Temas de salud

Octubre de 2021

Más que el resfriado común

Ilustración de una persona joven tosiendo en su codo

Las medidas de COVID-19 disminuyeron la frecuencia con la que nos enfermamos a causa de muchos otros virus. Pero un virus común ha ido en aumento este año. Se denomina virus sincitial respiratorio o VRS.

El VRS suele ser más común en otoño, invierno y primavera. Pero este año, las infecciones aumentaron durante el verano. Esto probablemente se deba al levantamiento de las precauciones de COVID-19, como el uso de mascarilla y el distanciamiento social, comenta el Dr. Barney Graham, médico que estudia los virus en los NIH.

Casi todo el mundo contrae el VRS antes de los 2 años. Es una de las causas más comunes de enfermedad en los niños. Pero a diferencia de muchos otros virus que infectan los pulmones, puede contraer el VRS una y otra vez.

"El VRS tiene varias formas de evadir el sistema inmunológico", asegura Graham. "Entonces, las personas se vuelven a infectar con el VRS en promedio cada tres a 10 años".

El VRS infecta las células que recubren los pulmones y las vías respiratorias. Muchos síntomas imitan el resfriado común, como secreción nasal, pérdida del apetito y tos o sibilancias.

Los síntomas generalmente permanecen leves en niños mayores y adultos. Pero algunas personas corren el riesgo de padecer enfermedades más graves. Estos incluyen bebés, adultos mayores y personas con un sistema inmunológico sistema inmunológico debilitado.

Algunas personas desarrollan neumonía o inflamación en los pulmones debido al VRS. Esté atento a los síntomas que empeoran con el tiempo o si presenta dificultad para respirar o beber líquidos. Las personas con estos síntomas deben consultar a un proveedor de atención médica de inmediato. Un análisis de sangre puede mostrar si tiene VRS u otro virus con síntomas similares.

Para los casos leves, la fiebre o los analgésicos de venta libre pueden ayudar a reducir los síntomas. Pero las personas con casos más graves pueden necesitar tratamiento en un hospital.

El VRS se transmite fácilmente entre las personas. Puede viajar en gotitas al toser o estornudar. También puede permanecer en superficies como pomos de puertas y mesas. Eso significa que puede contraerlo si toca una superficie infectada y luego se toca la cara.

La mayoría de las personas que contraen VRS leve se sienten mejor en una o dos semanas. Pero las personas aún pueden transmitirlo incluso después de que dejen de mostrar síntomas.

Los investigadores de los NIH han estado trabajando durante décadas para desarrollar vacunas contra el VRS. Hace poco, los científicos han podido tomar fotografías detalladas de proteínas en la superficie exterior del virus. Esto les permitió crear una vacuna que ataca mejor al virus.

En las primeras investigaciones, "esta vacuna resultó ser radicalmente mejor que cualquiera que se haya probado antes", dice Graham. Los investigadores esperan que pronto haya una vacuna disponible para los grupos en riesgo. Tal inyección podría proteger a los recién nacidos al vacunar a sus madres antes del nacimiento, agrega.

Una vacuna contra el VRS podría hacer mucho más que prevenir una infección, afirma Graham. Los niños que contraen VRS grave cuando son bebés tienen un mayor riesgo de tener otros problemas pulmonares, como asma. Por lo tanto, una vacuna también podría prevenir algunos casos de problemas pulmonares en el futuro.

Hasta que haya una vacuna, una buena higiene es la mejor manera de evitar contraer el VRS y otros virus. Consulte el cuadro de Elecciones sabias para obtener consejos sobre cómo mantenerse saludable.

Enlaces

Referencias

Información relativa

Obtenga más información

en

View this article in English:
Recognizing RSV: More Than the Common Cold

Elecciones sabias

Protéjase contra los gérmenes

  • Evite el contacto cercano con personas que tengan síntomas similares a los del resfriado.
  • Lávese las manos con frecuencia con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Utilice gel para manos a base de alcohol si no puede lavárselas. Asegúrese de que contenga al menos un 60% de alcohol.
  • Limpie y desinfecte las superficies que se tocan con frecuencia, como pomos de puertas, juguetes y dispositivos móviles.
  • Evite tocarse la cara con las manos sin lavar.
  • Cúbrase al toser y estornudar con un pañuelo de papel o la manga superior de la camisa, no con las manos.
  • Quédese en casa cuando esté enfermo.
Actualizada en Octubre de 2021