superficies. En otros casos, como cuando ocurre una pérdida detrás de las paredes, es posible que solo se pueda oler, dice Perzanowski. Algunas personas describen este olor como rancio, añejo o húmedo.

Si encuentra moho en su hogar, “debe asegurarse de que la fuente de agua desaparezca”, dice. “Limpiar y pintar no servirá de nada si no se elimina el agua”.

Puede limpiar usted mismo pequeñas áreas en donde crece moho, que sean menores de tres pies por tres pies, explica Perzanowski. Pero tome precauciones para no respirar el moho.

“Póngase una mascarilla N95 y gafas. Utilice agua tibia y jabonosa y toallas que pueda tirar”, aclara.

Puede que necesite retirar y sustituir las partes selladas o las paredes que tengan moho. O tirar los materiales o las alfombras que no se puedan limpiar. Es posible que las áreas grandes que estén dañadas por el moho requieran ayuda profesional.

Actualmente, el equipo de Perzanowski está estudiando si un programa de eliminación de moho a gran escala en la ciudad de Nueva York ayuda a reducir los síntomas del asma tanto en niños como en adultos. Obtenga más información sobre la limpieza del moho en EPA y CDC

El radón en el radar

Probablemente sepa que fumar cigarrillos es una de las causas del cáncer de pulmón. Sin embargo, los cigarros no son las únicas toxinas que aumentan ese riesgo. Un gas inodoro, incoloro y radiactivo llamado “radón” también puede causar cáncer de pulmón.

El gas radón se encuentra de forma natural en casi todos los tipos de rocas, en todas las partes del país. Si entra en el hogar, es un riesgo. Puede filtrarse a través de las grietas del suelo, las paredes y los cimientos de las casas y otros edificios.

Incluso los edificios que no tienen sótano pueden tener niveles peligrosos de radón, dice la Dra. Ellen Hahn, investigadora de enfermería que estudia la reducción del riesgo de cáncer en la Universidad de Kentucky.

La exposición al gas radón es más perjudicial para las personas que también fuman tabaco, aclara Hahn. “Pero respirar radón es realmente peligroso para todos”, explica. “No hay ningún nivel de radón que esté libre de riesgo”.

Las pruebas gratuitas y de bajo costo pueden medir los niveles de radón que hay en el hogar. Si los niveles son altos, un profesional certificado en radón puede ventilarlo hacia afuera para que la casa vuelva a ser segura. A este proceso se le llama “mitigación del radón”.

Pero en pocos hogares se realizan pruebas de detección de radón. E incluso en menos hogares se mitiga. Hahn y su equipo han buscado formas de aumentar las pruebas de radón en la zona rural de Kentucky. Han estado reclutando y capacitando a residentes locales, incluidos los estudiantes de secundaria, como “científicos ciudadanos”. Estos voluntarios realizan pruebas de radón en las casas utilizando detectores digitales de radón, que pueden emplearse una y otra vez. Los kits estándar para las pruebas de radón solo pueden utilizarse una vez. Su proyecto también pone detectores digitales a disposición de las bibliotecas locales.

“Las bibliotecas son fuentes de confianza de información y recursos”, dice Hahn, “así que ¿por qué no convertirlas también en lugares donde se pueda retirar un kit de prueba de radón?”.

Su equipo también está estudiando la forma de conseguir que los propietarios realicen pruebas de detección y mitigación del radón. Los inquilinos pueden hacer la prueba, pero el propietario es quien decide mitigar, explica.

Ciertas regiones pueden ser focos de gas radón. Obtenga más información sobre el radón en su estado (en inglés, el enlace es externo).

Enlaces

Referencias

Información relacionada

Obtenga más información

en

View this article in English:
Hidden Hazards: Clearing Out Toxins in the Home

Elecciones sabias

Reducir los peligros de salud en el hogar

Puede hacer pruebas para detectar muchos peligros para la salud en el hogar o prevenirlos.

  • Si su casa se construyó antes de 1978, analice la pintura expuesta en busca de plomo. Puede comprar kits de pruebas usted mismo o contratar a un profesional. Algunos departamentos de salud de la ciudad ofrecen kits gratuitos de pruebas.
  • Realice pruebas de exposición al plomo a los niños con regularidad, al menos desde su nacimiento hasta los seis años.
  • Utilice extractores de aire en las habitaciones que tengan mucha humedad, como el baño, para evitar la aparición de moho.
  • Si hay una pérdida o inundación en su casa, deshágase de los objetos dañados lo antes posible.
  • Limpie las pequeñas áreas de moho en las paredes o los materiales con agua caliente y jabón. Asegúrese de usar mascarillas, guantes y gafas mientras limpia.
  • Realice una prueba de detección de radón en su hogar. Algunos programas a nivel local, condado y estatal ofrecen kits de prueba gratuitos. Puede contactarse con los National Radon Program Services [Servicios del Programa Nacional de Radón] al 1-800-SOS-RADON (1-800-767-7236).
  • Conozca más sobre otras toxinas potenciales que hay en el hogar en go.usa.gov/xucEz .
Actualizada en Junio de 2022