Temas de salud

Diciembre de 2021

Obtener ayuda para un trastorno del equilibrio

Ilustración de una persona que realiza ejercicios de rehabilitación con un fisioterapeuta

Necesita su sentido del equilibrio para pararse, caminar, agacharse, conducir y más. Si se interrumpe, es posible que tenga dificultades para trabajar, estudiar o incluso realizar actividades diarias simples. Los problemas de equilibrio también aumentan el riesgo de caídas peligrosas.

"El equilibrio es realmente su sexto sentido", comenta el Dr. David Newman-Toker, neurólogo de Johns Hopkins University. "Pero normalmente no nos damos cuenta de ello, a menos que esté alterado".

Muchas cosas pueden afectar su equilibrio. Tener hambre o deshidratación puede hacer que se sienta mareado. Algunos medicamentos pueden provocarle mareos. Los problemas de salud que afectan el oído interno o el cerebro también pueden alterar el equilibrio. Estos pueden incluir infección, derrame cerebral o un tumor.

Por lo general, una alteración del equilibrio es temporal. Pero algunas cosas pueden causar problemas de equilibrio a largo plazo. Entonces, ¿cómo sabe cuándo preocuparse?

"Si sus síntomas son graves o duran mucho tiempo, eso es una indicación de que debe hacerse un chequeo", dice el Dr. Michael Hoa, especialista en oídos, nariz y garganta de los NIH. "Preste atención a las cosas que no son normales para usted".

Puede sentir que se está moviendo, girando o flotando, incluso si está sentado o acostado quieto. O puede sentir que de repente se cae mientras camina. Es posible que tenga visión borrosa o se sienta confundido o desorientado.

Identificación del problema

Los pequeños órganos en su oído interno forman el núcleo de su sistema de equilibrio. Se comunican con su cerebro para darle una idea de la posición de su cuerpo.

"Pero su sistema de equilibrio no es solo su oído interno", afirma Hoa. "Es información de sus ojos. Son sus músculos, articulaciones y columna. Es su visión".

Eso hace que los trastornos del equilibrio sean difíciles de diagnosticar. "Un cambio en cualquier parte del sistema podría contribuir a cambios en su equilibrio", comenta. "A veces eso hace que sea difícil distinguir un trastorno del equilibrio de otro".

Un nuevo problema de equilibrio a veces puede indicar una emergencia médica, como un derrame cerebral. Por lo tanto, es importante controlar los síntomas lo antes posible.

"Lo más importante que debe decirle a su proveedor de atención médica es el momento y los desencadenantes de sus síntomas", afirma Newman-Toker. Esto les ayudará a determinar la posible causa.

Causas comunes de los problemas de equilibrio

Identificar la causa de un problema de equilibrio puede resultar complicado. Varios trastornos tienen síntomas similares.

Una infección o inflamación del oído interno puede provocar mareos y pérdida del equilibrio. A esto se le llama laberintitis. La inflamación también puede afectar el nervio que envía señales sobre el equilibrio al cerebro. Esto se llama neuritis vestibular.

La causa más común de mareos se llama vértigo posicional paroxístico benigno o VPPB. Esto ocurre cuando pequeños cristales en el oído interno se salen de su lugar. El VPPB puede provocar una breve e intensa sensación de vértigo provocada por ciertos cambios en la posición de la cabeza. Los desmayos duran menos de un minuto.

Una causa menos común, pero recurrente, de problemas de equilibrio es la enfermedad de Ménière. Esto puede causar vértigo, pérdida auditiva y una sensación de campanilleo o zumbido en el oído. No se sabe qué causa esta afección. Pero las personas que la padecen suelen tener más líquido en el oído interno.

Para determinar qué causa sus síntomas, su proveedor de atención médica puede realizar diferentes pruebas. Estos incluyen un examen de audición, análisis de sangre o pruebas para medir los movimientos de sus ojos. Si estas pruebas no pueden descartar un derrame cerebral, es posible que también necesite una resonancia magnética.

El equipo de Newman-Toker experimenta con gafas que miden automáticamente los movimientos de los ojos. Prueban si las gafas protectoras pueden ayudar a los médicos del Departamento de Emergencias a realizar mejores diagnósticos.

Debido a que algunos trastornos del equilibrio pueden parecer similares, es posible que las personas no siempre obtengan el diagnóstico y el tratamiento correctos en el primer intento, afirma Newman-Toker. Es posible que deba visitar a otro médico o probar diferentes tratamientos antes de sentirse mejor.

Encuentre lo que funciona

Algunos trastornos del equilibrio tienen tratamientos sencillos. Pero otros pueden ser complicados. Para el VPPB, un proveedor de atención médica capacitado puede realizar una serie de movimientos sencillos de la cabeza. Estos mueven los cristales sueltos a su lugar.

La enfermedad de Ménière es más difícil de tratar. Los cambios en el estilo de vida, como dejar de fumar y comer menos sal, a veces pueden reducir los síntomas. Ahora se están probando nuevos medicamentos para tratar la enfermedad de Ménière en estudios clínicos.

El laboratorio de Hoa trata de identificar las posibles causas de la enfermedad de Ménière. Están analizando cómo pueden estar involucrados los genes, las proteínas y el sistema de defensa de enfermedades del cuerpo (el sistema inmunológico). Sospechan que lo que actualmente se llama enfermedad de Ménière puede deberse a varias afecciones diferentes. Identificar las diferencias puede conducir a tratamientos más personalizados.

Pero actualmente, existen pocos medicamentos efectivos para los problemas de equilibrio a largo plazo, afirma el Dr. Anat Lubetzky, fisioterapeuta de New York University. "Para muchas personas, la solución a un problema de equilibrio es la rehabilitación del equilibrio". La rehabilitación le enseña formas de adaptarse a los mareos. También se enfoca en fortalecer los músculos y prevenir caídas.

"Las personas con trastornos del equilibrio pueden entrar en un círculo vicioso de miedo a caer", dice Lubetzky. "Pueden evitar la actividad, que luego puede crear problemas musculares y óseos".

Eso, a su vez, puede aumentar el riesgo de más caídas. "Tiene que recuperar su confianza", asegura.

Lubetzky investiga el uso de la realidad virtual, o RV, para comprender y tratar mejor los trastornos del equilibrio. Muchas personas con trastornos del equilibrio luchan en entornos con muchas imágenes y sonidos. Entonces su laboratorio crea escenas virtuales, como estaciones de metro, para sesiones de rehabilitación. Estas escenas permiten que la gente practique caminar en pequeñas multitudes virtuales.

A medida que las personas desarrollan sus habilidades, las escenas pueden volverse más concurridas y ruidosas. El equipo espera que estos programas ayuden a las personas a recuperar la confianza en entornos concurridos sin dejar la seguridad de la clínica.

Ya sea que se trate de rehabilitación, medicamentos u otros tratamientos, puede llevar tiempo encontrar algo que funcione para usted.

"Si las cosas no salen como le dijeron, tenga en cuenta que es posible que no tenga el diagnóstico correcto", dice Newman-Toker. Es posible que deba volver a ver a su proveedor de atención médica o ver a un especialista.

También puede llevar tiempo recuperar su confianza. Mientras tanto, cualquier persona que viva con un trastorno del equilibrio, ya sea de forma temporal o permanente, también puede hacer cosas sencillas en casa para prevenir caídas y accidentes. Consulte el cuadro de Elecciones sabias para obtener consejos.

Enlaces

Referencias

Información relativa

Obtenga más información

Elecciones sabias

Vivir con un trastorno del equilibrio

Para ayudar a prevenir caídas y otros accidentes:

  • Evite caminar en la oscuridad, ya sea adentro o afuera.
  • Use zapatos de tacón bajo o zapatos para caminar.
  • Utilice un bastón o un andador, si es necesario.
  • Coloque pasamanos a las escaleras y a los baños de su hogar.
  • Manténgase físicamente activo para mejorar su equilibrio y fuerza. Un fisioterapeuta puede ayudarlo a aprender a hacer ejercicio de manera segura.
  • Hable con su proveedor de atención médica sobre si es seguro conducir.
Actualizada en Enero de 2022